Beneficios del ejercicio durante el Embarazo

710beca93e24d1e155ad44d24759992c.jpg

El embarazo es una etapa especial e importante para las mujeres. Son son nueve largos y ansiosos meses en donde la mujer embarazada vive una serie de cambios físicos, hormonales y en general, la vida les cambia por completo. El común denominador durante el embarazo supone cansancio y malestar durante el primer trimestre, las nauseas matutinas y el constante sueño se mantienen hasta que, al rededor de la semana 13 cuando comienza el segundo trimestre, los malestares suelen desaparecer o aplacarse y el cuerpo se llena de nuevo de energía. Con el tercer trimestre se acerca el final del embarazo y el tamaño de la barriga de la embarazada trae inevitables malestares físicos así como cansancio.

El embarazo es una etapa donde los cambios se viven progresivamente y hay que vivir cada período del mismo paso a paso, semana a semana, buscando siempre la salud y el bienestar tanto del bebé que se está formando como de la madre. Hay muchos factores que ayudarán a la embarazada a llevar un embarazo saludable y enérgico como la ingesta diaria de las vitaminas pre-natales, la alimentación e hidratación, el sueño y la actividad física. Si bien hay malestares inevitables, cumplir con estos aspectos de forma adecuada en la rutina diaria ayudan a llevar un mejor embarazo e incluso a evitar complicaciones en el mismo.

ejjerc.jpg

La gestación y preparación para la llegada de un hijo es un período muy importante en el que hay que informarse y tomar en cuenta muchas cosas, empezando con acudir al médico con la frecuencia necesaria y hacer caso a sus indicaciones. Sin embargo, en esta ocasión se indagará en el tema del ejercicio durante el embarazo. Está comprobado que ejercitarse durante el embarazo  brinda una serie de beneficios a la madre en espera pero los mismos deben realizarse con precaución, de forma adecuada y con la aprobación y supervisión del médico tratante.

Entre los principales beneficios encontramos:

  • La embarazada tiene más energía durante el embarazo e incluso disminuyen algunos ejerc.jpgmalestares.
  • La embarazada estará   mejor preparada para las exigencias físicas que requiere el trabajo de parto y la futura labor de madre.
  • Los ejercicios cardiovasculares moderados ayudan a mantener una buena circulación, evita la aparición de varices y la hinchazón por retención de líquido.
  • Alivia los dolores de espalda que involucran el crecimiento de la barriga y mejora la postura al mantener los músculos del cuerpo activos y tonificados.
  • Previene el deterioro de las articulaciones (que tienden a aflojarse durante el embarazo a causa de los cambios hormonales)
  • Ayuda a dormir mejor y disminuir la sensación de estrés y ansiedad.
  • Ayuda a regular el aumento de peso.
  • Mejora el estado de ánimo.
  •  Acelera la recuperación de la figura con más facilidad después del parto.
  • Reduce el  riesgo de tener complicaciones como la pre-clampsia o la diabetes gestacional.

ejercc.jpgEl ejercicio durante el embarazo tiene algunas metas distintas al de una mujer en condiciones normales quien por lo general, además de bienestar, busca tener la figura ideal y para lo mismo establece exigencias altas. El embarazo no es el momento de tratar de perder peso ni de empezar a practicar ejercicios  de alto impacto porque puede ser perjudicial. Cualquiera sea el tipo de ejercicio debe realizarse en un nivel moderado y es clave prestar atención a las señales que envía el cuerpo. Entre los ejercicios más comunes y recomendados están: caminar, nadar, bailar, yoga y pilates, aerobics de bajo impacto y estiramiento. Se recomienda a sí mismo evitar ejercicios de alto riesgo e impacto como el  trote, abdominales o cualquier ejercicio que involucre mucho peso o impacto. De igual forma, el tipo y la intensidad del ejercicio puede variar según la etapa del embarazo, ya que el cuerpo va marcando sus propias pautas y límites.

El bienestar y desarrollo del bebé depende de como la madre lleva su embarazo, por eso, si la madre está bien el bebé también lo estará .

Lleva un embarazo saludable, ejercítate y…No aumentes el riesgo!

PD: Si estás embarazada, recuerda la importancia de contar con una póliza de maternidad HCM para contar con el respaldo y la cobertura de los gastos que implican tanto el embarazo como el parto del bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *