¿Sabes cómo solicitar una carta aval?

IMG_3086-0.JPGSiempre vemos las operaciones y tratamientos médicos como procedimientos y situaciones complicadas por todo lo que requieren y significan, y no es para menos, es nuestra salud la que está en juego. Debemos cuadrar cuidadosamente todas las partes involucradas y además someternos al estrés de la cirugía, ya sea personal o de algún familiar. Por un lado tenemos que encargarnos de precisar todo lo referente al procedimiento médico, como conseguir la clínica y el médico tratante quien nos dará un diagnóstico preciso y el tratamiento a realizar y nos recitará una serie de medicamentos. Por otro lado, pero no menos importante, debemos solucionar el tema del costo de la operación o el tratamiento médico, que suelen tener un alto costo monetario que sale de nuestro presupuesto, pero es por eso que contamos con una póliza de salud que nos respalda en esta ocasiones, brindándonos la cobertura de todos, o casi todos los gastos involucrados. Son muchas cosas y responsabilidades que debemos tener en cuenta y controlar para que todo salga bien, pero resulta que ninguna de las soluciones están en nuestras manos, por eso nuestra mayor responsabilidad es hacer una elección inteligente de los especialistas que van a actuar por nosotros.

A la hora de acudir a una operación, tenemos que realizar una serie de trámites tediosos y que toman mucho tiempo por la importancia que requieren. En cuanto a nuestra póliza de salud, el trámite más importante que tenemos que hacer es tramitar la Carta Aval, que emite la compañía aseguradora a fin de garantizar a la clínica el pago de los gastos médicos implicados en la operación y/o tratamiento médico. La verdad es que son muchos los casos en que oímos que surgen problemas con este trámite, como que no salió a tiempo o que no cuadran los montos, y la mayoría de las veces ocurre porque no tenemos así sea un conocimiento básico de lo que significa o requiere. De entender la importancia la Carta Aval y la ayuda y alivio que nos brinda, podremos tomar más conciencia o tener más paciencia en el proceso de tramitación, porque cuando estamos en estas situaciones de salud queremos que todo salga rápido y de la manera más fácil, pero al ser temas de gran delicadeza los que se tratan, como nuestra salud y nuestro dinero, debemos tener consideración. Por esta razón, hay puntos claves que debemos tomar en cuenta para que el procedimiento de pedir la Carta Aval sea menos pesado y restemos una complicación o preocupación en estas situaciones, porque para eso existen los seguros, para respaldar y facilitar aquellos problemas que atacan constante e inesperadamente nuestra vida.

Algunos de estos consejos son:

1. Si la operación no surge de emergencia, es recomendable planificarla con tiempo para poder organizar todo y poder tomar las previsiones necesarias para evitar percances, y de ser una emergencia, es recomendable que tengamos conocimiento previo sobre estos procesos para que no nos tomen por sorpresa.

2. Siempre debemos tomar en cuenta si la clínica donde planeamos asistir es convenida o no con nuestra compañía de seguros. Cuando la clínica y la compañía están convenidas, coincide el presupuesto de la operación o tratamiento médico con el monto de cobertura que asigna la Carta Aval redactada por nuestra compañía de seguros, de no ser así, los montos difieren y debemos pagar la deuda de lo que sobrepasa nuestra cobertura.

3. Debemos tramitar la Carta Aval con tiempo anticipado para que nuestra compañía de seguros y nuestro asesor en caso de tenerlo, puedan cumplir con su papel de “Padre de Familia”, es decir, abogar por el cliente y negociar con la clínica convenida el monto de la operación de manera que no solo coincidan los presupuestos sino que no nos quedemos sin cobertura para tener disponibilidad de gastos futuros imprevistos relacionados con la operación. Este proceso de negociación entre la clínica y la compañía, hace que el trámite tome más tiempo, pero debemos tomar en cuenta que es conveniente y por ello debemos tomarnos el tiempo necesario que requiere para que salga de manera exitosa.

4. Evitemos fijar la fecha de intervención quirúrgica con el médico hasta que la Carta Aval no haya sido aprobada por las dos partes involucradas, de manera que evitemos percances y malentendidos futuros.

De tener alguna otra duda sobre el trámite de la Carta Aval, o cualquier otro tema relacionado con tus seguros, no dudes en comunicarte con tu compañía aseguradora o tu asesor de seguros para conseguir respuestas concretas. Recuerda que mientras más conocimiento tengas sobre el funcionamiento de tus pólizas, podrás evitar malentendidos inesperados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *