¡SAL A CAMINAR!

Caminar 1Caminar es un hábito que más allá de ser muy beneficioso para las piernas, nos ayuda a mantener y recobrar la salud física y emocional. Es un ejercicio para todos, desde los más jóvenes hasta las personas de tercera edad pueden hacerlo sin afectar sus articulaciones o ligamentos. Diversos estudios han demostrado que caminar es el ejercicio por excelencia, basta con caminar un promedio de media hora (30 minutos) diaria para mantener una figura saludable. Lo mejor de todo es que ¡es gratis! no hay que invertir en implementos y clases y ni siquiera exige de algún instrumento en especial (aunque hay personas que agregan las pesas de tobillos para hacer el ejercicio más exigente). Es un ejercicio relajante, agradable y perfecto para hacerlo en pareja, con música o en compañía de un perro y lo puedes realizar tanto en la ciudad, en la montaña, en el campo o en la playa.

Caminar ayuda a :

  • Mejorar la circulación
  • Fortalecer las piernas (muslos y pantorrillas)
  • Combatir la celulitis y la flacidez
  • Ejercitar el corazón y fortalece el sistema cardiovascular
  • Oxigenar todo el cuerpo
  • Quemar toxinas y grasas de más
  • Relajarte y liberar tensiones musculares y emocionales
  • Despejar la mente y fomentar la creatividad
  • Prevenir muchas enfermedades, sobretodo diabetes, infartos, derrames cerebrales y problemas de circulación

30 minutos al día son suficientes para:

  • Disminuir en un 20% el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares
  • Quemar 1000 calorías a la semana
  • Mantener el peso
  • Cuidar la estructura ósea
  • Favorecer el movimiento de las articulaciones

Caminar más de 30 minutos al día ayuda a:

  • Caminar 3Mejorar la respiración y fortalecer los pulmones
  • Ejercitar la vista
  • Disminuir el 50% de padecer osteoporosis
  • Disminuir 50% la posibilidad de padecer cáncer de mama, diabetes, impotencia y depresión
  • Reduce la dependencia en los ancianos
  • Reduce el nivel de colesterol en la sangre

Caminar 2En resumen, caminar es un ejercicio gratuito que esta al alcance de todos, sin importar nuestra edad. Entre sus innumerables beneficios encontramos la prevención de enfermedades cardiovasculares, el fortalecimiento de las piernas, la quema de toxinas y la posibilidad de relajarnos y liberar tensiones. Con tan solo 30 minutos diarios gozaremos de una mejor salud. Recuerda calentar antes de empezar a caminar y al terminar hidrátate. ¡Sal a caminar! y…No aumentes el riesgo.