Asegurar el carro es una inversión que vale la pena

El carro es uno de los bienes que en Venezuela están más expuestos al riesgo. Es por eso que muchos acuden a las aseguradoras para tener un respaldo en caso de un siniestro. Las compañías de seguros en el país suelen responder por el casco del vehículo, así como por los daños que se puedan producir a terceros. El precio de esas pólizas viene dado por un convenio entre el usuario y la aseguradora. Los indicadores que se utilizan son los referenciales que proporcionan el sistema Inma Ingeniería de Mantenimiento Automotriz­ y el valor del vehículo en el mercado. Sin embargo, y para protegerse de las eventuales alzas en los costos se puede optar por una suma mayor a través de los corredores. Alejandro Miro Quesada, gerente nacional de La Oriental de Seguros, calcula que 82% de la cartera de clientes de la empresa busca pólizas para carros. “La gente necesita la tranquilidad de estar protegido.

Es la garantía de que alguien responderá por el vehículo, de ser necesario”, indica. Requisitos. Para gestionar el servicio hay que cumplir con algunas formalidades que dicta la Superintendencia de la Actividad Aseguradora, entre las que se cuentan: planilla de solicitud, copia de certificado de origen, factura de compra (en caso de un vehículo nuevo), certificado de registro y traspaso (si aplica), copia la cédula de identidad, certificado médico y licencia de conducir vigentes. Si el carro es 0 kilómetros, por lo general no es necesaria una inspección; si es usado, la empresa de seguros encargará a un perito la evaluación correspondiente. Luego se debe elegir el tipo de póliza que se desea. La básica y obligatoria es la de responsabilidad civil, en la que se ampara el daño que el conductor pudiese ejercer sobre terceros. La otra opción común es la cobertura amplia, en la que se responde por el automóvil en caso de pérdida total o parcial, accidente, o robo.

Cada compañía aseguradora propone algunos beneficios adicionales.

En Zurich Seguros, por ejemplo, existe la figura del car protect que permite seleccionar aquellos elementos que se prefieren proteger más. Facundo Montenegro, CEO de Seguros Generales para Zurich en Venezuela, explica que esta modalidad funciona bajo dos supuestos: aumentar la protección por la exposición al peligro a la que el cliente somete a su carro o para optimizar el presupuesto: “Pueden pensar con la cabeza, a conciencia del riesgo que corre el automóvil, o con el bolsillo, dependiendo de lo que se puede pagar”. Iberoamericana de Seguros ofrece a los usuarios otras alternativas con las coberturas para accidentes personales para ocupantes de vehículos, asistencias en viajes, eventos catastróficos, servicios odontológicos y accidentes personales. Aumento de la prima. La suma asegurada puede variar respecto al año anterior por razones que van desde la marca del carro y su antigüedad hasta el valor de reposición. Cada año se fija una tasa, un porcentaje que se suma al valor final y que viene dado, en principio, por los daños de cascos. La otra variable que puede influir en el precio es la responsabilidad civil que cambia según varíe la unidad tributaria. Esto puede representar un gasto importante para cualquiera. Pero lo cierto es que resulta de gran ayuda contar con alguien que responda al momento de un imprevisto.

FUENTE: Entorno Inteligente www.entornointeligente.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *