¿Cómo traspasar un fondo de inversión?

Realizar un traspaso de fondos de inversión

¿Qué es un traspaso de fondos?

El traspaso entre fondos de inversión consiste en reembolsar total o parcialmente las participaciones de un fondo de inversión para suscribir simultáneamente esa cuantía en otro fondo de inversión diferente. Estos traspasos entre fondos tienen la ventaja de que no es necesario tributar por las plusvalías generadas.
 

¿Cuánto tardan en efectuarse los traspasos de fondos?

Los traspasos pueden producirse entre fondos de la misma gestora o bien entre fondos de distintas gestoras. El primer caso es el más sencillo, ya que la entidad de destino y la de origen son la misma, lo que simplifica los trámites de comprobación. El partícipe tiene que dirigirse a la entidad y solicitar traspaso entre los dos fondos de inversión, indicando el importe y número de participaciones que desea traspasar. En un máximo de cinco días hábiles debería estar materializada la inversión en el fondo de destino.

Cuando los fondos son de gestoras diferentes el procedimiento es más costoso, y normalmente suele durar aproximadamente ocho días hábiles. Esta cifra es de referencia, ya que muchas veces también entra en juego cuando hagamos la solicitud y la hora a partir de la cual la gestora deja de tramitar traspasos. Hay algunas gestoras más lentas para este tipo de procesos, pero no suele exceder en gran medida los 8 días hábiles.

¿Cómo se efectúan los traspasos de fondos?

  1. El inversor tendrá que ponerse en contacto con la entidad de destino, señalando el fondo de origen que desea traspasar y la cuantía del mismo o número de participaciones.
  2. Esta entidad deberá enviar la solicitud a la entidad de origen, la cual podrá realizar las comprobaciones que considere oportunas.
  3. Posteriormente, la entidad de origen tendrá que llevar a cabo el reembolso del capital solicitado, enviando dicho importe y la información fiscal del inversor.
  4. Finalmente, cuando los activos llegan a la entidad de destino, inmediatamente se produce la suscripción del nuevo fondo.

¿Qué debo hacer?

Para hacerlo más visual, seguiremos el proceso en un broker:

Confirmamos la cuantía y asignamos un fondo de destino

Por último, tendremos que leer los folletos informativos del fondo de destino, así como realizar las confirmaciones necesarias para que la entidad pueda comenzar a realizar el traspaso. A partir de este momento el traspaso lo realiza el broker, y nosotros no deberemos hacer nada más que esperar a que el fondo esté en nuestra cuenta. En algunos brokers es necesario firmar físicamente las órdenes de traspaso, pero cada vez es más frecuente que todo el proceso sea online.

¿Tributan los traspasos de fondos?

  • En el momento del traspaso el titular no puede disponer de dicho importe, únicamente se cambian unas participaciones por otras, por tanto, no se genera ningún tipo de tributación. 
  • A efectos fiscales se conserva el valor y la antigüedad de la primera inversión, en consecuencia, las plusvalías no tributan hasta que se produzca el reembolso definitivo.
  • Este régimen se aplica tanto a los fondos españoles, como a los fondos comunitarios registrados en la CNMV. Se excluyen de estas ventajas fiscales a los ETFs o fondos cotizados. Esta es una de las ventajas que tiene los fondos índice respecto a los ETFs, la fiscalidad más favorable, ya que podemos adaptar el pago de impuestos a nuestras necesidades.

¿Cuál es el coste de los traspasos de fondos?

Directamente, no se produce un coste por el traspaso. Sin embargo, de forma indirecta el traspaso supone un coste por la comisión de reembolso y de suscripción del nuevo fondo. Algunos brokers cobran una comisión mínima fija por el hecho de suscribir nuevos fondos, pero esto depende mucho de cada broker y del estilo de traspaso. Lo ideal es informarse bien sobre este aspecto, y asegurarse si cobran entre tras pasos de fondos entre gestoras nacionales o de nacionales a internacionales, no sea que nos llevemos un susto al rehacer nuestra cartera.
El traspaso es un proceso sencillo, donde nosotros únicamente debemos tener claro la cantidad que queremos traspasar y a donde, y el broker donde operamos se encargará de realizar el resto de transacciones necesarias. El tiempo entre traspaso es indeterminado, pero no suele exceder de los 8 días hábiles.
Antes de decidirnos por un broker, es importante preguntar por si tienen comisiones por tramitar traspaso entre fondos de inversión y no aumentes el riesgo.
Fuente: www.rankia.com

LOS SEGUROS PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD Y LA CONCIENCIACIÓN DE LAS ASEGURADORAS

Durante muchos siglos, las personas con necesidades especiales fueron marginadas y consideradas de poca o nula utilidad para la sociedad; pero esos tiempos han quedado afortunadamente atrás. Las sociedades modernas reconocen que las personas con necesidades especiales tienen unas capacidades homologables a las de cualquiera y, desde luego, los mismos derechos que cualquier otro ciudadano.

Esta asunción tiene, también, su correlato en el mundo del seguro con los seguros para discapacitados. Concretamente, el sector asegurador español cuenta con una Guía de buenas prácticas en materia de discapacidad; una autorregulación sectorial que garantiza que las entidades adheridas a dicha guía tienen un comportamiento adecuado y no discriminatorio frente a las personas con necesidades especiales y sus familias.

Entre las cláusulas de dicha guía hay varias que inciden en el tema, muy importante para este colectivo de personas, de la accesibilidad. El seguro para discapacitados se compromete a facilitar el acceso de las personas con necesidades especiales a las gestiones que deban realizar, tanto físico (instalaciones) como de otro tipo (las comunicaciones, la gestión de siniestros, presentación de reclamaciones, etc.)

Los seguros para personas con necesidades especiales comprometen a las aseguradoras, además, a formar a su red comercial en las materias relacionadas con las personas discapacitadas.

Los llamados manuales de suscripción del asegurador, es decir los textos que sirven para formar a los comercializadores, incluirán contenidos específicos sobre la discapacidad y los procedimientos específicos que se han de seguir en el caso de que una persona con necesidades especiales desee adquirir algún tipo de seguro.

El seguro para personas con discapacidad se compromete a facilitar el acceso de las personas con necesidades especiales a las gestiones que deban realizar

Por último, pero no por ello menos importante, la auto-regulación sectorial también trabaja contra un efecto repetidamente denunciado por las organizaciones ligadas a la discapacidad: el escaso conocimiento real que existe sobre las circunstancias de las personas con necesidades especiales, que hace que resulte difícil calcular las primas del seguro para discapacitados, o que éstas sean artificialmente elevadas. En este sentido, las entidades se comprometen a trabajar conjuntamente para construir bases de conocimiento que permitan medir con mayor precisión las circunstancias de las personas aseguradas con necesidades especiales; lo que ha de redundar en un cálculo más adecuado de sus condiciones de aseguramiento.

Y recuerda no aumentes el riesgo.

Fuente: www.estamos-seguros.es

¿Cómo puedo ahorrar con mis seguros?

Suscribir un seguro no está reñido con una contención de los gastos en tu economía doméstica. Sino más bien todo lo contrario, ya que aparte de que te servirá para preservar tus bienes materiales o la propia salud, pueden constituirse en una importante fuente de ahorro si optimizas su formalización con decisión. Hasta el punto que estarás en condiciones incluso de conseguir alguno de ellos de forma gratuito a través de las ofertas promocionales que vienen desarrollando con cierta frecuencia las compañías de seguro, cuya estrategia comercial se basa en que contratas varias pólizas y una de ellas está exenta de gastos. Es decir, no te costará ni un solo dolar desde el principio. Aunque para que sea rentable la operación deberás sentir la necesidad de suscribir el paquete asegurador en su conjunto. En ningún caso bajo la presión de formalizar pólizas innecesarias para tu vida diaria.

El ahorro en los seguros no solamente procede de una mejor optimización en su contratación, sino en una serie de actuaciones personales que tendrán como principal objetivo que tu gasto todos los años sea menor que en otros ejercicios.

No será una tarea muy difícil de cumplimentar, pero con un poco de disciplina y perseverancia comprobarás como poco a poco el saldo de tu cuenta corriente está más saneado.

¿Cómo pagar menos por tu seguro?

Esta actuación no es algo irreal sino que depende de tu decisión para llevarlo a cabo. Dispones de varias estrategias para conseguirlo y algunas de ellas tan eficaces como las que te exponemos a continuación:

Suscribir una póliza a tu medida: no tienes por qué pagar por coberturas innecesarias o que no vas a utilizar. La solución para alcanzar un seguro más competitivo reside en que seas tú mismo quien lo diseñe en función de tus necesidades reales.

Selecciona la forma de pago: puede que te sientas en la tentación de fraccionar el abono anual para planificar mejor tu presupuesto familiar. Pero quizás desconozcas que esta opción puede implicar un recargo sobre la operación de hasta el 5%. No en vano, a medida que mayor es el fraccionamiento más amplio será el porcentaje que deberás afrontar todos los años.

Agrupar todas las pólizas: si tienes la necesidad de contratar varios seguros no te lo pienses más. Te conviene realizar esta operación con la misma compañía para obtener mejores condiciones en la contratación: descuentos, bonificaciones en la prima y en definitiva un trato preferencial en las relaciones.

Buscar asesoramiento: quizás el camino más corto para abaratar tu seguro pasa por demandar un servicio profesional. No en vano, acceden a los productos de todas las aseguradoras así estarás en condiciones de negociar las mejores opciones del mercado en función de lo que realmente estés buscando.

Claves para abaratar el contrato

De todas formas, siempre tendrás a mano unos pequeños trucos que te ayudarán a que tu presupuesto no se dispare al firmar la póliza. Desde unos planteamientos muy fáciles de aplicar como son los siguientes:

  • Libérate de duplicidades. Quizás no lo sepas pero puede que estés pagando dos veces por la misma cobertura. Este escenario puedes evitarlo anulando este servicio o incluso el propio seguro.
  • Revisa los seguros: Será la mejor manera que tengas para constatar qué servicios tienes contratado, porque hasta en tus tarjetas de débito o crédito están incorporadas pólizas de accidentes, asistencia legal o protección de pagos.
  • Repasar las coberturas de la póliza: Tu objetivo consistirá en analizar con detalle las garantías suscritas. Puede que algunas ya no las necesites y sirva para aligerar el coste total del producto. Y otras necesiten de una actualización para que sean más rentables.
  • Potencia tus puntos fuertes: Nada mejor para abaratar el seguro que aprovechar todas las medidas de seguridad que tengas cubiertas, como por ejemplo en el hogar. De esta forma, los riesgos serán menores y por tanto se reflejará en el abono de la cuota.

Con esta pequeña ayuda podrás tomar en cuenta ciertos aspectos que te ayudaran a tomar la mejor decisión y no aumentes el Riesgo.

Fuente: www.rankia.com

 

 

Consejos a la hora de Invertir (2)

Siguiendo con nuestros Consejos a la hora de Invertir, una de las cosas más importante es saber definir cuál es nuestro Perfil de Inversor.  Hay tres grande parámetros que tenemos que hay que definir:

El perfil de riesgo del Inversor

Usualmente viene asociado al riesgo, ¿cuál es nuestra aversión al riesgo?  Recuerde que mientras más rentabilidad deseada el riesgo es mayor por lo tanto la adversión al riesgo suele ir asociado a la edad. No es un axioma pero generalmente mientras más edad tenemos nuestra aversión al riesgo será mayor pero hay que considerar otras variables que condicionaran el perfil como Nivel de Ingreso, Capacidad de Ahorro, responsabilidades familiares, etc.

Finalidad de Inversión

Aquí lo más importante es definir el objetivo de nuestra inversión como puede ser: ahorrar la inicial del pago de una vivienda, pagar la universidad de los hijos, fondear nuestra jubilación  o la compra de un negocio.

Horizonte Temporal de la Inversión

Es el tiempo estimado que vamos a mantener la inversión. Junto a las otras dos variables nos va ayudar a definir en qué vamos a invertir. Mientras más largo el tiempo, más riesgo podemos asumir porque tendremos más chance de recuperar pérdidas durante el horizonte definido. O viceversa, mientras menor sea el horizonte de inversión, menos tiempo tendremos para recuperarnos de bajas en nuestra inversión.

Ahora, tome papel y lápiz y trata de poner en blanco y negro los tres parámetros o variables antes descritas y después lo invito a hacer el siguiente TEST. Hay muchos en internet pero te puede dar una idea según tu perfil, en cómo puedes invertir tu dinero y esto te ayudará a sentarte con tu asesor de seguro y afinar una buena estrategia de inversión.

Recuerda que la inversión siempre tiene objetivos claros y no aumentes el riesgo.

Escrito Por: Sr. Ricardo Pfeffer CEO

 

 

Los mejores brokers online para comprar criptomonedas con CFDs

Las criptodivisas son una tendencia cada vez más en alza, y estos brokers te permiten sacarle el máximo rendimiento de forma fácil y cómoda.

Hay muchas formas de ganar dinero aprovechando las bondades de Internet, pero, si tuviéramos que destacar una por encima de todas, sin duda serían los brokers online. Estas plataformas permiten a los usuarios operar en bolsa, aprovechar los vaivenes del mercado bursátil para generar una serie de importantes ingresos. Y sí, aunque se requiera una fundamental formación previa, son a día de hoy el método más sólido y con mayor potencial para conseguir importantes cifras en euros.

Estos, además, están comenzando a contemplar la posibilidad de aprovechar uno de los fenómenos que están pegando con más fuerza en el mercado actualmente: las criptomonedas. Con el Bitcoin como máximo exponente, se están convirtiendo en un clarísimo objetivo para todos los que se mueven en el mundo de las inversiones. Por eso, trabajar con brokers que permitan operar con ellas es algo que, a día de hoy, se está volviendo vital.

Desafortunadamente, no todos contemplan esta opción. Lo reciente del fenómeno de las criptodivisas y el escepticismo con el que muchos ojos las miran han hecho que estén en el ojo de un huracán entre detractores y partidarios, como también que sean pocas las plataformas que permitan trabajar con ellas.

Aquí no vamos a hablar solo de los brokers online que contemplan las operaciones con criptomonedas, sino también de los que, además, ofrecen la posibilidad de trabajar con ellas a través de CFDs. Los Contratos por Diferencia son una muy buena forma de aprovechar las fluctuaciones de valor de esta nueva forma de dinero, y a través de ellos, y de los brokers que os vamos a presentar a continuación, vais a poder hacer dinero de verdad con las monedas virtuales.

EToro

El bróker online eToro cuenta con infinidad de productos con los que operar; sin embargo, una de sus mayores especialidades se encuentra en el ámbito de las criptomonedas. Este operador de CFDs permite a los usuarios operar con total tranquilidad y seguridad con algunas de las ciberdivisas más populares. Si quieres subirte a la ola del Bitcoin o probar otras alternativas como Ethereum puedes hacerlo con total tranquilidad y seguridad aprovechando también el empleo de CFDs para ello, con las ventajas que esto supone.

Los más novatos tienen aquí un sitio bastante útil para comenzar a experimentar con las criptodivisas. Al facilitar la interacción directa, sin necesidad de contar con herramientas externas ni demás parafernalia, se consigue algo mucho más práctico y cómodo.

IQ Option

La propuesta de IQ Option como bróker online es otra de las que se plantea como las más sólida, robusta, fiable y cómoda de internet. Muchos lo definen básicamente como el mejor para realizar operaciones binarias, y todo gracias a la seguridad que aporta y a la facilidad de uso con la que se despliega ante el usuario tanto experimentado como novato.

De entre todos los productos con los que permite operar, se mueve con bastante soltura dentro del terreno de las criptomonedas. Aquí, permite operar con Litecoin, Bitcoin, Ripple, Ethereum, IOTA, Zcash, Dash y un largo etcétera. Se ha asegurado de contar con una amplia cantidad de estas monedas virtuales para que todos los interesados puedan aprovechar sus continuos movimientos y sacar partido de las fluctuaciones que estamos viendo, por ejemplo, con el Bitcoin.

XTB

XTB es uno de los brókers líderes en España y Latinoamérica actualmente. Permite trabajar con índices, divisas, materias primas y un largo etcétera, aunque una de las claves de su éxito reside en la operación con CFDs sobre acciones y, ya mirando más a las tendencias actuales, a las criptodivisas.

Es un bróker transparente, con unas plataformas impecables y con la capacidad de ofrecer formación a los clientes interesados en seguir aprendiendo todos los entresijos de este mundillo. En el terreno de las criptomonedas, su trabajo gira sobre todo en torno a la más popular de todas, el Bitcoin, con la que permite actuar sacando partido de los CFDs.

Plus500

El bróker Plus500 presume actualmente de ser uno de los más importantes de todo el planeta. Permite operar sin dinero real para hacer simulaciones, como también comenzar a trabajar con un depósito mínimo de tan solo 100 €. Aunque no permite el ingreso de criptomonedas, sí que permite trabajar con ellas, haciendo gala de una más que interesante variedad para cualquier usuario.

En total, cuenta con 10 criptodivisas con las que operar mediante CFDs. De entre todas ellas tenemos que destacar nombres como Bitcoin, Bitcoin Gold, IOTA y Ethereum. Todas cuentan con una elevada popularidad y un movimiento continuo que se antoja perfecto para generar beneficios si se sabe manejar adecuadamente a través de las distintas operaciones.

Recuerda antes de hacer este tipo de inversión, considera siempre las diferentes alternativass que te ofrecen los brokers on-line y no aumentes el riesgo.

Fuente: www.grandesmedios.com

 

 

Consejos a la hora de Invertir (I)

Al momento de decidir una inversión le recomendamos que se tome el tiempo necesario y haga las consultas que hagan falta antes de tomar cualquier decisión.

Queremos presentarle algunos factores a considerar al momento de invertir:

  • Consiga toda la información que este disponible sobre los instrumentos e instituciones a donde va a colocar y/o invertir su dinero.
  • La rentabilidad esta asociada al riesgo. Mayor expectativa de rendimiento vas a tener que asumir más riesgo. SI alguien le llega a decir rentabilidad garantizada, usted salga corriendo.
  • Define bien claro tu horizonte de inversión y cuáles son tus necesidades que tienes durante el plazo estimado. Puedes hablar de días, meses o años.
  • Diversificación. Aquí aplica el refrán “no pongas todos los huevos en la misma cesta”. Esto vale para instrumentos (acciones, bonos, etc.). Monedas, Mercados, etc.
  • Manten una comunicación fluida con tu asesor. No tengas pena de preguntar, eso te puede salir caro. Explícale bien tus necesidades y pídele siempre que te presenten varias alternativas con su pro y contras. Además en el tiempo hay que ir haciendo correctivos o toma de decisiones por situaciones inesperadas.
  • Tener claro el grado de liquidez de mi inversión y si hay penalidades por salida anticipada.
  • Considerar los costos y gastos de intermediación. No queremos sorpresas.

Estos son algunos de los factores que hay que tomar en consideración cuando vayamos a invertir.

Recuerda que invertir tiene su riesgo, no es un juego o pasatiempo al menos que lo tome como ir al casino.

Escrito por: Sr. Ricardo Pfeffer

Un seguro para tu hogar: cómo, cuánto y por qué

Hay pocas sensaciones más desesperantes que la de abrir un día la puerta de tu piso y comprobar que te han robado; quizás sólo lo iguala ver cómo una inundación o un incendio ha destrozado tu casa. Si has vivido un episodio así, seguro que lo recuerdas, pero si no te ha sucedido nunca nada parecido puede que estés a tiempo de protegerte contra ese tipo de problemas.

El objetivo es que no contrates ni un infraseguro ni un sobreseguro, sino lo que verdaderamente te hace falta en tu circunstancia. El primer supuesto se da cuando el valor real de los bienes asegurados es superior al que declaras en la póliza y en el segundo, lo que realmente valen esos bienes se barema por debajo de lo que la compañía se ha comprometido a asegurar. En ambas situaciones tendrías un problema, créenos.

Algunas definiciones

Antes de empezar a hablarte de coberturas, precios y primas, aquí tienes un pequeño glosario que te ayudará a familiarizarte con el mundo de los seguros de hogar. Hemos ordenado por orden alfabético algunos términos que deberás tener claros:

1) Agente de seguros: es el enlace entre la compañía y el tomador, y su principal misión es asesorar al cliente (real o potencial), aunque hay que ser consciente de que es empleado de la empresa aseguradora.
2) Condiciones generales y particulares: mientras las primeras son comunes a todas las pólizas e impuestas por la aseguradora, las particulares recogen los detalles de cada contrato: la compañía, el riesgo, la cantidad asegurada, la prima, el vencimiento,…
3) Corredor de seguros: aunque también es un intermediario con la compañía, no está vinculado con ella, como sí ocurre con los agentes. Al trabajar con varias empresas, se les supone imparcialidad a la hora de asesorar al tomador.
4) Franquicia: es un importe pactado que siempre pagará el asegurado cuando se produzca un siniestro. La principal ventaja de la franquicia es que abarata la póliza; por otro lado, el asegurado siempre debe pagar una parte del siniestro.

5) Póliza: es el documento que contempla el contrato del seguro.
6) Prima: ésa es la cantidad que abonarás periódicamente al contratar la póliza a la compañía aseguradora para la cobertura del riesgo. Básicamente, es el precio del con-trato.
7) Riesgo: así se llama a la posibilidad de que, efectivamente, se produzca el daño asegurado y debe figurar en la póliza.
8) Tomador: ése serás tú; la persona que contrata un servicio con la entidad aseguradora y paga la prima.

Ahora que ya tienes en mente unas cuantas definiciones, debes saber que NO es obligatorio tener un seguro de hogar: cuando compras una casa no tienes que contratar uno de estos servicios, pero no quiere decir que no sea recomendable hacerlo.

¿Por qué? Porque un seguro no sólo va a cubrirnos cuando nosotros tengamos un problema “de puertas adentro”: también se hará cargo si perjudicamos a nuestros vecinos, como puede pasar ante una inundación o una explosión de gas.

Si nuestra comunidad tiene contratado un seguro, tendrá que iniciar una reclamación de daños; si tampoco el vecindario está cubierto, empieza un proceso más complicado y hay que buscar abogados.

Cualquier caso siempre hay que tener claro dónde se ha ocasionado la avería, algo para lo que envían a sus expertos para que emitan el correspondiente informe pericial del siniestro. Ese documento es imprescindible para que, llegado un juicio, el causante no tenga más remedio que hacerse cargo de la reparación y de los costes jurídicos.

¿Qué necesito?

La fórmula más habitual en los hogares españoles es la de adquirir un seguro multirriesgo que cubra la responsabilidad civil: este tipo de coberturas protegen los daños más comunes, tanto para el inmueble como para lo que contiene. Hablamos de robos, incendios, tormentas, escapes de agua, rotura de cristales…

Este paquete básico, que luego podemos completar con las condiciones que necesitemos, tiene un coste medio anual de entre 500 y 750 dolares , según un estudio de Agosto de 2016 de la web KeListo.

En todo caso es importante revisar las condiciones para saber qué cubre el seguro y qué no cubre: normalmente, cuanta mayor cobertura queramos, más gastaremos en este concepto.

Si finalmente decides contratar un seguro, no te olvides de añadirlo a la lista de categorías que te ofrece la aseguradora.

Dentro y fuera

Siempre te recomendamos examinar cada palabra de todo contrato antes de firmarlo, y también te convendrá hacerlo en el caso de estos seguros.

Habrá dos términos que encontrarás con toda seguridad en los términos y condiciones: contenido y continente.

¿A qué llamamos “contenido” cuando hablamos de asegurar un piso?

Se refiere a los muebles, los electrodomésticos y todo lo que se pueda considerar que no está relacionado con la constitución física de la casa: libros, estanterías, lámparas, cortinas, ropa, sábanas.

Por otro lado, hay que definir qué es el “continente”. Comprende los materiales que se han usado para la construcción de vuestra casa: paredes, ventanas, puertas, instalaciones fijas de agua y calefacción y todos los aparatos para que esos sistemas funcionen (calderas, calentadores, radiadores, enchufes, grifos…). Hablamos del equipamiento básico de la vivienda y del resultado de reformas estructurales.

Al momento de hacer un inventario de contenido/continente, y hay algunos puntos que debes recordar cuando llegue el momento de declarar tus bienes:

¿Sabes si tienes lo que en las aseguradoras se consideran objetos de valor?

Sí, puede que esa foto con tu primo en Nueva York tenga una gran importancia para ti, pero lo que necesitan que declares en tu póliza son los objetos que cuesten más de 2.000 euros y cualquier cosa que tengas en tu casa y que supere el 20% del valor total de su contenido. Si ninguna de tus posesiones cumple esos requisitos, no tienes que declarar nada como objeto de valor.

¿Qué pasa con tu mascota? ¿Y si tu gato/perro/canario/camaleón causa algún accidente? 

Normalmente las aseguradoras contemplan algunas cláusulas básicas en esta cuestión.

La responsabilidad civil de los animales de compañía que podríamos definir como “tradicionales” suele cubrirse en un paquete básico.

En caso de accidente o incendio tienen que intervenir profesionales o tienes que alojarte fuera de tu casa mientras la reparan, suelen pagarse aparte de lo acordado por continente y contenido.

Comprueba hasta qué punto te los cubrirán; lo habitual es que el límite esté en un 50% de la suma total de capitales contratados.

Busca y encuentra

Si ya estás decidido a contratar una póliza, experimenta con los comparadores de seguros.

Hay decenas de herramientas que te proponen tu “seguro ideal” teniendo en cuenta las características de tu casa y de todo lo que contiene.

Si acabas acudiendo a un profesional del sector, no temas hacerle todas las preguntas que necesites.

Si tienes algún seguro ya contratado con una compañía determinada, no descartes informarte sobre la posibilidad de combinar o añadir una póliza para tu casa, ya que probablemente te hagan alguna oferta o descuento para que lo contrates también con ellos.

Y no aumente el Riesgo.