Seguro de Salud o Seguro Médico

El seguro de salud (tambien llamado seguro médico o seguros de gastos médicos) es un contrato entre usted y una compañía de seguros.

A cambio de que usted haga los pagos de la prima, la compañía de seguros de salud acuerda pagar los gastos médicos en los que usted pueda incurrir bajo los términos del contrato.

El seguro de salud es esencial en estos tiempos, ya que un simple accidente o una enfermedad seria podrían acabar con sus ahorros y hundirlo en deudas.

Existen muchas razones para adquirir un seguro médico para usted y su familia, pero ésta es la más importante, debido a que los gastos médicos pueden alcanzar decenas de miles de dólares o más por una simple lesión o enfermedad. Además, los costos por hospitalización y tratamiento de lesiones continúan creciendo a un ritmo que excede la inflación.

¿Qué son los “servicios cubiertos” ?

Su póliza de seguro de salud es un acuerdo entre usted y su compañía de seguros. La póliza hace una lista de un paquete de beneficios médicos tales como pruebas, medicamentos y servicios de tratamiento. La compañía de seguro se compromete a cubrir el costo de ciertos beneficios que están anotados en su póliza. Estos son los llamados “servicios cubiertos”.

Su póliza también tiene una lista de los tipos de servicios que no están cubiertos por su compañía de seguro. Usted tiene que pagar por cualquier cuidado médico que reciba que no esté cubierto.

¿Qué es una necesidad médica? ¿Eso es diferente de un servicio cubierto?

Tenga en mente que una necesidad médica no es lo mismo que un beneficio médico. Una necesidad médica es algo que su médico ha decidido que es necesario. Un beneficio médico es algo que su plan de seguros se ha comprometido a cubrir. En algunos casos, su médico podría decidir que usted necesita cuidado médico que no está cubierto por su póliza de seguro.

Las compañías de seguros determinan qué pruebas, medicamentos y servicios van a cubrir. Estas opciones se basan en su conocimiento de los tipos de cuidados médicos que la mayoría de los pacientes requieren. Las opciones de su compañía de seguros pueden significar que la prueba, medicamento o servicio que usted necesita no está cubierto por su póliza.

¿Qué debo hacer?

Su médico tratará de familiarizarse con la cobertura de su seguro de modo que él o ella pueda proporcionarle el cuidado que está cubierto. Sin embargo, existen tantos planes de seguro diferentes que no es posible para su médico saber los detalles específicos de cada plan. Al comprender la cobertura de su seguro, usted puede ayudarle a su médico a recomendarle cuidado médico que está cubierto por su plan.

  • Tómese su tiempo para leer la póliza de seguro. Es mejor saber lo que su compañía de seguros pagará antes de que usted reciba un servicio, de que le hagan una prueba o de que le surtan una prescripción. Algunos tipos de cuidado puede que tengan que ser aprobados por su compañía de seguros antes de que su médico pueda proporcionárselos.
  • Si usted aún tiene preguntas con respecto a su cobertura, llame a su compañía de seguros y pídale a un representante que se lo explique.
  • Recuerde que es la compañía de seguros —no su médico— la que toma las decisiones acerca de lo que se va a pagar y de lo que no se va a pagar.

¿Qué sucede si mi médico me recomienda cuidados que no están cubiertos por mi seguro?

La mayoría de las cosas que su médico le recomienda estarán cubiertas por su plan, pero algunas puede que no. Cuando usted se hace una prueba o tratamiento que no esté cubierto, o le llenan una prescripción para un medicamento que no está cubierto, su compañía de seguros no pagará la cuenta. A esto con frecuencia se le llama “negación del reclamo”. Usted aun puede obtener el tratamiento que su médico le recomendó pero tendrá que pagar por el usted mismo.

Si su compañía de seguro le niega su reclamo usted tiene derecho a una apelación, es decir a desafiar la decisión. Antes de decidir apelar familiarícese con el proceso de apelación de su compañía de seguros. Esto debe estar descrito en el libro de su plan. Además, pregúntele a su médico por la opinión de él o de ella. Si su médico piensa que está bien que usted haga una apelación, él o ella puede ser que le ayude durante el proceso.

La Salud es muy importante para todo ser viviente, recuerda tener el riesgo mínimo para mantenerla siempre bien.

Fuente: Family Doctor
http://familydoctor.org/e688.xml

¿Cómo evitar el pago por coberturas que no son necesarias?

