Seguro de Salud o Seguro Médico

El seguro de salud (tambien llamado seguro médico o seguros de gastos médicos) es un contrato entre usted y una compañía de seguros.

A cambio de que usted haga los pagos de la prima, la compañía de seguros de salud acuerda pagar los gastos médicos en los que usted pueda incurrir bajo los términos del contrato.

El seguro de salud es esencial en estos tiempos, ya que un simple accidente o una enfermedad seria podrían acabar con sus ahorros y hundirlo en deudas.

Existen muchas razones para adquirir un seguro médico para usted y su familia, pero ésta es la más importante, debido a que los gastos médicos pueden alcanzar decenas de miles de dólares o más por una simple lesión o enfermedad. Además, los costos por hospitalización y tratamiento de lesiones continúan creciendo a un ritmo que excede la inflación.

¿Qué son los “servicios cubiertos” ?

Su póliza de seguro de salud es un acuerdo entre usted y su compañía de seguros. La póliza hace una lista de un paquete de beneficios médicos tales como pruebas, medicamentos y servicios de tratamiento. La compañía de seguro se compromete a cubrir el costo de ciertos beneficios que están anotados en su póliza. Estos son los llamados “servicios cubiertos”.

Su póliza también tiene una lista de los tipos de servicios que no están cubiertos por su compañía de seguro. Usted tiene que pagar por cualquier cuidado médico que reciba que no esté cubierto.

¿Qué es una necesidad médica? ¿Eso es diferente de un servicio cubierto?

Tenga en mente que una necesidad médica no es lo mismo que un beneficio médico. Una necesidad médica es algo que su médico ha decidido que es necesario. Un beneficio médico es algo que su plan de seguros se ha comprometido a cubrir. En algunos casos, su médico podría decidir que usted necesita cuidado médico que no está cubierto por su póliza de seguro.

Las compañías de seguros determinan qué pruebas, medicamentos y servicios van a cubrir. Estas opciones se basan en su conocimiento de los tipos de cuidados médicos que la mayoría de los pacientes requieren. Las opciones de su compañía de seguros pueden significar que la prueba, medicamento o servicio que usted necesita no está cubierto por su póliza.

¿Qué debo hacer?

Su médico tratará de familiarizarse con la cobertura de su seguro de modo que él o ella pueda proporcionarle el cuidado que está cubierto. Sin embargo, existen tantos planes de seguro diferentes que no es posible para su médico saber los detalles específicos de cada plan. Al comprender la cobertura de su seguro, usted puede ayudarle a su médico a recomendarle cuidado médico que está cubierto por su plan.

  • Tómese su tiempo para leer la póliza de seguro. Es mejor saber lo que su compañía de seguros pagará antes de que usted reciba un servicio, de que le hagan una prueba o de que le surtan una prescripción. Algunos tipos de cuidado puede que tengan que ser aprobados por su compañía de seguros antes de que su médico pueda proporcionárselos.
  • Si usted aún tiene preguntas con respecto a su cobertura, llame a su compañía de seguros y pídale a un representante que se lo explique.
  • Recuerde que es la compañía de seguros —no su médico— la que toma las decisiones acerca de lo que se va a pagar y de lo que no se va a pagar.

¿Qué sucede si mi médico me recomienda cuidados que no están cubiertos por mi seguro?

La mayoría de las cosas que su médico le recomienda estarán cubiertas por su plan, pero algunas puede que no. Cuando usted se hace una prueba o tratamiento que no esté cubierto, o le llenan una prescripción para un medicamento que no está cubierto, su compañía de seguros no pagará la cuenta. A esto con frecuencia se le llama “negación del reclamo”. Usted aun puede obtener el tratamiento que su médico le recomendó pero tendrá que pagar por el usted mismo.

Si su compañía de seguro le niega su reclamo usted tiene derecho a una apelación, es decir a desafiar la decisión. Antes de decidir apelar familiarícese con el proceso de apelación de su compañía de seguros. Esto debe estar descrito en el libro de su plan. Además, pregúntele a su médico por la opinión de él o de ella. Si su médico piensa que está bien que usted haga una apelación, él o ella puede ser que le ayude durante el proceso.

La Salud es muy importante para todo ser viviente, recuerda tener el riesgo mínimo para mantenerla siempre bien.

Fuente: Family Doctor
http://familydoctor.org/e688.xml

ASÍ SE CALCULA LA INDEMNIZACIÓN EN UN ACCIDENTE DE TRÁFICO

Si te fueras de cámping con trescientos aseguradores del automóvil, la verdad, no sabemos si las noches junto a la hoguera te resultarían divertidas; pero lo que sí sabemos es que escucharías mil veces la palabra Baremo antes de volver a la ciudad. Si te explicamos aquí de qué va eso del Baremo, puede que ya te puedas ahorrar lo del cámping.

El Baremo se llama, en realidad, Sistema para la Valoración del Daño Corporal en Accidentes de Tráfico; y es, como su propio nombre indica, el conjunto de reglas por las que se rige la fijación de la indemnización monetaria a la que tiene derecho cualquier persona que ha resultado herida en un accidente de tráfico, en función de la importancia de sus lesiones. Porque en España, como país que es en el que existe el seguro obligatorio de automóvilestodas las víctimas de accidentes son compensadas económicamente. Nadie se queda fuera.

Baremos de este tipo los hay, parecidos, en otros países. Pero el Baremo español tiene una particularidad importante: está en una ley, lo cual quiere decir que es de obligado cumplimiento por los tribunales, pues sabido es que la labor de los jueces es, precisamente, cumplir y hacer cumplir la ley. En la práctica, esto quiere decir que la misma lesión, a víctimas de parecidas características, «vale» lo mismo en cualquier lugar del mundo. 

¿De qué víctimas se ocupa el baremo español?

  • Los fallecidos: a las personas que han muerto en accidente de tráfico, obviamente, no se las puede indemnizar. Pero, en su lugar, se indemniza a los perjudicados, esto es, a las personas con una relación estrecha con el fallecido que por ello deben ser resarcidas de las consecuencias de su desaparición. La inmensa mayoría de los perjudicados son abuelos, padres, hermanos, cónyuges e hijos.
  • Las secuelas: una secuela es una consecuencia física que se sufre de forma permanente tras el accidente; por ejemplo, la pérdida de movilidad de un dedo, o de una pierna. La secuela, obviamente, es objeto de indemnización.
  • Las incapacidades temporales: Las conocidas como IT son aquellos daños que sufren personas en accidentes de tráfico pero de los que, con el tiempo y tratamiento, se curan. En las IT, lo que se indemniza son los días que toma esa curación.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, el Baremo del automóvil no es una lista cerrada y rígidaen la que todo es valorado siempre de la misma manera (por ejemplo: perder movilidad de un dedo siempre vale tantos euros). No. La principal virtud del Baremo es que es muy flexible: hay indemnizaciones que se fijan en rangos de intensidad, de acuerdo con la del daño; y también se tiene en cuenta la edad y otros factores, como la necesidad de cuidados en las grandes lesiones, o la necesidad de adaptar la vivienda. Siendo un sistema para todos, el Baremo tiene la virtud de adaptarse a cada uno.

Aunque no te lo creas, en el año 2016 el Baremo sirvió para fijar la indemnización de 350.000 personas. Fíjate cómo se compuso esa cifra.

Recuerda siempre tener en cuenta el significado de los terminos que usamos en el mundo de los seguros y no aumentes el riesgo.
Fuente: www.estamos-seguros.es

 

EL SEGURO DE AVIONES Y SU IMPORTANCIA PARA LAS AEROLÍNEAS

Antes de comenzar a explicar en qué consiste el seguro para aviones, cabe destacar que el avión es el medio de transporte de masas que mayor evolución ha experimentado durante el siglo XX y que, a día de hoy, sigue siendo la manera de desplazarse más segura. Lo que comenzó como un medio sólo accesible para personas con grandes recursos económicos ha pasado a estar a disposición de la mayoría de la población, conforme han evolucionado la sociedad y la tecnología. Las personas cada vez quieren volar más y más lejos.

Como imaginarás, el precio de un avión es elevadísimo. Se trata de máquinas construidas y equipadas con la más alta tecnología. Para que te hagas una idea, el abanico de precios del fabricante europeo Airbus va desde los 76 millones de euros hasta los 437. Y eso cada avión. Así que, si multiplicas ese precio por toda la flota que puede tener una aerolínea, puedes entender la necesidad de proteger la inversión que supone la compra de los aviones ante el riesgo de accidente. Por ello, existen seguros de aviones que cubren los daños que puedan sufrir las aeronaves en esos casos.

Sin embargo, y aunque no lo parezca, los daños del propio avión no representan el mayor riesgo para la aerolínea. Incluso tampoco lo serían los daños o perjuicios que, con motivo de un accidente del avión, puedan sufrir los pasajeros o el equipaje (para los que también existe un seguro, y además obligatorio). El principal riesgo que cubren los seguros para aviones son los daños que se puedan causar a terceras partes, con motivo de las operaciones aeronáuticas que se realicen. Los daños a terceros son poco frecuentes, pero eso no quiere decir que no puedan ocurrir. Además, las consecuencias de, por ejemplo, la caída de un Jumbo en una zona poblada pueden ser devastadoras. Todas las partes afectadas deben ser indemnizadas por el daño sufrido.

Es por ello que el legislador, tanto nacional como internacional, ha establecido un eficaz sistema de protección de los derechos de los usuarios del avión y de terceras personas que puedan verse afectadas por un accidente u operaciones de las aeronaves.

En este esquema de protección el seguro de avión juega un papel fundamental como garante o protector del patrimonio económico, tanto de las aerolíneas como de sus usuarios y resto de ciudadanos. De hecho, aunque tú no lo percibas, para cualquier operador aéreo tan importante como disponer de los pilotos y la tripulación de cabina necesarios, es disponer de la correspondiente protección que te da un seguro para aviones.

Literalmente: sin seguro, no se vuela.

El Riesgo Mínimo se aplica para cualquier tipo de servicios que preste cualquier empresa.

Fuente: http://www.estamos-seguros.es