EL SEGURO MULTIRIESGO: A LA ESPERA DE LA GOTERA

Si tu casa es del montón; si no es ni muy grande ni muy pequeña, ni muy céntrica ni muy periférica, ni muy cara ni muy barata y, además, hace más de nueve años que tuviste una gotera, que sepas que las estadísticas del seguro multirriesgo te están aconsejando que mires más al techo, al suelo y a las paredes.

Desde luego que es probable que no pase nada. Muchas veces es así. También hay gente que tiene dos o tres goteras en mucho menos de nueve años. Los datos del seguro no son capaces de decir cuándo vas a sufrir tú un percance; pero sí son capaces de calcular cuándo es estadísticamente más probable que ocurra.

Los percances que asegura el seguro multirriesgo en casas, comercios e industrias son evitables con una buena prevención, pero siempre conllevan una proporción de fatalidad (o de descuido de los vecinos), que son las que hacen que, en muchos de estos lugares, los problemas acaben por presentarse.

El seguro acopia toda esa información y con los datos es capaz de describir cuál es la frecuencia de percances en una vivienda, comercio o industria medios. Puedes tomarte estas cifras como un elemento de comparación para ver si las cosas en tu casa, comercio o establecimiento industrial están yendo bien las cosas, o sin embargo van como la rana.

Percances más comunes protegidos por los seguros multirriesgo

Los datos del seguro multirriesgo nos cantan, como te decíamos antes, que la frecuencia media de goteras en casas es una cada nueve años. La frecuencia de rotura de cristales (normalmente ventanas) tarda el doble en producirse; pero si te fijas en las cifras de los comercios verás que en éstos la probabilidad de una gotera es parecida, pero la de cristales es mucho más elevada. Tal vez porque los comercios suelen tener esa cosa llamada escaparate (si pones un escaparate en tu hogar, es porque eres un sobrado).

Como han pasado a la Historia los tiempos de los cables forrados de tela y las instalaciones eléctricas hechas en las casas a la remanguillé; como hoy todos o casi todos tenemos interruptores, fusibles y todas esas cosas de las que tu cuñado dice que entiende mucho, la frecuencia media de accidentes eléctricos es, o nos parece a nosotros, bastante baja: en casas, uno cada 27 años, bastante menos tiempo en los comercios, probablemente por todo el rato que tienen encendidas las luces.

Las industrias, por último, son especialmente sensibles a la avería de maquinaria, mayormente porque suelen tener maquinaria, cosa que en las casas, salvo megafrikis del bricolaje, no suele pasar.

Recuerda siempre tener Riesgo Mínimo.

Fuente: www.estamos-seguros.es

¿CÓMO SON LOS CLIENTES DE SEGUROS DE VIDA?

En este mundo, es obvio, hay gente que compra seguros de vida, y gente que no. Las motivaciones de quienes no lo hacen son muy variadas, como lo son también de los que deciden dar el paso. El sector asegurador, obviamente, sabe mucho más de las personas que adquieren sus productos. Aquí te vamos a contar algunas cosas que sabemos sobre los clientes de seguros de vida.

La primera cosa que podemos contarte es que el cliente de seguro de vida cada vez quiere estar más protegido. La protección de un seguro de vida es el capital contratado que se recibirá cuando ocurra el evento previsto en la póliza (sea la muerte, o la jubilación). Y los datos muestran que cada vez se asegura más. Tanto hombres como mujeres, a lo largo de los últimos años, han ido aumentando el capital medio asegurado en sus contratos.

Siempre se ha dicho que el matrimonio (y la descendencia) son momentos muy importantes a la hora de pensar en asegurar la vida, y los datos parecen confirmarlo, pues prácticamente la mitad de los clientes de seguros de vida están casados. En todo caso, el dato interesante para los sociólogos probablemente sea el elevado papel que juegan en el aseguramiento las personas que no están ni solteras ni casadas (separados, divorciados y viudos).

¿Y cuál es la edad de estos clientes de seguros de vida?

¿Y la edad? Siempre se ha dicho que hay que ser mayor para preocuparse por el seguro de vida. No es tan verdad. Casi uno de cada cuatro clientes de seguros tiene menos de 34 años, y si miramos por debajo de los 44 nos encontramos a un poquito más de la mitad.

Estos datos demuestran una cosa: en realidad, comprador de seguro de vida se puede ser en cualquier circunstancia; cualquiera que sea tu sexo, tu condición personal o tu edad. El seguro de vida, en realidad, es un conjunto muy amplio de productos que ofrece soluciones de ahorro en el tiempo, así como de prevención para los tuyos si ocurre algo inesperado. Conforma una plataforma de protección integral que, adecuadamente combinada, provee de elevados niveles de seguridad. Que es, lógicamente, de lo que se trata.

Recuerda, no aumentes el riesgo.

Fuente: www.estamos-seguros.es

LOS SEGUROS PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD Y LA CONCIENCIACIÓN DE LAS ASEGURADORAS

Durante muchos siglos, las personas con necesidades especiales fueron marginadas y consideradas de poca o nula utilidad para la sociedad; pero esos tiempos han quedado afortunadamente atrás. Las sociedades modernas reconocen que las personas con necesidades especiales tienen unas capacidades homologables a las de cualquiera y, desde luego, los mismos derechos que cualquier otro ciudadano.

Esta asunción tiene, también, su correlato en el mundo del seguro con los seguros para discapacitados. Concretamente, el sector asegurador español cuenta con una Guía de buenas prácticas en materia de discapacidad; una autorregulación sectorial que garantiza que las entidades adheridas a dicha guía tienen un comportamiento adecuado y no discriminatorio frente a las personas con necesidades especiales y sus familias.

Entre las cláusulas de dicha guía hay varias que inciden en el tema, muy importante para este colectivo de personas, de la accesibilidad. El seguro para discapacitados se compromete a facilitar el acceso de las personas con necesidades especiales a las gestiones que deban realizar, tanto físico (instalaciones) como de otro tipo (las comunicaciones, la gestión de siniestros, presentación de reclamaciones, etc.)

Los seguros para personas con necesidades especiales comprometen a las aseguradoras, además, a formar a su red comercial en las materias relacionadas con las personas discapacitadas.

Los llamados manuales de suscripción del asegurador, es decir los textos que sirven para formar a los comercializadores, incluirán contenidos específicos sobre la discapacidad y los procedimientos específicos que se han de seguir en el caso de que una persona con necesidades especiales desee adquirir algún tipo de seguro.

El seguro para personas con discapacidad se compromete a facilitar el acceso de las personas con necesidades especiales a las gestiones que deban realizar

Por último, pero no por ello menos importante, la auto-regulación sectorial también trabaja contra un efecto repetidamente denunciado por las organizaciones ligadas a la discapacidad: el escaso conocimiento real que existe sobre las circunstancias de las personas con necesidades especiales, que hace que resulte difícil calcular las primas del seguro para discapacitados, o que éstas sean artificialmente elevadas. En este sentido, las entidades se comprometen a trabajar conjuntamente para construir bases de conocimiento que permitan medir con mayor precisión las circunstancias de las personas aseguradas con necesidades especiales; lo que ha de redundar en un cálculo más adecuado de sus condiciones de aseguramiento.

Y recuerda no aumentes el riesgo.

Fuente: www.estamos-seguros.es

Países a los que es obligatorio viajar con seguro

Hay países que exigen la contratación de un seguro de viaje con coberturas de asistencia médica y repatriación para poder entrar en su territorio.

A la hora de viajar, la contratación de un seguro de viaje nos garantiza una serie de coberturas que, en función del tipo de póliza, pueden ser la asistencia médica y hospitalización por enfermedad y accidente, la repatriación o el reembolso por anulación o pérdida de equipaje, entre otras.

Quizá haya quien piense que el seguro no sea un trámite obligatorio cuando organizamos un viaje. Sin embargo, no es así. Hay países que exigen la contratación de un seguro de viaje con coberturas de asistencia médica y repatriación para poder entrar en su territorio. Además, cada estado o grupo de ellos imponen una serie de condiciones a estas pólizas.

Seguro para viajar a Ecuador

A partir de mayo de 2018,  quienes vayan a viajar a Ecuador tendrán que cumplir con la Ley Orgánica de Movilidad Humana por el tiempo en que se mantengan en territorio ecuatoriano. De acuerdo con los artículos 57 y 58, todo extranjero que ingrese a Ecuador por puertos, aeropuertos o fronteras deberá presentar en migración un certificado, factura o comprobante de contar con un seguro de viaje internacional válido en Ecuador y durante toda la estancia en el país. Según recomendaciones del Ministerio de Exteriores de viaje a Ecuador, “conviene que dicho seguro sea lo más amplio posible, con cobertura extensiva de gastos médicos y que incluya la repatriación al país de retorno”.

Seguro de viaje para Cuba

Para entrar en Cuba es obligatorio disponer de una póliza de viajes con una amplia cobertura de gastos médicos, de repatriación y de asistencia 24 horas. Y es que las principales incidencias en viaje en la isla están relacionadas con asistencias médicas por enfermedad o accidente y robos de equipaje. Por otro lado, la atención sanitaria a turistas es independiente de la que reciben los ciudadanos cubanos y se ofrece en centros del sistema Servimed. En ellos, el pago suele hacerse en efectivo y el coste puede llegar a ser elevado, especialmente en el caso de urgencias y hospitalización.

La compañía de seguros entregará al viajero una carta que acredita que éste contará con asistencia médica en Cuba.

Seguro para viajar a Rusia y Bielorrusia.

En primer lugar, es obligatorio que el viajero disponga de un visado válido que abarque el periodo de estancia previsto y en el que se indique el número de entradas que va efectuar en el país. Para ello, se debe acreditar la contratación de un seguro de viaje con una cobertura médica que pueda hacer frente a cualquier contingencia, incluida la repatriación. La aseguradora proporcionará al viajero una carta para que las autoridades confirmen que este tendrá garantizada dicha cobertura en el destino.

En concreto, en Rusia la calidad de la atención sanitaria varía según la región y, llegado el caso, puede ser necesario recibir asistencia en un centro privado.

Desde febrero de 2017, las personas que deseen viajar a Bielorrusia durante un máximo de cinco días no necesitarán un visado siempre y cuando cumplan una serie de requisitos, entre los que se encuentran el seguro de viaje. Esta póliza debe tener un límite de garantías mínimo de 10.000 € y tener validez en el territorio bielorruso, ya que muchos seguros no incluyen este país.

Seguro para viajar a Argelia

A la hora de solicitar un visado para entrar en Argelia, el consulado o Embajada requiere, entre otros documentos, un seguro de viaje que debe cubrir un mínimo de días de estancia según el objetivo del viaje, aunque éste sea por una estancia inferior. La copia a presentar deberá contener el nombre completo del solicitante y especificar que tiene cobertura para Argelia y/o Riberas del Mediterráneo y que la póliza es válida durante todo el viaje, además de estar sellada y firmada de la compañía aseguradora. Recuerda que los trámites para lo obtención de visados pueden extenderse varios meses, por lo que es recomendable reunir con antelación todos los documentos a aportar para su obtención.

Seguro de viaje para Irán

Sólo si el motivo de tu viaje a Irán es el turismo, tienes la opción de obtener el visado en la frontera, siendo éste de una sola entrada y de 90 días de validez. No obstante, además de que el tiempo de espera para tramitarlo oscila entre 2 y 6 horas, se pueden producir algunos rechazos de entrada en la frontera a ciudadanos españoles por parte de las autoridades iraníes. Por este motivo, es recomendable solicitar el visado en la Embajada de Irán con una antelación mínima de un mes. Si el objeto del viaje es diferente al turístico (académico, deportivo, negocios…) los visados requieren de autorizaciones administrativas previas de diversos organismos iraníes, por lo que el tiempo de tramitación es más lento.

Para tramitar la visa para viajar a Irán es necesario aportar un seguro de viaje en cuyo certificado se exprese claramente el nombre del titular y la validez de la póliza, que ha de coincidir con el período de vigencia del visado.

Seguro para viajar por el Espacio Schengen

Lo conforman Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Suecia y Suiza. Obtener un seguro Schengen nos permite obtener la visa para viajar por estos 26 países por un máximo de 3 meses en un periodo de 6 meses sin tener que realizar gestiones adicionales para cada uno de ellos. Por otro lado, para visitar uno de los cinco países de la Unión Europea que no pertenecen al espacio Schengen(Bulgaria, Rumanía, Chipre, Irlanda y el Reino Unido), se necesitará solicitar un visado aparte para cada uno de estos países.

El seguro Schengen tiene que cumplir una serie de requisitos mínimos. Hay países que requerirán una carta proporcionada por tu compañía de seguros que refleje que la póliza cumple estas condiciones.

  • Cubrir gastos de repatriación en caso de emergencia o fallecimiento, la asistencia médica de urgencia y la atención hospitalaria de urgencia, con una cobertura mínima de 30.000 euros.
  • Validez igual al tiempo de permanencia en territorio Schengen, es decir, al tiempo para el que se expedirá el visado.

Hay 43 países que no pertenecen a la Unión Europea (Argentina, Chile, Venezuela, Brasil, Colombia, México, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Japón y Corea del Sur, entre otros) cuyos ciudadanos no necesitan visado Schengen para viajar tras los acuerdos establecidos con cada uno de ellos. Eso sí, a dichos ciudadanos se les examinará la documentación de viaje, así como otras condiciones de entrada, las cuales incluyen un seguro de viaje con las mismas condiciones que el que se exige para obtener la visa Schengen. Una vez en el espacio Schengen, tendrán lo mismos derechos que el titular de un visado Schengen.

Fuente: www.intermundial.es

 

¿Cómo puedo ahorrar con mis seguros?

Suscribir un seguro no está reñido con una contención de los gastos en tu economía doméstica. Sino más bien todo lo contrario, ya que aparte de que te servirá para preservar tus bienes materiales o la propia salud, pueden constituirse en una importante fuente de ahorro si optimizas su formalización con decisión. Hasta el punto que estarás en condiciones incluso de conseguir alguno de ellos de forma gratuito a través de las ofertas promocionales que vienen desarrollando con cierta frecuencia las compañías de seguro, cuya estrategia comercial se basa en que contratas varias pólizas y una de ellas está exenta de gastos. Es decir, no te costará ni un solo dolar desde el principio. Aunque para que sea rentable la operación deberás sentir la necesidad de suscribir el paquete asegurador en su conjunto. En ningún caso bajo la presión de formalizar pólizas innecesarias para tu vida diaria.

El ahorro en los seguros no solamente procede de una mejor optimización en su contratación, sino en una serie de actuaciones personales que tendrán como principal objetivo que tu gasto todos los años sea menor que en otros ejercicios.

No será una tarea muy difícil de cumplimentar, pero con un poco de disciplina y perseverancia comprobarás como poco a poco el saldo de tu cuenta corriente está más saneado.

¿Cómo pagar menos por tu seguro?

Esta actuación no es algo irreal sino que depende de tu decisión para llevarlo a cabo. Dispones de varias estrategias para conseguirlo y algunas de ellas tan eficaces como las que te exponemos a continuación:

Suscribir una póliza a tu medida: no tienes por qué pagar por coberturas innecesarias o que no vas a utilizar. La solución para alcanzar un seguro más competitivo reside en que seas tú mismo quien lo diseñe en función de tus necesidades reales.

Selecciona la forma de pago: puede que te sientas en la tentación de fraccionar el abono anual para planificar mejor tu presupuesto familiar. Pero quizás desconozcas que esta opción puede implicar un recargo sobre la operación de hasta el 5%. No en vano, a medida que mayor es el fraccionamiento más amplio será el porcentaje que deberás afrontar todos los años.

Agrupar todas las pólizas: si tienes la necesidad de contratar varios seguros no te lo pienses más. Te conviene realizar esta operación con la misma compañía para obtener mejores condiciones en la contratación: descuentos, bonificaciones en la prima y en definitiva un trato preferencial en las relaciones.

Buscar asesoramiento: quizás el camino más corto para abaratar tu seguro pasa por demandar un servicio profesional. No en vano, acceden a los productos de todas las aseguradoras así estarás en condiciones de negociar las mejores opciones del mercado en función de lo que realmente estés buscando.

Claves para abaratar el contrato

De todas formas, siempre tendrás a mano unos pequeños trucos que te ayudarán a que tu presupuesto no se dispare al firmar la póliza. Desde unos planteamientos muy fáciles de aplicar como son los siguientes:

  • Libérate de duplicidades. Quizás no lo sepas pero puede que estés pagando dos veces por la misma cobertura. Este escenario puedes evitarlo anulando este servicio o incluso el propio seguro.
  • Revisa los seguros: Será la mejor manera que tengas para constatar qué servicios tienes contratado, porque hasta en tus tarjetas de débito o crédito están incorporadas pólizas de accidentes, asistencia legal o protección de pagos.
  • Repasar las coberturas de la póliza: Tu objetivo consistirá en analizar con detalle las garantías suscritas. Puede que algunas ya no las necesites y sirva para aligerar el coste total del producto. Y otras necesiten de una actualización para que sean más rentables.
  • Potencia tus puntos fuertes: Nada mejor para abaratar el seguro que aprovechar todas las medidas de seguridad que tengas cubiertas, como por ejemplo en el hogar. De esta forma, los riesgos serán menores y por tanto se reflejará en el abono de la cuota.

Con esta pequeña ayuda podrás tomar en cuenta ciertos aspectos que te ayudaran a tomar la mejor decisión y no aumentes el Riesgo.

Fuente: www.rankia.com

 

 

Consejos a la hora de Invertir (2)

Siguiendo con nuestros Consejos a la hora de Invertir, una de las cosas más importante es saber definir cuál es nuestro Perfil de Inversor.  Hay tres grande parámetros que tenemos que hay que definir:

El perfil de riesgo del Inversor

Usualmente viene asociado al riesgo, ¿cuál es nuestra aversión al riesgo?  Recuerde que mientras más rentabilidad deseada el riesgo es mayor por lo tanto la adversión al riesgo suele ir asociado a la edad. No es un axioma pero generalmente mientras más edad tenemos nuestra aversión al riesgo será mayor pero hay que considerar otras variables que condicionaran el perfil como Nivel de Ingreso, Capacidad de Ahorro, responsabilidades familiares, etc.

Finalidad de Inversión

Aquí lo más importante es definir el objetivo de nuestra inversión como puede ser: ahorrar la inicial del pago de una vivienda, pagar la universidad de los hijos, fondear nuestra jubilación  o la compra de un negocio.

Horizonte Temporal de la Inversión

Es el tiempo estimado que vamos a mantener la inversión. Junto a las otras dos variables nos va ayudar a definir en qué vamos a invertir. Mientras más largo el tiempo, más riesgo podemos asumir porque tendremos más chance de recuperar pérdidas durante el horizonte definido. O viceversa, mientras menor sea el horizonte de inversión, menos tiempo tendremos para recuperarnos de bajas en nuestra inversión.

Ahora, tome papel y lápiz y trata de poner en blanco y negro los tres parámetros o variables antes descritas y después lo invito a hacer el siguiente TEST. Hay muchos en internet pero te puede dar una idea según tu perfil, en cómo puedes invertir tu dinero y esto te ayudará a sentarte con tu asesor de seguro y afinar una buena estrategia de inversión.

Recuerda que la inversión siempre tiene objetivos claros y no aumentes el riesgo.

Escrito Por: Sr. Ricardo Pfeffer CEO