El melanoma, el cáncer de piel más agresivo

Antes de leer este post, ve este video

Tenía más de dos años viéndome un lunar en el pecho que no me gustaba pero siempre postergaba la ida al dermatólogo. Mi padre tuvo un melanoma en la espalda cuando tenía 44 años y me acuerdo perfectamente del hueco que le dejaron después que se lo sacaron y el injerto que le hicieron tomando carne de uno de sus muslos.

Cuando me empezó a sangrar y picar entonces me es cuando fui al dermatólogo y me dijeron que tenía que operarme de inmediato, había que descartar si era un melanoma. Coordinamos la operación con un cirujano oncólogo y estético. Gracias a Dios todo salió bien pero puedo decirles que los 10 días que tardo el resultado de la patología fueron eternos y tenía los nervios de punta.

Melanomas

Tipos de cáncer en la piel

Tenía cáncer de piel pero del tipo más benigno, cáncer de células basales.

Después de la operación y con el resultado de la biopsia me volví a reunir con el dermatólogo y me dio las indicaciones que tenía que seguir para cuidarme pero me dijo algo que me dejó marcado, “estás pagando las consecuencia del sol de los 18 años, ahora a vigilar tu piel porque el daño ya está hecho”.

Hace pocos días alguien me pasó este video de youtube Querida yo a los diesciseis. Por favor difúndelo tanto como puedas y mientras sean personas más jóvenes mejor.

Hay una regla nemotécnica conocida como “ABCDE” que nos puede servir de guía para prender alarmas::

• Asimetría: el contorno de una mitad no es igual al otro

• Bordes: los bordes son desiguales, borrosos o irregulares

• Color: el color es disparejo y puede incluir tonalidades negras, cafés y canela

• Diámetro: hay cambios en el tamaño, generalmente se vuelven más grandes.

• Evolución: cualquier cambio en el lunar en las últimas semanas o meses

Esto lo pueden complementar con unas imágenes que nos pueden servir para entender un poco lo anterior:

Como último unos consejos prácticos:

• Si tienes muchos lunares o ves cambios como los anteriores presentados visita al

dermatólogo

• Se tu propio guardián de tu piel, nadie conoce su cuerpo como uno mismo.

• Limita la exposición al sol.

• Usa protectores solares con protección mayor a 15.

• Usa prendas de vestir con protección UV.

• Usa Gorra, lentes de sol y busca sombra cuando estés expuesto al sol.

• Nunca uses camas de bronceado ni bronceadores, son un veneno para tu piel.

Yo perdí a mi padre a los 47 de cáncer por favor cuídate por ti y por tus seres queridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *