Pausas activas en el trabajo

El trabajo en oficina se realiza en un promedio mundial de ocho (8) horas diarias, cinco (5) zendías de la semana, frente a un computador, en espacios cerrados. Sin embargo, algunas empresas y modelos de negocio han migrado al trabajo freelance realizado desde casa, con horario flexible pero igualmente frente a un computador u otro dispositivo electrónico. Se ha comprobado que ambos modalidades resultan efectivas y productivas dependiendo del modelo de negocios y el tipo de empresa.

Es responsabilidad de las empresas encargarse de la salud y el bienestar de sus empleados mientras realizan sus responsabilidades laborales. En el caso de trabajo en oficina el departamento de Gestión Humana debe encargarse de que cada empleado tenga el espacio y las condiciones óptimas y para los trabajadores freelance queda a su propia responsabilidad. La OMS y la OIT han decretado obligatoria la necesidad  de que todas las empresas promuevan durante la jornada laboral pausas activas para todos los empleados.

Las pausas activas consisten en breaks periódicos cada dos o tres horas donde los trabajadores realicen en aproximadamente diez minutos ejercicios de estiramiento, respiración y relajación para revitalizar la energía del cuerpo y la mente. Después de un tiempo de trabajar diariamente en los mismos roles, las personas comienzan a reportar molestias y dolores que deben solucionarse y pueden ser evitadas a través de las pausas activas. Este tiempo es además productivo para que los trabajadores tomen un descanso, socialicen y se despejen, tomando en cuenta que son personas y no máquinas.

Existen muchas técnicas para realizar las pausas activas y todas son efectivas, lo importante es tomarse el tiempo para hacerlas. Esta infografía es un ejemplo:

infog2

Las pausas activas y los breaks laborales son un beneficio tanto para la empresa como para cada empleado, puesto que promueve el bienestar y la salud y brinda mejor productividad y rendimiento en las cuestiones laborales. Son un beneficio pero también requieren de la voluntad, tiempo y responsabilidad de cada persona cumplir con las mismas. Tomarse unos minutos al día regularmente  no significa perder el tiempo sino ganar tiempo más productivo.

Realiza pausas activas en el trabajo y…no aumentes el riesgo!

Asesor de seguros, tu mejor aliado

Building in hand businessmen

El mercado de los seguros se presenta cada vez más complicado y variado para sus clientes. La contratación de pólizas de seguro cuenta con procesos largos y delicados y si no se hace de la manera correcta puede ser más un peso que una ayuda, tomando en cuenta riesgos como el mal cumplimiento de las obligaciones de  algunas compañías aseguradoras. Este tipo de situaciones, junto con cualquier confusión o complicación con el proceso, es lo que hace necesario contar la labor de un asesor de seguros que te guíe y apoye a la hora de contratar tus pólizas.

En líneas generales, los clientes que se arriesgan  a contratar las pólizas de seguro por sus propios medios, lo más probable es que algo no salga bien o que no hayan escogido la opción que más les conviene. Probablemente no hayan revisado o entendido todas las cláusulas de la póliza que han firmado. En consecuencia, se  pueden presentar complicaciones como que la póliza no ha cubierto cuando se ha necesitado. Esto ocurre cuando se desconoce si lo que se ha contratado es lo que realmente se necesita y se ajusta a las necesidades específicas de cada cliente.

Quienes responsablemente cuentan con un asesor de seguroshan contratado sus pólizas comuniquese_con_un_asesora través de un  profesional, que se encarga de ofrecer a cada cliente lo que quiere y necesita de forma personalizada y exclusiva. El asesor respalda y defiende los intereses de sus clientes en caso de siniestros y tiene un plan de garantías que se adapta a las circunstancias y preferencias de cada asegurado.

El asesor de seguro es el intermediario entre las compañías aseguradoras y los asegurados:

  • Analiza el mercado y los posibles riesgos para encontrar la solución que mejor se adapte a cada situación.
  • Elabora una cotización que presenta  las coberturas que mejor se acomoden a las necesidades, facilitando la elección de la póliza por parte del asegurado.
  • Gestiona todos los documentos requeridos y mantiene a sus clientes al tanto del pago de las primas o cualquier trámite necesario.
  • Defiende y atiende a sus clientes en caso de siniestro.
  • Garantiza la tranquilidad y estabilidad para  las familias y las propiedades de sus clientes.

Nunca es tarde para rectificar y tomar las previsiones necesarias. Contacta a un asesor de seguros que te brinde confianza y deja que los profesionales se encarguen de respaldar aquello que es valioso para ti, y….no aumentes el riesgo!

seguro