Un cambio de opinión a tiempo

Como un contador público certificado, Bryan Hoskins tenía un gran respeto por la Planificación Financiera. Él creía en la idea de invertir concienzudamente, particularmente en acciones; pero él no creía que un seguro de vida era una buena inversión. El argumento de Bryan era que “él no quería pagar por algo que no iba a utilizar”, recuerda su esposa Dean. Ella tenía una opinión diferente. Tenía un postgrado en gerencia de riesgos en seguros, y trabajaba para una compañía de seguros. Ella entendía que cada uno necesitaba protección de seguro de vida, especialmente porque tenían planeado tener hijos pronto. El mejor amigo de Bryan, Cullen Douglas, también compartía esta opinión. Éste se había especializado como agente de seguros de vida justo un poco antes de que Bryan y Dean se casaran. Entre los dos, lograron convencer a Bryan de contratar su propia póliza de vida.

Un par de años después, mientras se encontraba visitando a su familia, Bryan, que para entones era el padre de dos pequeñas mellizas de dos años de edad, se comenzó a quejar de un dolor en su brazo derecho, por lo que consultó con un médico. El diagnosticó de un médico local fue de ataque de ansiedad. Pero cuando retornó a su hogar, y buscó una segunda consulta, los médicos encontraron una causa más siniestra. Bryan tenía un tumor cerebral agresivo. Murió seis meses después a la edadv de 32 años.

Dean había dejado su trabajo en la industria del seguro poco después de que los mellizos hubieran nacido. Sola y con dos pequeñas hijas que mantener, no tuvo que sufrir la ansiedad de tener que regresar a las largas horas de tráfico pesado para poder ir a su antiguo trabajo. Afortunadamente, Dean pudo utilizar los ingresos provenientes de la póliza de vida de Bryan para invertir en una tienda de venta de artículos para niños y en una importadora. Como propietaria de un negocio, Dean ha podido lograr programar su vida de manera de tener tiempo para cumplir con sus nuevas responsabilidades de negocio y las necesidades de sus dos hijas. “El seguro de vida verdaderamente me a proporcionado paz mental y más aún el coraje de continuar el tipo de vida que Bryan quería para nosotras”, dice Dean. Fue una buena inversión para Bryan, después de todo.

Pauede ver el video en www.lifefdn.org/rls/hoskins.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *