Exposición al sol

Los rayos ultravioleta (UV) son una forma invisible de radiación. Pueden penetrar la piel y dañar las células. Las quemaduras de sol son un signo de daño en la piel. El bronceado tampoco es saludable. Aparece después que los rayos del sol ya mataron algunas células y dañaron otras. Los rayos UV pueden causar lesiones en la piel durante cualquier estación del año y a cualquier temperatura. También pueden causar problemas en los ojos, arrugas, manchas en la piel y cáncer de piel.

Para protegerse:

  • Manténgase alejado del sol cuando sus rayos son más fuertes (entre las 10 a.m. y las 4 p.m.)
  • Use protector solar con un SPF de 15 o más
  • Utilice ropa protectora
  • Use anteojos de sol con buena cobertura que le brinden 100 por ciento de protección contra los rayos UV
  • Evite las lámparas solares y las camas para broncearse

Revise su piel con regularidad para detectar cambios en el tamaño, la forma, el color o la textura de sus marcas de nacimiento, lunares y manchas. Esos cambios pueden ser un signo de cáncer en la piel.

Cómo reducir el riesgo de sufrir quemaduras de sol, cáncer de piel y envejecimiento prematuro de la piel causado por el sol

El daño que el sol inflige en el cuerpo está causado por la radiación ultravioleta (UV) invisible. Una quemadura solar es un tipo de lesión cutánea causada por el sol. El bronceado también es un signo de la reacción de la piel a la radiación ultravioleta posiblemente dañina mediante la producción de pigmentación adicional que ofrece cierta —aunque con frecuencia insuficiente— protección contra las quemaduras solares.

Pasar tiempo bajo el sol aumenta el riesgo de contraer cáncer o sufrir un envejecimiento prematuro de la piel. Este riesgo existe para personas con cualquier tono de piel. Para reducir el riesgo, puede:

  • Limitar el tiempo que pasa bajo el sol, especialmente entre las 10 a.m. y las 2 p.m., que es cuando los rayos del sol son más intensos.
  • Vestir ropa que cubra la piel expuesta al sol, como camisas de manga larga, pantalones, anteojos de sol y sombreros de ala ancha. Ahora existe ropa de protección solar. (La FDA regula estos productos sólo si están destinados para fines médicos).
  • Usar protectores solares de amplio espectro con un factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de 15 o más con asiduidad y de acuerdo con las instrucciones. (Los protectores solares de amplio espectro ofrecen protección contra los rayos UVA y UVB, dos tipos de radiación ultravioleta emitidos por el sol.)

 

10 pequeños cambios para mejorar tu salud

Basta con modificar algunos hábitos para disfrutar de una vida plena y sana. Algunos sencillos cambios como corregir la postura, variar la dieta, cultivar el intelecto o cuidar las emociones provocarán una mejora de tu salud en cadena.

Porque la salud es la inversión que conlleva mayor beneficio, te ofrecemos las claves para tratar de disfrutar de una vida plena.

1. Cuida tu cuerpo

La prevención y la detección precoz de la enfermedad son los dos pilares básicos para mantener el estado de salud. Además de tener unos hábitos de vida saludable, la vacunación es fundamental para la prevención. Respecto a la detección precoz, la realización de chequeos periódicos es clave: estudios urológicos para el cáncer de próstata y ginecológicos para cánceres de mama y cérvix, colonoscopias para el de colon, espirometría para EPOC, etc.

Recuerda. Hacerte un chequeo es la inversión que conlleva el mayor beneficio, el de tu salud.

2. ¡Esa postura!

El dolor de espalda de uno de los malestares más extendidos y más sencillos de prevenir. Hacer ejercicios de flexibilización con pilates o yoga y potenciar la musculatura abdominal y dorsolumbar con natación o en el gimnasio son unos pequeños cambios con los que prevenir enfermedades de la columna.

Recuerda. Cuida la higiene postural en el trabajo y realiza un mínimo de 10 minutos diarios de ejercicio: prevendrás el dolor de espalda y ganarás en bienestar.

3. Menos plato y más zapato

Cualquier persona que desee ganar en salud, además de mejorar la dieta, debe aumentar la cantidad de ejercicio físico. Realizar 5 comidas al día, entre las que no deben faltar un desayuno completo formado por lácteos, frutas y cereales integrales y una cena ligera, no bastan para estar sanos: ponerse en forma nos ayuda a reducir los factores de riesgo cardiovascular, además de actuar como relajante emocional.

Recuerda de forma habitual y ponte unos objetivos reales: te sentirás mejor.

4. Duerme lo suficiente (y un poquito más)

No podemos vivir sin dormir. De hecho, dormir lo suficiente (7-8 horas) y con un sueño de buena calidad es fundamental para mantener una vida saludable.

Recuerda. Si duermes poco o mal, aumenta el riesgo de padecer algunas enfermedades y disminuye tu calidad de vida. ¡Dormir bien es salud!

5. Dale al play

Está confirmado: las personas más activas cerebralmente están más protegidas contra el deterioro cognitivo, lo que se traduce en bienestar y prevención de enfermedades como el alzhéimer o la demencia.

Recuerda. Mantente activo socialmente, lee libros y periódicos, disfruta de la música y la pintura, aprende a tocar un instrumento o un nuevo idioma, haz pasatiempos… ¡Dale trabajo a tu cerebro y detén el deterioro cognitivo!

6. ¡Mójate!

El agua es fundamental para el cuerpo humano, tanto para ayudar a nuestro organismo a recuperar la que se pierde a través de la orina, el sudor o el aliento como para realizar uno de los deportes más completos y recomendables, en el que se trabajan todos los músculos, ligamentos y tendones: la natación.

Recuerda. Nunca esperes a tener sed para beber agua (una media de 2 litros diarios) e intenta nadar al menos una vez por semana: tu cuerpo te lo agradecerá.

7. Reserva 5 minutos al día para relajarte

Aunque los factores de riesgo más conocidos (tabaco, colesterol, hipertensión) son una parte importante, está comprobado que los factores psicológicos también son un gatillo de numerosas enfermedades cardiovasculares como el ictus, la angina de pecho o el infarto de miocardio.

Recuerda. Reduce las sustancias estimulantes y disfruta de actividades relajantes (música, respiración, ejercicios suaves como tai chi): vivir sin estrés es el secreto de una vida longeva y de calidad.

8. Mira el cielo a diario

Habrás notado que tus ojos se resecan mucho los días que haces un uso continuado de tu ordenador o tu smartphone. Esto puede dañarlos porque genera estrés visual e incluso vista cansada y miopía. El mejor consejo para evitarlo es intentar mantener la pantalla al menos a 50 cm de distancia y aplicarte colirio cuando notes tus ojos secos.

Recuerda. Tómate un breve descanso de tus pantallas cada 2-3 horas, mira al cielo o al horizonte y parpadea con frecuencia: ganarás en salud ocular.

9. ¡Sonríe!

Las emociones positivas, como la alegría, el entusiasmo, la satisfacción o el orgullo, son una fuente necesaria de bienestar y calidad de vida y proyectan una imagen nuestra más atractiva, lo que favorece que otras personas positivas deseen aproximarse a nosotros.

Recuerda. Si evitas sonreír porque no te gusta el aspecto de tu boca, ponle remedio de inmediato con una ortodoncia, unas carillas de porcelana o un blanqueamiento dental. Porque si te ríes, liberas el estrés y la ansiedad y ganas en salud física y mental de manera inmediata.

10. Quiérete mucho

Verse bien es sentirse bien. Si alguna parte de tu anatomía no te gusta, sigue los nueve consejos anteriores: deporte, dieta equilibrada, manejo del estrés y abandono de los malos hábitos. Además, la dermatología y la cirugía estética te ofrecen variadas soluciones, tanto para corregir, como para mejorar (cirugía láser ocular, blefaroplastia, aumento de pecho, etc.).

Recuerda. El elixir de la eterna juventud no existe, pero está en tu mano retrasar el envejecimiento y modificar tu imagen.

Cómo prevenir las infecciones virales

Las estadísticas muestran un repunte debido a las condiciones climáticas, sanitarias y socio económico inestables, aunado a los elevados niveles de estrés.

Hábitos que empeoran el malestar de la gripe

Los gérmenes son pequeños microorganismos que se introducen en nuestro sistema y causan enfermedades. Hoy son cada vez más agresivos y resistentes a los antisépticos y antibióticos, mientras que el organismo es más susceptible a sufrir de infecciones virales.

Si bien se toman medidas para prevenir las patologías infecto-contagiosas, también se debe mantener el sistema inmunológico en las mejores condiciones posibles para prevenirlas o salir de ella lo más rápida y efectivamente posible.

Uno de los métdos preventivos son los llamados Sueros Antistress, se trata de infusiones endovenosas de altas concentraciones de vitamina C, complejo B, magnesio, manganeso y zinc para aumentar los niveles de energía celular (ATP) que permite que el sistema de defensa tenga mayor resistencia a las infecciones virales.

“Es recomendable aplicar sueros semanales por cuatro semanas consecutivas”, explica el Dr. Juan Carlos Méndez, médico cirujano especialista en medicina antienvejecimiento del Centro Médico Antienvejecimiento.

Por otro lado, si ya la infección se ha instalado, se recomiendan los Sueros Antivirales y Soluozono, otro tipo de soluciones endovenosas con altas dosis de vitaminas y minerales de vitaminas. El Ozono tiene un efecto germicida, bactericida y fungicida para potenciar el efecto anti-infeccioso. En estos casos, se recomiendan por 3 días consecutivos. “Durante este proceso también se debe evitar el consumo de azúcares refinados ya que tiene efecto inmunodepresor”, afirma Méndez.

Además, una de las mejores formas de prevenir enfermedades es manejando el estrés, ya que éste debilita el cuerpo y afecta el ánimo.

Países a los que es obligatorio viajar con seguro.

Hay países que exigen la contratación de un seguro de viaje obligatorio con coberturas de asistencia médica y repatriación para poder entrar en su territorio.

A la hora de viajar, la contratación de un seguro de viaje nos garantiza una serie de coberturas que, en función del tipo de póliza, pueden ser la asistencia médica y hospitalización por enfermedad y accidente, la repatriación o el reembolso por anulación o pérdida de equipaje, entre otras.

Quizá haya quien piense que el seguro no sea un trámite obligatorio cuando organizamos un viaje. Sin embargo, no es así. Hay países que exigen la contratación de un seguro de viaje con coberturas de asistencia médica y repatriación para poder entrar en su territorio. Además, cada estado o grupo de ellos imponen una serie de condiciones a estas pólizas.

Seguro para viajar a Ecuador

A partir de mayo de 2018,  quienes vayan a viajar a Ecuador tendrán que cumplir con la Ley Orgánica de Movilidad Humana por el tiempo en que se mantengan en territorio ecuatoriano. De acuerdo con los artículos 57 y 58, todo extranjero que ingrese a Ecuador por puertos, aeropuertos o fronteras deberá presentar en migración un certificado, factura o comprobante de contar con un seguro de viaje internacional válido en Ecuador y durante toda la estancia en el país. Según recomendaciones del Ministerio de Exteriores de viaje a Ecuador, “conviene que dicho seguro sea lo más amplio posible, con cobertura extensiva de gastos médicos y que incluya la repatriación a España”.

Seguro de viaje para Cuba

Para entrar en Cuba es obligatorio disponer de una seguro de viaje a Cuba con una amplia cobertura de gastos médicos, de repatriación y de asistencia 24 horas. Y es que las principales incidencias en viaje en la isla están relacionadas con asistencias médicas por enfermedad o accidente y robos de equipaje. Por otro lado, la atención sanitaria a turistas es independiente de la que reciben los ciudadanos cubanos y se ofrece en centros del sistema Servimed. En ellos, el pago suele hacerse en efectivo y el coste puede llegar a ser elevado, especialmente en el caso de urgencias y hospitalización.

La compañía de seguros entregará al viajero una carta que acredita que éste contará con asistencia médica en Cuba.

Seguro para viajar a Rusia y Bielorrusia.

En primer lugar, es obligatorio que el viajero disponga de un visado válido que abarque el periodo de estancia previsto y en el que se indique el número de entradas que va efectuar en el país. Para ello, se debe acreditar la contratación de un seguro de viaje con una cobertura médica que pueda hacer frente a cualquier contingencia, incluida la repatriación. La aseguradora proporcionará al viajero una carta para que las autoridades confirmen que este tendrá garantizada dicha cobertura en el destino.

En concreto, en Rusia la calidad de la atención sanitaria varía según la región y, llegado el caso, puede ser necesario recibir asistencia en un centro privado.

Desde febrero de 2017, los españoles que deseen viajar a Bielorrusia durante un máximo de cinco días no necesitarán un visado siempre y cuando cumplan una serie de requisitos, entre los que se encuentran el seguro de viaje. Esta póliza debe tener un límite de garantías mínimo de 10.000 € y tener validez en el territorio bielorruso, ya que muchos seguros no incluyen este país.

Seguro para viajar a Argelia

A la hora de solicitar un visado para entrar en Argelia, el consulado o Embajada requiere, entre otros documentos, un seguro de viaje que debe cubrir un mínimo de días de estancia según el objetivo del viaje, aunque éste sea por una estancia inferior. La copia a presentar deberá contener el nombre completo del solicitante y especificar que tiene cobertura para Argelia y/o Riberas del Mediterráneo y que la póliza es válida durante todo el viaje, además de estar sellada y firmada de la compañía aseguradora. Recuerda que los trámites para lo obtención de visados pueden extenderse varios meses, por lo que es recomendable reunir con antelación todos los documentos a aportar para su obtención.

Seguro de viaje para Irán

Sólo si el motivo de tu viaje a Irán es el turismo, tienes la opción de obtener el visado en la frontera, siendo éste de una sola entrada y de 90 días de validez. No obstante, además de que el tiempo de espera para tramitarlo oscila entre 2 y 6 horas, se pueden producir algunos rechazos de entrada en la frontera a ciudadanos españoles por parte de las autoridades iraníes. Por este motivo, es recomendable solicitar el visado en la Embajada de Irán con una antelación mínima de un mes. Si el objeto del viaje es diferente al turístico (académico, deportivo, negocios…) los visados requieren de autorizaciones administrativas previas de diversos organismos iraníes, por lo que el tiempo de tramitación es más lento.

Para tramitar la visa para viajar a Irán es necesario aportar un seguro de viaje en cuyo certificado se exprese claramente el nombre del titular y la validez de la póliza, que ha de coincidir con el período de vigencia del visado. Tal y como recomiendan desde el Ministerio de Exteriores, te recomendamos adquirir un seguro de viaje con amplia cobertura de gastos médicos.

Seguro para viajar por el Espacio Schengen

Lo conforman Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Suecia y Suiza. Obtener un seguro Schengen nos permite obtener la visa para viajar por estos 26 países por un máximo de 3 meses en un periodo de 6 meses sin tener que realizar gestiones adicionales para cada uno de ellos. Por otro lado, para visitar uno de los cinco países de la Unión Europea que no pertenecen al espacio Schengen (Bulgaria, Rumanía, Chipre, Irlanda y el Reino Unido), se necesitará solicitar un visado aparte para cada uno de estos países.

El seguro Schengen tiene que cumplir una serie de requisitos mínimos. Hay países que requerirán una carta proporcionada por tu compañía de seguros que refleje que la póliza cumple estas condiciones.

  • Cubrir gastos de repatriación en caso de emergencia o fallecimiento, la asistencia médica de urgencia y la atención hospitalaria de urgencia, con una cobertura mínima de 30.000 euros.
  • Validez igual al tiempo de permanencia en territorio Schengen, es decir, al tiempo para el que se expedirá el visado.

Hay 43 países que no pertenecen a la Unión Europea (Argentina, Chile, Venezuela, Brasil, Colombia, México, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Japón y Corea del Sur, entre otros) cuyos ciudadanos no necesitan visado Schengen para viajar tras los acuerdos establecidos con cada uno de ellos. Eso sí, a dichos ciudadanos se les examinará la documentación de viaje, así como otras condiciones de entrada, las cuales incluyen un seguro de viaje con las mismas condiciones que el que se exige para obtener la visa Schengen. Una vez en el espacio Schengen, tendrán lo mismos derechos que el titular de un visado Schengen.

 

 

 

Seguro de Salud o Seguro Médico

El seguro de salud (tambien llamado seguro médico o seguros de gastos médicos) es un contrato entre usted y una compañía de seguros.

