Consejos para dormir y descansar bien todas las noches

cansancio_cronico-estres-salud_ELFIMA20130816_0026_1Todos hemos sido víctimas alguna vez de tener problemas para dormir bien durante la noche, ya sea por algún problema o condición del momento o porque simplemente nos resulta imposible conciliar el sueño. Al no dormir las horas necesarias de forma óptima, nos despertamos cansados, irritables y distraídos, lo que afecta nuestro desenvolvimiento durante el día. No trabajamos bien porque no tenemos la suficiente energía por lo que nuestro rendimiento disminuye, se nos olvidan las cosas porque nuestro cerebro no está descansado sino recargado y es posible que nos enfermemos más de lo normal porque estamos más sensibles y frágiles. Está médica y científicamente comprobado que mientras dormimos, al estar tumbados, el organismo descansa más; la posición horizontal facilita que las articulaciones soporten menos peso que durante el día y que los músculos se liberen de la tensión, se relajen y se regeneren.Sindrome-de-cansancio-cronico

Dormir bien durante la noche ayuda al fortalecimiento del sistema inmunológico y circulatorio del cuerpo, pues al descender la presión arterial, el corazón necesita realizar menos esfuerzo para bombear sangre al cuerpo; de esta forma, un sueño reparador es beneficioso en todos los aspectos referentes al buen estado de salud físico y sicológico, ya que muchas alteraciones emocionales como la ansiedad o la depresión, están relacionadas con la falta de sueño. Aunque la cantidad de horas estandarizadas por los doctores para dormir es de ocho horas aproximadamente, cada cuerpo funciona de manera distinta, algunas personas se conforman con dormir cinco horas, lo realmente importante es que al despertarnos nos sintamos suficientemente descansados.

 

Debemos seguir los siguientes consejos de forma habitual:

  • Mantener un horario regular, acostándonos y levantándonos a la misma hora cada día. Si nos gusta tomar una siesta durante el día, que sea corta (no más de media hora) y una sola vez al día para poder dormir bien por la noche.
  • Hacer ejercicio con regularidad ayuda a liberar las tensiones, pero hay que tomar en cuenta que este no debe realizarse cerca de la hora de irnos a dormir pues el ejercicio estimula al cuerpo y debemos esperar un tiempo para relajarnos.

dormir-bien

  • No debemos consumir alimentos pesados en la cena porque nos harán dormir incómodos. Los dulces, las bebidas energéticas con cafeína, las bebidas alcohólicas y el cigarro son estimulantes.
  • Debemos crear un ambiente propicio en nuestra habitación, cerremos puertas y ventanas para aislar el ruido, busquemos la mayor oscuridad posible y una temperatura promedio de 21 grados.
  • Debemos adoptar la postura y vestimenta adecuada. Lo recomendable es dormir horizontalmente con una almohada que no sea tan alta y de sufrir de algún dolor en el cuerpo buscar la postura que menos moleste. También se recomienda dormir con una pijama cómoda, que no apriete y que se ajuste a la temperatura del ambiente.
  • Es normal tener una televisión en el dormitorio, pero no es recomendable ver televisión antes de dormir, puesto que las imágenes y sonidos estimulan al cerebro y nos distraen del sueño. En vez de ver la televisión en la habitación, podemos verla en el salón y luego en la habitación poner un poco de música relajante a un volumen moderado o leer algún libro para ir despejando y relajando nuestro cerebro.
  • De haber tenido un día agitado o tener algún problema, es de gran ayuda tomar una taza de té caliente de manzanilla, paciflora, valeriana o cualquier otra hierba que nos ayude a relajarnos.

Así como es normal oír “dormir es uno de los mayores placeres”, que sin duda lo es, también tenemos que saber que es una responsabilidad que tenemos con nosotros mismos; es la clave para que seamos útiles en el día y debemos hacer todo lo posible para dormir correctamente. Dormir es un placer porque al levantarnos nos sentimos bien y con energía, pero un error común sobretodo en los personas jóvenes es que duermen desordenadamente por el estilo de vida que llevan, no es saludable dormir dos horas una noche y a la siguiente doce horas, debemos intentar mantener una rutina de vida ordenada, organizar nuestro día para que nos de tiempo de cumplir con todas nuestras responsabilidades; es por eso que debemos inculcar el rito del sueño a nuestros hijos desde pequeños. No está de más advertir que cuando no dormimos bien y pasamos todo el día cansados, nuestro nivel de concentración se reduce, y en este sentido, muchos accidentes automovilísticos ocurren porque el conductor se queda dormido mientras maneja. Conciliando el sueño evitamos muchos riesgos de nuestra vida diaria.

Se responsable, duerme bien, ¡no aumentes el riesgo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *