¿Por qué es necesario contratar un seguro de viajes?

En varios países limítrofes, incluso en otros continentes, caer enfermo o tener un accidente
durante las vacaciones implica altos riesgos. Conozca cómo anticiparse a esto.

Llegan las vacaciones (en familia, en pareja o con amigos) y con ellas la planificación del destino, la hotelería, la gastronomía, los pasajes y las excursiones. Sin embargo, es de vital importancia sumar a estos requisitos del viaje, la salud.

Todos los años y en distintos lugares del mundo, varios turistas sufren las consecuencias de no tener en cuenta la salud antes de viajar. Ya sea porque se encuentran lejos de casa o porque no tienen el dinero suficiente para afrontar los gastos médicos, pasan momentos de tensión y angustia.

¿Qué recaudos tomar para resguardar la salud en un viaje?

– La primera recomendación es contratar un seguro de vida o contar con la tarjeta de asistencia al viajero. Funcionan de distinta manera pero son efectivos para estos casos. Ante una eventual enfermedad o internación, la persona acude al hospital y abona con sus propios recursos económicos el servicio. Cuando regresa al país, la compañía del seguro le devuelve los gastos realizados afuera.

– La tarjeta de asistencia al viajero se contrata y abona de antemano; entonces ante un posible problema de salud, se presenta la tarjeta, que cubre los gastos requeridos.

– Ante alguna emergencia y en el caso de no contar con una tarjeta de asistencia al viajero o un seguro de vida, dirigirse al consulado argentino en el país en el que se encuentre.

– Cabe destacar que frente a costos altos de salud, como puede ser una cirugía mayor o una internación prolongada, muchas veces la tarjeta de asistencia al viajero no llega a cubrir toda la inversión necesaria. Por ello es importante conocer bien los servicios y alcances de ambas modalidades al momento la contratación.

Para estas vacaciones recuerda contratar tu seguros de viajes y no aumentes el riesgo.

Fuente: www.comunicaciontucuman.gob.ar

¿Cómo evitar el pago por coberturas que no son necesarias?

Para solucionar este problema, los usuarios disponen de varias estrategias que tienen un denominador común: detectar sus necesidades reales. Aunque una de las formas más eficaces para conseguir este objetivo está canalizada a través de una correduría de seguros, debido a que ofrecerá los productos y coberturas de cualquier aseguradora, desde una posición de independencia con respecto a los intereses de estas empresas.

Muy al contrario de lo que piensan buena parte de los usuarios, suscribir un seguro no tiene que ser siempre un buen negocio. Al revés, puede suponer una operación innecesaria que te haga gastar un dinero inútilmente todos los años y sin ningún beneficio para tus intereses personales. Por diferentes motivos que van desde la duplicidad de las cláusulas hasta el hecho de que no lo necesites realmente. Para evitar estos escenarios no deseados deberás analizar las necesidades en tu vida diaria para que puedas diagnosticar cuáles serán las pólizas que no tendrás más remedio que suscribir. Y sobre qué es lo que quieres proteger: la salud de tu familia, la vivienda u otras contingencias más específicas.

En este sentido, contar con el asesoramiento de una correduría de seguros te simplificará mucho las cosas. Fundamentalmente porque te ofrecerán un servicio profesional que analizará tus necesidades en profundidad hasta determinar cuál es el seguro que mejor se adapta a tu perfil y las coberturas que habrá que incluir en la cláusula del contrato. Por otra parte, el conocimiento de lo que firmas también incidirá en la optimización de este producto. En este sentido, el Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente realizado por Rastreator.com pone de manifiesto que el grado de conocimiento sobre los seguros por parte de los usuarios es más bien alto. Se constata que el 92,7% de los motoristas está informado correctamente de las coberturas de su seguro, seguidos de los titulares de una póliza de viaje (86,2%), salud (83,1%), hogar (81,7%) y vida con un 75,2%. 

De todas formas, siempre será recomendable evitar situaciones no deseadas que llevarán a que contrates coberturas que no necesites realmente o sencillamente las tienes cubiertas por otro producto de estas características. Bien por desconocimiento o por falta de previsión en el momento de formalizarlo.

¿Cuáles son los escenarios en donde pueden producirse estas actuaciones? 

Pues presta un poco de atención a partir de ahora porque te serán muy útiles en algún que otro momento de tu vida. Para que de esta manera estés en mejores condiciones no solamente de suscribir el seguro que necesitas, sino también para fomentar el ahorro a través de esta estrategia. El objetivo final será pagar solamente por aquellas coberturas que podrán sacarte de un apuro en cualquier clase de situaciones.

¿Cómo evitar el pago por coberturas que no son necesarias?

En primer lugar, es conveniente que revieses todos los seguros contratados para constatar cuáles son sus coberturas. Es muy habitual que algunas de ellas estén duplicadas y por tanto estés pagando varias veces por la misma prestación. No puedes olvidar que algunas de las contingencias más comunes (asistencia en viaje, accidentes o internamiento hospitalario) están incluidas en diferentes modalidades de seguros. Incluso en las de tu tarjeta de crédito o débito. 

Nada mejor que hacer un inventario de todas las pólizas para conocer realmente qué es lo que tienes o no asegurado y que coberturas te conviene formalizar a partir de este momento. No solamente harás un uso más racional de este producto, sino que comprobarás una importante contención de sus gastos. Principalmente dándote de baja en aquellos en que sus coberturas son muy parecidas o incluso idénticas.

Revisar tus nuevas necesidades

Otro de los escenarios en donde es muy frecuente que estés pagando una prima innecesaria es cuando tu situación personal ha variado desde el momento que contrataste el seguro. Como por ejemplo, con un cambio del estado civil, traslado a otra casa o un aumento en los miembros de tu familia. Para subsanar este problema, no tendrás otra solución que revisar cuáles son las coberturas que ya no necesitas y sustituirlas por otras nuevas. De cualquier forma, ten la seguridad de que en este proceso te encontrarás con más de una sorpresa sobre las contingencias que han pasado de moda durante estos años. O al menos que necesiten de una correcta actualización con respecto a su valoración.

 Cuidado con las coberturas adicionales

En buena parte de los seguros, como por ejemplo los destinados para el hogar, se incluyen algunas protecciones que van más allá de la póliza que buscas. En este sentido, son prestaciones que van incluidas en un paquete asegurador que tiene como principal objetivo encarecer la prima por un servicio que probablemente nunca llegues a utilizar. Suscribir un seguro a tu medida es uno de los instrumentos que dispones para no caer en este error. Además, te ayudará para que cumplas con tu demanda con mayor eficiencia y de paso puedas contener los gastos ante esta demanda personal.

Ventajas de acudir a un asesesor de seguros

Todos estos problemas expuestos hasta ahora pueden ser subsanados a través de una correduría de seguros, como por ejemplo, Seguros Nogal. Una de las razones más contundes para tomar esta decisión está basada en el hecho de que son intermediarios expertos entre la compañía de seguros y tus intereses como usuario. ¿Esto qué quiere decir? Pues algo tan sencillo como que sabrá canalizar tu demanda a través de la amplia oferta que presentan las aseguradoras. Hasta el punto que podrán ayudarte a elegir el mejor producto en función de tus necesidades y el perfil que presentes.  

Por otra parte, la total independencia es una de las garantías de este servicio profesional al ofrecerte una adecuada cobertura ya que están en condiciones de presentarte productos y protecciones de cualquier compañía de seguros, sin prácticamente limitaciones. Además, te garantizan un asesoramiento personalizado, y lo que es más importante objetivo, para diseñar la póliza que realmente necesitas. No solamente en el momento de su contratación, sino para impulsar una variación o actualización de la misma. Tampoco puedes olvidar que se constituirá en una herramienta muy útil para gestionar el producto. Debido a que la correduría de seguros se erige en tu representante ante la aseguradora. Con capacidad para negociar cualquier cláusula del contrato. Para que de esta forma no cometas fallos en su formalización y no tengas coberturas innecesarias.

Recuerda y no aumentes el riesgo.

Fuente: www.rankia.com

Consejos para mejorar la relación con las aseguradoras

Una gestión activa en tu seguro es la manera más útil para estar siempre protegido ante cualquier contingencia, pero requiere de una mayor involucración por tu parte que estará basada en utilizar todos los canales de información que disponga la compañía. Por otra parte, siempre será muy eficaz contar con los servicios de un profesional que te indique los nuevos productos que salen al mercado e incluso de las ofertas que pueden beneficiarte en tu vida diaria.

La contratación de un seguro es un tema tan importante que no debes dejar nada en manos de la improvisación. En este sentido, será fundamental que tengas abiertos los canales de comunicación con tu compañía de seguros. Además, será la estrategia más eficaz para que puedas ir actualizando tus necesidades. No puedes olvidar que estas van variando con el paso de los años y será muy útil estar en contacto con la aseguradora para contemplar las novedades que se te vayan presentando en cada momento. No en vano, siempre habrá unas pautas de actuación que te ayudarán a mejorar estas relaciones tan especiales. ¿Deseas conocer algunas de las más relevantes? Pues no te preocupes porque dispondrás de los cauces necesarios para lograr estos objetivos a través de los siguientes consejos que te exponemos a continuación.

5 acciones que no deben faltar en tu estrategia

  • Gestión activa: trata de mantenerlas con cierta frecuencia con tu agente de seguros. Seguro que este profesional también te lo agradecerá y además conocerá que es lo que necesitas realmente en cada situación. No tienes que contentarte con mandar un fax o hacer una llamada telefónica cuando puedes entablar comunicación directa para tratar determinadas cuestiones.
  • Trato directo: con toda seguridad, que aparte de un buen seguro, lo que buscas es empatía, transparencia y sobre todo contar con la presencia de un mediador. En este sentido, deberás requerir quien es la persona que gestionará tu póliza a partir de este momento.
  • Vínculos basados en la confianza: las discusiones no es buen punto de partida para mantener buenas relaciones con la aseguradora. Por el contrario, será una señal de que algo no va bien. Para evitar estas situaciones no deseadas la clave reside en crear un clima de complicidad con la aseguradora desde el primer momento. Si lo logras no dudes que las relaciones serán más satisfactorias para ambas partes. Entre otras razones porque no habrá lugar para malas interpretaciones en alguna situación de tu vida.
  • No mantener deudas: si no estás actualizado en los pagos podrá generarse una cierta distorsión con tu compañía de seguros. Fundamentalmente porque la confianza puede disminuir entre ambas partes. Por un lado, tú tendrás menos libertad para exponer cualquier problema y por otro la compañía se verá presionada a que cumplas con las obligaciones firmadas en el contrato. Hasta el punto que pueden deteriorarse las relaciones muy seriamente.
  • Mantenerse informado: una de las mejores estrategias para impulsar las relaciones con la otra parte consiste en estar comunicado permanente. No solamente con tu agente de seguros, sino con los canales de información que presente la compañía: web, revistas, blogs, informes, etc. De esta manera, estarás al tanto de todas las ofertas que se vayan generando, así como de los servicios que puedes requerir en cualquier momento. Incluso esta medida puede ayudarte a ahorrar con el seguro debido a una mayor optimización del mismo.

Ventajas del asesoramiento profesional

De todas formas, siempre es muy recomendable que puedas aportar la presencia de un profesional del sector que te pueda asesorar en los productos más adecuados a tu perfil como usuario. En este sentido, la elección de una correduría de seguros puede ser la decisión más acertada. Uno de los motivos para optar por esta estrategia es porque presentan una total independencia para ofrecerte las mejores condiciones en el contrato. Esto se debe a que tienen acceso a todas las propuestas del sector, alejadas de cualquier interés comercial o vinculado a las compañías de seguros. Pero no es único beneficio que obtendrás a través de este servicio. Si no también con los siguientes que te exponemos a continuación:

 

  • Te ofrecerán un asesoramiento personalizado en cada momento. Hasta el punto que sabrán cuál es el seguro que  necesitas y que coberturas debe incluir.
  • Es tu representante ante la aseguradora y de esta forma ejercerá una labor de mediación entre ambas partes. No en vano, tus intereses siempre estarán defendidos de una manera objetiva.
  • Puedes acceder a todas las compañías de seguros sin moverte del mismo sitio. Al igual que a las propuestas y ofertas que va generando el sector. Para que así, estés en la mejor de las condiciones para formalizar cualquier clase de seguro: vida, hogar, coche o de salud.
  • Las corredurías cuentan con una gestión eficaz que se materializa en que tu producto esté revisado constantemente para que se vaya adaptando a tus necesidades o los cambios que se producen en tu  vida personal o familiar.

Desde este escenario, cada uno de estos ejemplos está representado por Rp Asesores Asociados que, como correduría de seguros, genera un seguimiento que garantiza el cumplimiento de las pólizas contratadas y agiliza los trámites para evitar las demoras.

En cualquier caso, es una de las opciones para contar con la mejor póliza de cualquier aseguradora. No en vano, dispone de un sistema de contratación que busca todas las actualizaciones y a los precios más competitivos del mercado.

Y no aumentes el riesgo.

Fuente: www.rankia.com

¿Qué es un fondo de inversión y cómo funciona?

En este post queremos explicar el concepto de fondo de inversión, así como dar algunas pinceladas sobre su funcionamiento. Para comprender qué es un fondo de inversión y cómo funciona, tenemos que conocer los conceptos que están estrechamente relacionados como inversores, participaciones, sociedad gestora o depositario, entre otros.

¿Qué es un fondo de inversión?

Los fondos de inversión o también llamados Instituciones de Inversión Colectiva (IIC), son vehículos de inversión que aglutinan las aportaciones de diversos ahorradores, que son gestionadas por profesionales e invertidas de forma conjunta en los activos que el equipo gestor considera adecuados para obtener la máxima rentabilidad posible.
Por tanto un fondo de inversión está formado por un patrimonio, que no tiene personalidad jurídica, y que está dividido en participaciones.
El fondo puede invertir en un universo amplio de activos: bonos, acciones, derivados, divisas, así como en productos no financieros como bienes inmuebles o materias primas. Además pueden invertir en cualquier zona geográfica. Eso sí, deben respetar la filosofía de inversiónmarcada.
Todos los fondos nacen con una determinada filosofía de inversión, en la que se especifica la distribución de activos en la cartera. El perfil de riesgo determinará la exposición del fondo a renta variable (más arriesgado) o a renta fija (más conservador). También se debe determinar si va a invertir en una determinada región, como puede ser España, o en más países. Incluso puede invertir a nivel global.

Elementos de un fondo de inversión

Para comprender qué es un fondo de inversión y cómo funciona, hemos de conocer qué son los siguientes conceptos:

Participes de un fondo de inversión

Al igual que existen accionistas de una empresa, existen partícipes de un fondo de inversión, que son quienes, mediante las aportaciones que realizan al patrimonio conjunto del fondo, obtienen una determinada participación en el mismo. Siguiendo con el símil, los partícipes son propietarios del fondo en la misma medida en la que los accionistas lo son de una empresa, y en la proporción de las aportaciones que hayan realizado. Pueden entrar en el fondo en el momento de su constitución o a posteriori, y pueden salirse del mismo (obteniendo el reembolso de la inversión) en cualquier momento.
Los partícipes deben conocer bien su perfil de riesgo para así tomar las mejores decisiones de inversión. Podrás conocer tu perfil de riesgo mediante la herramienta Fondutest.

Sociedad gestora de un fondo de inversión

La sociedad gestora es la encargada de gestionar y administrar el fondo. Hay que aclarar que no es la propietaria del fondo, los propietarios son siempre los partícipes. La sociedad gestora es quien decide dónde se invierte el patrimonio del fondo, es decir, determina la política de inversión del fondo.

Cada fondo de inversión está gestionado por una única gestora, pero una gestora puede gestionar más de un fondo de inversión a la vez. Estas sociedades cobran de forma directa una comisión al fondo de inversión por la gestión y administración del mismo.
Las sociedades gestoras tienen la obligación de remitir la información relativa a sus fondos a la CNMV de manera periódica, y son las encargadas de llevar el registro de las participaciones de los fondos de inversión.

Depositario de un fondo de inversión 

La función del depositario es la de custodiar y vigilar los activos que componen el fondo. Este puede ser un banco, caja de ahorros, sociedad de valores o cooperativa de crédito que esté inscrita en la CNMV. El depositario cobra una comisión al fondo de inversión en concepto de depósito.
Si el fondo de inversión cambia de depositario, los partícipes tienen derecho a recibir la totalidad de su inversión sin aplicarse, en caso de que la hubiera, comisión de reembolso.

Funcionamiento de un fondo de inversión

El funcionamiento de un fondo de inversión es muy sencillo. El partícipe pone su dinero en el fondo y adquiere participaciones. La sociedad gestora integra ese dinero en el fondo y lo invierte dónde considera conveniente (acciones, bonos, divisas…).
El patrimonio del fondo de inversión es el dinero que lo forma, esté invertido o no en activos financieros. Por otro lado, la cartera de un fondo de inversión, es el conjunto de títulos que este posee.
Cuando el inversor adquiere participaciones mediante las aportaciones que realiza,  está comprando una parte del fondo, es decir, está formando una pequeña cartera igual a la del fondo.
Un fondo de inversión en funcionamiento puede aumentar o disminuir su tamaño por dos motivos. En primer lugar, por la entrada o salida de inversores, y en segundo lugar por las variaciones en el valor de mercado de los activos que lo forman. El primer motivo no afectará nunca a la inversión, simplemente variará el precio de las participaciones en función de las suscripciones o reembolsos. Lo que sí afecta a la inversión y a los resultados que obtendrá el inversor es la variación del valor de los activos.

De esta forma hemos visto como evoluciona el patrimonio de un fondo de inversión cuando se producen cambios en la valoración de los activos que lo forman y cuando se suscriben y reembolsan participaciones.

Y recuerda, y no aumentes el Riesgo.

Fuente: www.rankia.com

Fin de año, con seguridad !!

Fin de año, con seguridad !!

Es momento de cerrar el año, es momento de hacer balance de un 2017 que se apaga y recibir con ilusión un nuevo año que, esperemos, esté lleno de buena prevención en seguridad, también en lo referente a las fiestas de fin de año que se van a celebrar en todo el mundo, y también en nuestras ciudades y pueblos.

 

La intención de este post, como siempre hacemos, no es en absoluto preocupar innecesariamete a nuestra audiencia o dejar en entredicho a nadie, pero sí que queremos dejar claro que, a menudo, las ganas de diversión y de pasarlo bien en fin de año pueden hacer que no seamos lo suficientemente precavidos y previsores en lo que a la elección del lugar se refiere.

Para pasar un buen fin de año de forma segura, es necesario tener un poco de calma y cabeza en el momento de elegir dónde queremos pasarlo, ya que debemos asegurarnos de que el local o espacio cumple con las condiciones de seguridad necesarias.

Así, de forma breve y concisa, valoramos los pasos a dar antes de decidir dónde pasaremos la más que merecida diversión con la que debemos cerrar el año.

Elegir el lugar atendiendo a su solvencia en seguridad

as discotecas y bares musicales son espacios que deben pasar revisiones en materia de seguridad regularmente y esto las convierte en buenas candidatas a ser elegidas para pasar el fin de año.

Naturalmente, como en todo sector, seguro que hay gente que no lo hace bien, que incumple normas y que pone en peligro a las personas que cierran el año en su local, pero en general la gran mayoría, la práctica totalidad de los locales, cumplirá con los planes de auto protección que deben presentar.

Las salidas de emergencia, los extintores, la iluminación de emergencia, el aforamiento, etc, deben estar en perfectas condiciones y respetarse todo lo que la ley dispone, para que no hayan riesgos y para que si ocurre algo se pueda evacuar el local sin problema alguno.

Los locales de ocio, tal y como decimos, suelen prácticamente todos cumplir con las normas de prevención y seguridad, pero no está de más pararse a pensar si el lugar dónde queremos pasar el fin de año es uno de estos locales, simplemente observando estos detalles y, si es neceario, preguntando a los responsables por estas medidas.

Seamos honestos, no estamos acostumbrados a pensar en estas cosas al decidir dónde divertirnos, sea fin de año o no, pero pensamos que es mejor ser un poco “pesado” y ser un buen previsor que tener que lamentar sustos o disgustos.

Comprobar la solvencia en seguridad de espacios de ocio ocasionales

Es muy habitual que en fechas como estas se habiliten locaciones al aire liber u otros espacios para hacer “macro-fiestas”, y es muy importante saber, y si hace falta asegurarse, de que han sido revisados por las autoridades que, según comunidades autónomas o ayuntamientos, tengan encargada la revisión de las medidas de seguridad.

Normalmente si una locación municipal o espacio público organiza una fiesta estará revisada por las autoridades competentes, y esto, en principio, debería ser garantía de que se ha hecho una buena prevención.

Debemos evitar ir a fiestas en espacios privados semi-improvisados en los que muy probablemente no habrá ningún tipo de plan o medidas de auto protección y en los que también es más que probable que se sobrepase el aforo adecuado.

Evitar fiestas en hogares con mucha gente

Para este apartado, nos va a ir muy bien repasar el post dedicado a medidas de prevención especiales en Navidad que os trajimos hace dos semanas, ya que en este artículo damos toda una serie de consejos sobre los riesgos de incendio propios de estas fechas.

Además, hay que tener presente que un hogar no es un espacio pensado para hacer fiestas con muchas personas, y que como bien sabemos, la gente suele beber más de lo convenido, cosa que siempre es un factor de riesgo que se suma.

Una fiesta con un número de personas normal o de sentido común no debe ser, en principio, ningún problema, pero hay que evitar que una casa se convierta en una macro-fiesta, ya que no están pensadas para ello.

Bien, estos simples y sencillos consejos pueden ser la diferencia entre divertirse o tener un susto, y pensamos honestamente que no son tan difíciles de seguir ya que nacen del sentido común y de la lógica que debe imperar en la prevención y en la seguridad.

Como era de esperar, no podemos acabar este artículo sin desear a todo el mundo un FELIZ 2018 !

 

 

 

 

 

Diez consejos para tener una Navidad segura

Evitar a los «trileros» y «tocomochos» y no difundir en redes sociales los planes para estas fiestas, son algunas de las recomendaciones para evitar disgustos durante estas fiestas  

El estrés y las prisas que conllevan estos días previos a la llegada de la Navidadpuede provocar que descuidemos las más elementales medidas de seguridad y terminemos siendo víctimas de algún delito. Para evitar estos disgustos, la Policía Nacional ha elaborado una serie de pautas que recordará estos días a los ciudadanos a través de las redes sociales.

1. No perder de vista a los más pequeños. La seguridad de los más pequeños es lo más importante. En mercadillos navideños, zonas comerciales o cabalgatas no hay que perder de vista a los hijos y para evitar disgustos y poder localizarles más rápido en caso de que se extravíen, la Policía recomienda anotar el teléfono de alguno de sus progenitores en su muñeca o ponerles una pulsera identificativa.

2. Prestar atención a las pertenencias. En aglomeraciones las pertenencias también pueden correr peligro, por ello la Policía recomienda prestar especial atención a los objetos personales, como bolsos, carteras y móviles… También precisa que no es necesario salir con grandes cantidades de dinero en efectivo, y en lo posible, llevar el bolso cruzado por delante. Hay que evitar además guardar los objetos personales en los bolsillos traseros del pantalón y separar la documentación, de las llaves y el dinero.

3. Si compra online, desconfíe de lo que es demasiado barato.Si el precio del objeto que se quiere adquirir tiene un precio muy por debajo del mercado es mejor dejarlo pasar, puede estar ante una estafa. La Policía Nacional también aconseja desconfiar de vendedores que no proporcionen datos que permitan su localización. Las transacciones deben realizarse desde sitios webs de confianza; verificar que se está navegando de forma segura en webs “httpS” y evitar introducir datos bancarios o contraseñas desde wifi públicas.

4. Vigilar bien los cargos en las tarjetas. Hay que tomar precauciones a la hora de realizar tus compras físicas en comercios. Comprueba que los cargos recibidos se corresponden con los realizados y conserva todos los justificantes y resguardos hasta que recibas y verifiques tus compras.

5. Cuidado con el robo de datos. Durante estos días -recuerda la Policía Nacional- los ciudadanos recibirán numerosas felicitaciones y mensajes supuestamente solidarios. Por ello, recuerda que detrás de links o archivos de dudosa procedencia pueden esconderse distintos tipos de malware o ser intento de robo de datos o de la cuenta de correo para su uso malicioso. Ante ello, es mejor no abrir enlaces acortados y desconfía de remitentes desconocidos.

6. No dejar señales de que la casa está deshabitada. Si se va de vacaciones, tome medidas de precaución al dejar su casa, no olvide cerrar la puerta de tu vivienda con llave, si únicamente cierra con el «resbalón» será muy fácil acceder al interior. Recuerde no dejar señales de que su casa va a estar deshabitada durante unos días, así que mejor no publique en redes tus planes navideños, ni cuántos días va a estar ausente.

7. No facture equipaje de personas desconocidas. Si va de viaje, identifique claramente sus pertenencias antes de embarcar y no facture a su nombre equipajes de personas desconocidas. No deje sus maletas y pertenencias sin vigilancia en ningún momento y evite viajar con elevadas sumas de dinero en su bolso o maleta.

8. Evitar los «trileros» y los «tocomochos». Hay clásicos que también vuelven por Navidad. Los «trileros» son especialistas timadores, con tres naipes, vasos o cáscaras de nuez animan a los viandantes a descubrir dónde se encuentra una carta o se oculta una bolita. No participe en ese supuesto «juego», perderá seguro. Otro de los viejos timos es el «tocomocho», que hace creer a la víctima que puede beneficiarse del cobro de una participación premiada de la lotería, o el «timo de la estampita», que consiste en hacer pasar recortes de periódico por billetes de curso legal.

9. Compra tu décimo de lotería en sitios autorizados.Compruebe que tiene el logo, el código y todos los elementos de verificación; si lo adquiere online, siempre en sitios https, evite su deterioro ya que podría tener problemas en caso de ser premiado, y recuerde que caduca a los tres meses.

10. Fotocopiar el décimo. Si compartes lotería con amigos o familiares, es recomendable fotocopiar el décimo y especificar quiénes participan en esa compra y qué cantidad juega cada uno de ellos.

Y no Aumentes el Riesgo.

Feliz Navidad Para Todos.

Fuente: http://www.abc.es

 

 

10 Razones Fundamentales para viajar con un Seguro de Viaje

Por si todavía tenías dudas, te ofrecemos hoy en nuestro blog un “Top Ten” de razones por las que recomendamos contratar un seguro de viaje.

Recuerda que en nuestra web corporativa, puedes descubrir nuestra extensa gama de seguros, con sus coberturas e importes, e incluso podrás contratar online.

Asegurarás tu tranquilidad por muy poco dinero

Viaja con la tranquilidad de que ante cualquier problema, estés donde estés, en Venezuela o en el extranjero, no te encontrarás solo y contarás con la mejor asistencia a un precio muy competitivo.

Un seguro a tu medida

Porque no todos los viajes son iguales, y cada uno conlleva sus riesgos,  es necesario adaptar el seguro de viaje a las particularidades de cada desplazamiento: un crucero por el Caribe, una estancia en Canarias, un desplazamiento de estudios a EE.UU., una escapada por Europa o una experiencia de trekking por el Himalaya…

Crear un seguro a medida, adaptando las coberturas a tu viaje, se hace imprescindible para desplazarse totalmente protegido.

En cualquier instante

Disponer de un seguro de viaje significa que tendrás a tu disposición, en cualquier instante, la mejor red de asistencia internacional que te ofrecerá la mejor respuesta ante cualquier imprevisto. En RpSeguros nuestros clientes disponen del mejor asesoramiento ante cualquier problema las 24 horas del día, los 7 días a la semana y los 365 días del año y siempre con los mejores corresponsales y especialistas médicos. Una solución ágil y precisa ante un accidente, la pérdida de tu equipaje o la necesidad de asistencia médica es asegurar tu tranquilidad cuando estás de viaje.

…Y en cualquier parte del mundo.

Es imprescindible que la red de asistencia ofrezca cobertura a nivel global. En RpSeguros contamos con un equipo de más de 60.000 especialistas médicos en todo el mundo, así como personal multilingüe para que la barrera lingüística no sea un problema a la hora de resolver cualquier imprevisto.

Protege tu salud

Contar  con la mejor asistencia sanitaria ante una enfermedad o accidente es una de las razones más importantes para contratar un seguro de viaje. Además, los gastos médicos, quirúrgicos, de hospitalización o repatriación en el extranjero pueden llegar a ser muy elevados, por lo que disponer de un seguro de viaje es una tranquilidad a la hora de tener que asumir gastos inesperados.

Protección económica, cómoda y ágil

Los costes ocasionados, por ejemplo, por la demora del medio de transporte, la cancelación de un vuelo, o la pérdida del equipaje ya no supondrán un desembolso para el viajero, que con un seguro de viaje dispondrá de un reembolso a su llegada de forma rápida y ágil.

Seguro de anulación

La anticipación al formalizar un viaje para beneficiarse de paquetes vacacionales más económicos es una tendencia que está creciendo. Gracias a un seguro de anulación, puedes contratar tu viaje con la antelación que necesites y recuperar el dinero adelantado si finalmente no puedes viajar.

Es importante que te fijes bien ante qué circunstancias estás cubierto en la póliza que vas a contratar: contraer una enfermedad, un cambio de situación laboral o un problema legal que te impida viajar, la enfermedad de un familiar.

Piensa en posibles percances

Robo o pérdida de equipaje, retrasos en los vuelos, un accidente, una intoxicación alimentaria o algo tan simple y común como un esguince… Con un seguro de viaje contarás con las coberturas necesarias ante el problema que  pueda surgirte.
Recuerda tomar en cuenta estas recomendaciones Y no Aumentes el Riesgo.