A cambio de que usted haga los pagos de la prima, la compañía de seguros de salud acuerda pagar los gastos médicos en los que usted pueda incurrir bajo los términos del contrato.

El seguro de salud es esencial en estos tiempos, ya que un simple accidente o una enfermedad seria podrían acabar con sus ahorros y hundirlo en deudas.

Existen muchas razones para adquirir un seguro médico para usted y su familia, pero ésta es la más importante, debido a que los gastos médicos pueden alcanzar decenas de miles de dólares o más por una simple lesión o enfermedad. Además, los costos por hospitalización y tratamiento de lesiones continúan creciendo a un ritmo que excede la inflación.

¿Qué son los “servicios cubiertos” ?

Su póliza de seguro de salud es un acuerdo entre usted y su compañía de seguros. La póliza hace una lista de un paquete de beneficios médicos tales como pruebas, medicamentos y servicios de tratamiento. La compañía de seguro se compromete a cubrir el costo de ciertos beneficios que están anotados en su póliza. Estos son los llamados “servicios cubiertos”.

Su póliza también tiene una lista de los tipos de servicios que no están cubiertos por su compañía de seguro. Usted tiene que pagar por cualquier cuidado médico que reciba que no esté cubierto.

¿Qué es una necesidad médica? ¿Eso es diferente de un servicio cubierto?

Tenga en mente que una necesidad médica no es lo mismo que un beneficio médico. Una necesidad médica es algo que su médico ha decidido que es necesario. Un beneficio médico es algo que su plan de seguros se ha comprometido a cubrir. En algunos casos, su médico podría decidir que usted necesita cuidado médico que no está cubierto por su póliza de seguro.

Las compañías de seguros determinan qué pruebas, medicamentos y servicios van a cubrir. Estas opciones se basan en su conocimiento de los tipos de cuidados médicos que la mayoría de los pacientes requieren. Las opciones de su compañía de seguros pueden significar que la prueba, medicamento o servicio que usted necesita no está cubierto por su póliza.

¿Qué debo hacer?

Su médico tratará de familiarizarse con la cobertura de su seguro de modo que él o ella pueda proporcionarle el cuidado que está cubierto. Sin embargo, existen tantos planes de seguro diferentes que no es posible para su médico saber los detalles específicos de cada plan. Al comprender la cobertura de su seguro, usted puede ayudarle a su médico a recomendarle cuidado médico que está cubierto por su plan.

  • Tómese su tiempo para leer la póliza de seguro. Es mejor saber lo que su compañía de seguros pagará antes de que usted reciba un servicio, de que le hagan una prueba o de que le surtan una prescripción. Algunos tipos de cuidado puede que tengan que ser aprobados por su compañía de seguros antes de que su médico pueda proporcionárselos.
  • Si usted aún tiene preguntas con respecto a su cobertura, llame a su compañía de seguros y pídale a un representante que se lo explique.
  • Recuerde que es la compañía de seguros —no su médico— la que toma las decisiones acerca de lo que se va a pagar y de lo que no se va a pagar.

¿Qué sucede si mi médico me recomienda cuidados que no están cubiertos por mi seguro?

La mayoría de las cosas que su médico le recomienda estarán cubiertas por su plan, pero algunas puede que no. Cuando usted se hace una prueba o tratamiento que no esté cubierto, o le llenan una prescripción para un medicamento que no está cubierto, su compañía de seguros no pagará la cuenta. A esto con frecuencia se le llama “negación del reclamo”. Usted aun puede obtener el tratamiento que su médico le recomendó pero tendrá que pagar por el usted mismo.

Si su compañía de seguro le niega su reclamo usted tiene derecho a una apelación, es decir a desafiar la decisión. Antes de decidir apelar familiarícese con el proceso de apelación de su compañía de seguros. Esto debe estar descrito en el libro de su plan. Además, pregúntele a su médico por la opinión de él o de ella. Si su médico piensa que está bien que usted haga una apelación, él o ella puede ser que le ayude durante el proceso.

La Salud es muy importante para todo ser viviente, recuerda tener el riesgo mínimo para mantenerla siempre bien.

Fuente: Family Doctor
http://familydoctor.org/e688.xml