Para solucionar este problema, los usuarios disponen de varias estrategias que tienen un denominador común: detectar sus necesidades reales. Aunque una de las formas más eficaces para conseguir este objetivo está canalizada a través de una correduría de seguros, debido a que ofrecerá los productos y coberturas de cualquier aseguradora, desde una posición de independencia con respecto a los intereses de estas empresas.

Muy al contrario de lo que piensan buena parte de los usuarios, suscribir un seguro no tiene que ser siempre un buen negocio. Al revés, puede suponer una operación innecesaria que te haga gastar un dinero inútilmente todos los años y sin ningún beneficio para tus intereses personales. Por diferentes motivos que van desde la duplicidad de las cláusulas hasta el hecho de que no lo necesites realmente. Para evitar estos escenarios no deseados deberás analizar las necesidades en tu vida diaria para que puedas diagnosticar cuáles serán las pólizas que no tendrás más remedio que suscribir. Y sobre qué es lo que quieres proteger: la salud de tu familia, la vivienda u otras contingencias más específicas.

En este sentido, contar con el asesoramiento de una correduría de seguros te simplificará mucho las cosas. Fundamentalmente porque te ofrecerán un servicio profesional que analizará tus necesidades en profundidad hasta determinar cuál es el seguro que mejor se adapta a tu perfil y las coberturas que habrá que incluir en la cláusula del contrato. Por otra parte, el conocimiento de lo que firmas también incidirá en la optimización de este producto. En este sentido, el Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente realizado por Rastreator.com pone de manifiesto que el grado de conocimiento sobre los seguros por parte de los usuarios es más bien alto. Se constata que el 92,7% de los motoristas está informado correctamente de las coberturas de su seguro, seguidos de los titulares de una póliza de viaje (86,2%), salud (83,1%), hogar (81,7%) y vida con un 75,2%. 

De todas formas, siempre será recomendable evitar situaciones no deseadas que llevarán a que contrates coberturas que no necesites realmente o sencillamente las tienes cubiertas por otro producto de estas características. Bien por desconocimiento o por falta de previsión en el momento de formalizarlo.

¿Cuáles son los escenarios en donde pueden producirse estas actuaciones? 

Pues presta un poco de atención a partir de ahora porque te serán muy útiles en algún que otro momento de tu vida. Para que de esta manera estés en mejores condiciones no solamente de suscribir el seguro que necesitas, sino también para fomentar el ahorro a través de esta estrategia. El objetivo final será pagar solamente por aquellas coberturas que podrán sacarte de un apuro en cualquier clase de situaciones.

¿Cómo evitar el pago por coberturas que no son necesarias?

En primer lugar, es conveniente que revieses todos los seguros contratados para constatar cuáles son sus coberturas. Es muy habitual que algunas de ellas estén duplicadas y por tanto estés pagando varias veces por la misma prestación. No puedes olvidar que algunas de las contingencias más comunes (asistencia en viaje, accidentes o internamiento hospitalario) están incluidas en diferentes modalidades de seguros. Incluso en las de tu tarjeta de crédito o débito. 

Nada mejor que hacer un inventario de todas las pólizas para conocer realmente qué es lo que tienes o no asegurado y que coberturas te conviene formalizar a partir de este momento. No solamente harás un uso más racional de este producto, sino que comprobarás una importante contención de sus gastos. Principalmente dándote de baja en aquellos en que sus coberturas son muy parecidas o incluso idénticas.

Revisar tus nuevas necesidades

Otro de los escenarios en donde es muy frecuente que estés pagando una prima innecesaria es cuando tu situación personal ha variado desde el momento que contrataste el seguro. Como por ejemplo, con un cambio del estado civil, traslado a otra casa o un aumento en los miembros de tu familia. Para subsanar este problema, no tendrás otra solución que revisar cuáles son las coberturas que ya no necesitas y sustituirlas por otras nuevas. De cualquier forma, ten la seguridad de que en este proceso te encontrarás con más de una sorpresa sobre las contingencias que han pasado de moda durante estos años. O al menos que necesiten de una correcta actualización con respecto a su valoración.

 Cuidado con las coberturas adicionales

En buena parte de los seguros, como por ejemplo los destinados para el hogar, se incluyen algunas protecciones que van más allá de la póliza que buscas. En este sentido, son prestaciones que van incluidas en un paquete asegurador que tiene como principal objetivo encarecer la prima por un servicio que probablemente nunca llegues a utilizar. Suscribir un seguro a tu medida es uno de los instrumentos que dispones para no caer en este error. Además, te ayudará para que cumplas con tu demanda con mayor eficiencia y de paso puedas contener los gastos ante esta demanda personal.

Ventajas de acudir a un asesesor de seguros

Todos estos problemas expuestos hasta ahora pueden ser subsanados a través de una correduría de seguros, como por ejemplo, Seguros Nogal. Una de las razones más contundes para tomar esta decisión está basada en el hecho de que son intermediarios expertos entre la compañía de seguros y tus intereses como usuario. ¿Esto qué quiere decir? Pues algo tan sencillo como que sabrá canalizar tu demanda a través de la amplia oferta que presentan las aseguradoras. Hasta el punto que podrán ayudarte a elegir el mejor producto en función de tus necesidades y el perfil que presentes.  

Por otra parte, la total independencia es una de las garantías de este servicio profesional al ofrecerte una adecuada cobertura ya que están en condiciones de presentarte productos y protecciones de cualquier compañía de seguros, sin prácticamente limitaciones. Además, te garantizan un asesoramiento personalizado, y lo que es más importante objetivo, para diseñar la póliza que realmente necesitas. No solamente en el momento de su contratación, sino para impulsar una variación o actualización de la misma. Tampoco puedes olvidar que se constituirá en una herramienta muy útil para gestionar el producto. Debido a que la correduría de seguros se erige en tu representante ante la aseguradora. Con capacidad para negociar cualquier cláusula del contrato. Para que de esta forma no cometas fallos en su formalización y no tengas coberturas innecesarias.

Recuerda y no aumentes el riesgo.

Fuente: www.rankia.com

Fin de año, con seguridad !!

Fin de año, con seguridad !!

Es momento de cerrar el año, es momento de hacer balance de un 2017 que se apaga y recibir con ilusión un nuevo año que, esperemos, esté lleno de buena prevención en seguridad, también en lo referente a las fiestas de fin de año que se van a celebrar en todo el mundo, y también en nuestras ciudades y pueblos.

 

La intención de este post, como siempre hacemos, no es en absoluto preocupar innecesariamete a nuestra audiencia o dejar en entredicho a nadie, pero sí que queremos dejar claro que, a menudo, las ganas de diversión y de pasarlo bien en fin de año pueden hacer que no seamos lo suficientemente precavidos y previsores en lo que a la elección del lugar se refiere.

Para pasar un buen fin de año de forma segura, es necesario tener un poco de calma y cabeza en el momento de elegir dónde queremos pasarlo, ya que debemos asegurarnos de que el local o espacio cumple con las condiciones de seguridad necesarias.

Así, de forma breve y concisa, valoramos los pasos a dar antes de decidir dónde pasaremos la más que merecida diversión con la que debemos cerrar el año.

Elegir el lugar atendiendo a su solvencia en seguridad

as discotecas y bares musicales son espacios que deben pasar revisiones en materia de seguridad regularmente y esto las convierte en buenas candidatas a ser elegidas para pasar el fin de año.

Naturalmente, como en todo sector, seguro que hay gente que no lo hace bien, que incumple normas y que pone en peligro a las personas que cierran el año en su local, pero en general la gran mayoría, la práctica totalidad de los locales, cumplirá con los planes de auto protección que deben presentar.

Las salidas de emergencia, los extintores, la iluminación de emergencia, el aforamiento, etc, deben estar en perfectas condiciones y respetarse todo lo que la ley dispone, para que no hayan riesgos y para que si ocurre algo se pueda evacuar el local sin problema alguno.

Los locales de ocio, tal y como decimos, suelen prácticamente todos cumplir con las normas de prevención y seguridad, pero no está de más pararse a pensar si el lugar dónde queremos pasar el fin de año es uno de estos locales, simplemente observando estos detalles y, si es neceario, preguntando a los responsables por estas medidas.

Seamos honestos, no estamos acostumbrados a pensar en estas cosas al decidir dónde divertirnos, sea fin de año o no, pero pensamos que es mejor ser un poco “pesado” y ser un buen previsor que tener que lamentar sustos o disgustos.

Comprobar la solvencia en seguridad de espacios de ocio ocasionales

Es muy habitual que en fechas como estas se habiliten locaciones al aire liber u otros espacios para hacer “macro-fiestas”, y es muy importante saber, y si hace falta asegurarse, de que han sido revisados por las autoridades que, según comunidades autónomas o ayuntamientos, tengan encargada la revisión de las medidas de seguridad.

