Puntos Claves al Contratar una Póliza de Salud Individual

Si hay algo en que nos destacamos los venezolanos es en no leer manuales. Compremos un carro, un celular o una laptop sencillamente no nos molestamos en leer los manuales ni seguir instrucciones. El caso de los seguros no es nada distinto.

Los seguros se rigen por un contrato que se conoce como condicionado, que, según define el Diccionario Mapfre, “se refiere a la póliza, es decir, a las condiciones generales y particulares de la misma. “

rp_blog_1

Como sé que a la gran mayoría le va a fastidiar leerse un condicionado completo le voy a dar una pequeña guía o consejos de lo que debe mirar al momento de contratar una póliza de salud individual:

En primer lugar chequee el Cuadro Póliza donde debe verificar bien:

  • Nombre, Cédula de Identidad y Fecha de Nacimiento de los asegurados
  • Monto de la cobertura contratada
  • Deducible contratado
  • Otras coberturas contratadas y servicios que ofrece la póliza como pueden ser:

Maternidad
Servicio Odontológico
Servicio Oftalmológico
Atención Médica Primaria
Entrega de Medicamento
Funerario
Atención Médica Domiciliaria
Asistencia en Viaje

Después de haber verificado lo anterior debe leer en el condicionado lo siguiente en las condiciones particulares de la póliza:

  • Qué ampara la póliza
  • Plazos de espera para tener cobertura de ciertas patologías y/o enfermedades
  • Exclusiones temporales
  • Exclusiones de la póliza
  • Como tramitar los siniestros sean por Carta Aval o Reembolso

Quiero aprovechar de recordarle a mis lectores que el sector asegurador está regulado por la Superintendencia de Seguros y cada condicionado de cada compañía de seguro ha sido previamente aprobado por este organismo. Más de una vez me ha tocado lidiar con un asegurado que se queja porque los contratos de seguros tienen letras chiquitas y yo siempre les digo lo mismo: No hay letra chiquita el problema es que no leemos y si no leemos, no sabemos y nos toca enterarnos cuando el siniestro ocurre.

Seamos precavidos y empecemos a leer los condicionados y así evitaremos pasar malos momentos y sorpresas cuando menos lo necesitamos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *