¿Qué es un fondo de inversión y cómo funciona?

En este post queremos explicar el concepto de fondo de inversión, así como dar algunas pinceladas sobre su funcionamiento. Para comprender qué es un fondo de inversión y cómo funciona, tenemos que conocer los conceptos que están estrechamente relacionados como inversores, participaciones, sociedad gestora o depositario, entre otros.

¿Qué es un fondo de inversión?

Los fondos de inversión o también llamados Instituciones de Inversión Colectiva (IIC), son vehículos de inversión que aglutinan las aportaciones de diversos ahorradores, que son gestionadas por profesionales e invertidas de forma conjunta en los activos que el equipo gestor considera adecuados para obtener la máxima rentabilidad posible.
Por tanto un fondo de inversión está formado por un patrimonio, que no tiene personalidad jurídica, y que está dividido en participaciones.
El fondo puede invertir en un universo amplio de activos: bonos, acciones, derivados, divisas, así como en productos no financieros como bienes inmuebles o materias primas. Además pueden invertir en cualquier zona geográfica. Eso sí, deben respetar la filosofía de inversiónmarcada.
Todos los fondos nacen con una determinada filosofía de inversión, en la que se especifica la distribución de activos en la cartera. El perfil de riesgo determinará la exposición del fondo a renta variable (más arriesgado) o a renta fija (más conservador). También se debe determinar si va a invertir en una determinada región, como puede ser España, o en más países. Incluso puede invertir a nivel global.

Elementos de un fondo de inversión

Para comprender qué es un fondo de inversión y cómo funciona, hemos de conocer qué son los siguientes conceptos:

Participes de un fondo de inversión

Al igual que existen accionistas de una empresa, existen partícipes de un fondo de inversión, que son quienes, mediante las aportaciones que realizan al patrimonio conjunto del fondo, obtienen una determinada participación en el mismo. Siguiendo con el símil, los partícipes son propietarios del fondo en la misma medida en la que los accionistas lo son de una empresa, y en la proporción de las aportaciones que hayan realizado. Pueden entrar en el fondo en el momento de su constitución o a posteriori, y pueden salirse del mismo (obteniendo el reembolso de la inversión) en cualquier momento.
Los partícipes deben conocer bien su perfil de riesgo para así tomar las mejores decisiones de inversión. Podrás conocer tu perfil de riesgo mediante la herramienta Fondutest.

Sociedad gestora de un fondo de inversión

La sociedad gestora es la encargada de gestionar y administrar el fondo. Hay que aclarar que no es la propietaria del fondo, los propietarios son siempre los partícipes. La sociedad gestora es quien decide dónde se invierte el patrimonio del fondo, es decir, determina la política de inversión del fondo.

Cada fondo de inversión está gestionado por una única gestora, pero una gestora puede gestionar más de un fondo de inversión a la vez. Estas sociedades cobran de forma directa una comisión al fondo de inversión por la gestión y administración del mismo.
Las sociedades gestoras tienen la obligación de remitir la información relativa a sus fondos a la CNMV de manera periódica, y son las encargadas de llevar el registro de las participaciones de los fondos de inversión.

Depositario de un fondo de inversión 

La función del depositario es la de custodiar y vigilar los activos que componen el fondo. Este puede ser un banco, caja de ahorros, sociedad de valores o cooperativa de crédito que esté inscrita en la CNMV. El depositario cobra una comisión al fondo de inversión en concepto de depósito.
Si el fondo de inversión cambia de depositario, los partícipes tienen derecho a recibir la totalidad de su inversión sin aplicarse, en caso de que la hubiera, comisión de reembolso.

Funcionamiento de un fondo de inversión

El funcionamiento de un fondo de inversión es muy sencillo. El partícipe pone su dinero en el fondo y adquiere participaciones. La sociedad gestora integra ese dinero en el fondo y lo invierte dónde considera conveniente (acciones, bonos, divisas…).
El patrimonio del fondo de inversión es el dinero que lo forma, esté invertido o no en activos financieros. Por otro lado, la cartera de un fondo de inversión, es el conjunto de títulos que este posee.
Cuando el inversor adquiere participaciones mediante las aportaciones que realiza,  está comprando una parte del fondo, es decir, está formando una pequeña cartera igual a la del fondo.
Un fondo de inversión en funcionamiento puede aumentar o disminuir su tamaño por dos motivos. En primer lugar, por la entrada o salida de inversores, y en segundo lugar por las variaciones en el valor de mercado de los activos que lo forman. El primer motivo no afectará nunca a la inversión, simplemente variará el precio de las participaciones en función de las suscripciones o reembolsos. Lo que sí afecta a la inversión y a los resultados que obtendrá el inversor es la variación del valor de los activos.

De esta forma hemos visto como evoluciona el patrimonio de un fondo de inversión cuando se producen cambios en la valoración de los activos que lo forman y cuando se suscriben y reembolsan participaciones.

Y recuerda, y no aumentes el Riesgo.

Fuente: www.rankia.com

Cómo prevenir incendios en casa

Claves para evitar incendios en el hogar

Instalar un detector de humo con alarma en cada piso de la casa.
Si se compra uno importado, las siglas UL (por Underwriter’s Laboratories) indican que
el aparato ha sido sometido a tests exigentes de calidad.
Probarlo al menos dos veces al año.
Probar la batería del detector una vez al mes, nunca quitarla para usarla en otro lado, y reemplazarla una vez al año.
Renovar el detector cada 10 años.

Tener un extinguidor, saber cómo usarlo, y haberlo practicado.

Si se usan calefactores eléctricos, operarlos a no menos de un metro de material combustible; no usar cables alargadores excepto si es absolutamente necesario (en esos casos, mantenerlos desenrollados y no cubrirlos con alfombras ni otros elementos); no usarlos para secar ropa o calzado.

No sobrecargar los enchufes eléctricos.

No colocar ni guardar toallas, repasadores o utensilios de plástico en los estantes que quedan arriba del horno.

No usar mangas largas cuando se cocina, o arremangarse. Pueden prenderse fuego, o voltear recipientes y provocar quemaduras.

Mantener encendedores y fósforos fuera del alcance de los niños. No estimular su curiosidad con estos elementos.

Al vaciar los ceniceros, chequear que su contenido esté perfectamente apagado.

Cuando sea posible, utilizar tapicería con materiales resistentes al fuego. Controlar siempre la tapicería después de que se hayan sentado fumadores. No colocar ceniceros en los apoyabrazos.

No fumar en la cama. Es una causa importante de muerte por incendios en el domicilio. Alejar las estufas hasta al menos 1 metro de la cama. No secar vestimentas o calzado sobre ellas.

Al comprar vestimentas, priorizar la elaborada con materiales de difícil combustión. Esto es especialmente útil para la ropa de cama de mayores de 65 años, quienes tienen una incidencia altísima de lesiones o muerte por combustión de pijamas, robes y camisones.

Por las mismas razones que lo anterior, preferir vestimenta que no deba sacarse por la cabeza. La rapidez al quitarse la vestimenta en llamas reduce la seriedad de las lesiones.

Tomar precauciones especiales al almacenar líquidos inflamables como gasolina, acetona, benceno, thinner, alcohol, aguarrás, cemento de contacto y querosén. El más peligroso de estos es la gasolina. Estos líquidos forman vapores invisibles explosivos que pueden encenderse por una chispa a considerable distancia del recipiente. Deben almacenarse fuera de la casa, lejos de fuentes de combustión, lejos de los niños, en envases bien identificados, bien cerrados, y que no sean de vidrio.

Enseñar estas medidas a todas las personas que viven en la casa.

Estar siempre atento e informado evitara muchos disgustos y no Aumentes el Riesgo.

 

Cómo actuar en caso de incendio en el hogar

Aunque pocas veces nos lo planteemos, es fundamental saber qué debe hacerse si se prende fuego en nuestra casa. Está claro que no es un hecho cotidiano, pero cabe la posibilidad de que ocurra, por lo que será importante estar preparados. Lo primero que deberemos hacer será mantener la calma para así tener claro los pasos a seguir. En este artículo de unComo, te explicamos cómo actuar en caso de incendio en el hogar.

Pasos a seguir:
1. En primer lugar, todos los miembros de la familia o habitantes de la casa deberán tratar de mantener la calma y evitar que el pánico se apodere de la situación. En caso de que haya niños/as, no se deberá dejarles solos en ningún momento.
2. Asimismo, se deberá avisar a los bomberos tan pronto como se detecte el fuego, el 112 es el número de emergencias con el que podrá ponerse en contacto para avisar de un incendio en su hogar.

3. A la hora de evacuar la vivienda, es importante hacerlo lo más rápido posible y sin perder tiempo. Aunque cueste, no deberá pararse a rescatar pertenencias porque el fuego se propaga muy rápidamente.
4. Al salir de casa, se deberá cerrar la puerta pero no echar la llave, ya que quizá se tenga que volver a entrar.
5. Si se trata de un piso, nunca deberá usarse el ascensor en caso de incendio, baje por las escaleras. Si las salidas no están bloqueadas, deberás bajar hasta el piso más bajo y en caso de encontrarnos con una gran humareda, deberemos volver atrás y buscar otra salida alternativa.
6. Se deberá avanzar siempre pegado a las paredes y lo más bajo posible, ya que el humo y los gases tóxicos tienden a subir con el calor. Asimismo, deberemos taparnos la boca con ropa para tratar de inhalar la menor cantidad de humos posible.

7. Durante la evacuación de la vivienda, será necesario cerrar las puertas por las que se atraviesa para retrasar el avance del fuego.
8. En caso de no poder salir de casa, deberá confinarse en una habitación, taponando con trapos mojados las ranuras de las puertas y demás lugares por los que pueda entrar el humo. Abre las ventanas y trata de respirar aire fresco.
9. Si se prende fuego en nuestra ropa, no deberemos correr sino arrojarnos al suelo cubriendo la cara con las manos y rodando sobre el cuerpo para que se apague.

 

Recuerda y no aumentes el riesgo.

 

Fuente: www.educacion.uncomo.com

¡Evita ser víctima de la delincuencia!

La calle está llena de potenciales riesgos y peligros de los cuales hay que cuidarse e intentar prevenir para evitar ser víctimas de los mismos. Entre esos riesgos, uno de los más comunes y perjudiciales es la delincuencia que recorre las calles.

El robo o atraco es un acto de delincuencia que ocurre frecuentemente y consiste en el roboarrebato de algún bien material, ya sea una joya, dinero, algún electrónico, entre otros. Cualquier persona que transite por la calle puede ser víctima de robo, sin embargo hay ocasiones que se prestan más fáciles para que ocurra, es por eso que se debe tomar las precauciones necesarias para evitar ser presa fácil para el delincuente.

A continuación te presentamos algunos consejos que son de utilidad para prevenir ser víctima de la delincuencia:

  • Guarda tus joyas para ocasiones especiales, cuando sepas que vas a estar resguardado de ladrones.
  • Si tienes puesto un reloj de marca o que sea vistoso, guárdalo en el bolsillo si vas a salir a caminar o cuando estás en el carro en medio del tráfico.
  • Mientras manejas no te distraigas hablando por celular. Usa manos libres.
  • Si vas en transporte público o caminando por la vía, apaga el celular. No lo coloques en la modalidad de vibración. Es conveniente mantenerlo guardado. Espera a estar en algún lugar seguro para revisar tus mensajes y hacer las llamadas que tengas que hacer.
  • Trata de caminar en sentido contrario al tránsito, es más difícil que te arrebaten la cartera o te intercepten.
  • Aléjate de las paredes y camina por el medio de la acera, alguien podría estar escondido en el ingreso de alguna vivienda o comercio.
  • Consulta con anterioridad la dirección de algún lugar que visitarás por primera vez. Así evitarás tener que estar preguntando a desconocidos.
  • Si tienes que consultar a un desconocido, mantén la distancia y evita que se ofrezcan a acompañarte.
  • No muestres mucho dinero en efectivo cuando pagues en la calle y evita sacar tarjetas de crédito VIP. Podrían seguirte al abandonar el local.
  • No hables en lugares públicos de dinero, ni qué compraste o qué cosas tienes de valor, recuerda ser reservado con tus asuntos personales.
  • Cuando estés llegando a tu domicilio, ten las llaves a mano o el control de la puerta del estacionamiento, pero si ves algún movimiento raro sigue de largo.

4-e1427887524645Es recomendable seguir estos consejos tomando en cuenta que los actos de delincuencia son desagradables y pueden llevar a situaciones de mucho estrés y peligro si no se maneja de manera adecuada. Algunos delincuentes tienen armas de fuego o armas blancas y por lo general tienen una actitud agresiva, por lo que de llegar a ser víctima de robo se recomienda mantener la calma y       no realizar ningún acto impulsivo que puedan llevar a un mal mayor.

Mantente y alerta en la calle y…no aumentes el riesgo!

Aumentan a Bs. 350.000 monto máximo de créditos para vivienda por Faov

Publicado en www.descifrado.com

Viviendas-300x225

El Ministerio para Vivienda y Hábitat publicó las nuevas condiciones de financiamiento que regirá el otorgamiento de créditos para la adquisición, autoconstrucción, ampliación y mejoras de vivienda principal, con recursos provenientes de los fondos de ahorros para viviendas.

El nuevo esquema está contenido en la resolución número 12 del despacho dirigido por Ricardo Molina, publicada en la Gaceta Oficial 40.137, de fecha 1º de abril de 2013, que circuló este martes.

Entre las decisiones más resaltantes está el aumento a 350.000 bolívares en el monto máximo de los créditos otorgados con recursos del Fondo de Ahorro Obligatorio para la Vivienda (Faov) y el Fondo de Ahorro Voluntario para la Vivienda (Favv) para compra de casa, independientemente del ingreso familiar.

Hasta ahora, la resolución dictada en julio de 2012, y que queda derogada, establecía esa cantidad tope en 300.000 bolívares.

La capacidad crediticia será determinada en función del ingreso de la familia, con las mismas condiciones generales: un máximo de 30 años para pagar y que las cuotas mensuales no superen 35% del ingreso total mensual ni sean menores a 5% del mismo.

Mientras, los préstamos para autoconstrucción, mejoras y ampliación estarán dirigidos a familias con ingresos de entre uno y seis salarios mínimos (entre 2.047,52 y 12.285,12 bolívares).

Los créditos para autoconstrucción serán por un máximo de 205.000 bolívares (hasta ahora eran de 202.500 bolívares), con hasta 20 años para pagar; los de ampliación no podrán ser por más de 140.000 bolívares (eran de 135.000 bolívares), con 15 años para cancelar, y los dirigidos a mejoras de vivienda serán por hasta 84.000 bolívares (el máximo era de 81.000 bolívares), con 10 años de financiamiento.

De igual manera, se precisa que el Órgano Superior del Sistema Nacional de Vivienda y Hábitat puede establecer condiciones específicas y montos distintos para el financiamiento de desarrollos urbanísticos de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), con fondos creados por el Órgano distintos al Faov. La GMVV es la política habitacional del Estado.

Si quiere leer artículo de su fuente, haga click aquí