Normalmente si una locación municipal o espacio público organiza una fiesta estará revisada por las autoridades competentes, y esto, en principio, debería ser garantía de que se ha hecho una buena prevención.

Debemos evitar ir a fiestas en espacios privados semi-improvisados en los que muy probablemente no habrá ningún tipo de plan o medidas de auto protección y en los que también es más que probable que se sobrepase el aforo adecuado.

Evitar fiestas en hogares con mucha gente

Para este apartado, nos va a ir muy bien repasar el post dedicado a medidas de prevención especiales en Navidad que os trajimos hace dos semanas, ya que en este artículo damos toda una serie de consejos sobre los riesgos de incendio propios de estas fechas.

Además, hay que tener presente que un hogar no es un espacio pensado para hacer fiestas con muchas personas, y que como bien sabemos, la gente suele beber más de lo convenido, cosa que siempre es un factor de riesgo que se suma.

Una fiesta con un número de personas normal o de sentido común no debe ser, en principio, ningún problema, pero hay que evitar que una casa se convierta en una macro-fiesta, ya que no están pensadas para ello.

Bien, estos simples y sencillos consejos pueden ser la diferencia entre divertirse o tener un susto, y pensamos honestamente que no son tan difíciles de seguir ya que nacen del sentido común y de la lógica que debe imperar en la prevención y en la seguridad.

Como era de esperar, no podemos acabar este artículo sin desear a todo el mundo un FELIZ 2018 !

 

 

 

 

 

Diez consejos para tener una Navidad segura

Evitar a los «trileros» y «tocomochos» y no difundir en redes sociales los planes para estas fiestas, son algunas de las recomendaciones para evitar disgustos durante estas fiestas  

El estrés y las prisas que conllevan estos días previos a la llegada de la Navidadpuede provocar que descuidemos las más elementales medidas de seguridad y terminemos siendo víctimas de algún delito. Para evitar estos disgustos, la Policía Nacional ha elaborado una serie de pautas que recordará estos días a los ciudadanos a través de las redes sociales.

1. No perder de vista a los más pequeños. La seguridad de los más pequeños es lo más importante. En mercadillos navideños, zonas comerciales o cabalgatas no hay que perder de vista a los hijos y para evitar disgustos y poder localizarles más rápido en caso de que se extravíen, la Policía recomienda anotar el teléfono de alguno de sus progenitores en su muñeca o ponerles una pulsera identificativa.

2. Prestar atención a las pertenencias. En aglomeraciones las pertenencias también pueden correr peligro, por ello la Policía recomienda prestar especial atención a los objetos personales, como bolsos, carteras y móviles… También precisa que no es necesario salir con grandes cantidades de dinero en efectivo, y en lo posible, llevar el bolso cruzado por delante. Hay que evitar además guardar los objetos personales en los bolsillos traseros del pantalón y separar la documentación, de las llaves y el dinero.

3. Si compra online, desconfíe de lo que es demasiado barato.Si el precio del objeto que se quiere adquirir tiene un precio muy por debajo del mercado es mejor dejarlo pasar, puede estar ante una estafa. La Policía Nacional también aconseja desconfiar de vendedores que no proporcionen datos que permitan su localización. Las transacciones deben realizarse desde sitios webs de confianza; verificar que se está navegando de forma segura en webs “httpS” y evitar introducir datos bancarios o contraseñas desde wifi públicas.

4. Vigilar bien los cargos en las tarjetas. Hay que tomar precauciones a la hora de realizar tus compras físicas en comercios. Comprueba que los cargos recibidos se corresponden con los realizados y conserva todos los justificantes y resguardos hasta que recibas y verifiques tus compras.

5. Cuidado con el robo de datos. Durante estos días -recuerda la Policía Nacional- los ciudadanos recibirán numerosas felicitaciones y mensajes supuestamente solidarios. Por ello, recuerda que detrás de links o archivos de dudosa procedencia pueden esconderse distintos tipos de malware o ser intento de robo de datos o de la cuenta de correo para su uso malicioso. Ante ello, es mejor no abrir enlaces acortados y desconfía de remitentes desconocidos.

6. No dejar señales de que la casa está deshabitada. Si se va de vacaciones, tome medidas de precaución al dejar su casa, no olvide cerrar la puerta de tu vivienda con llave, si únicamente cierra con el «resbalón» será muy fácil acceder al interior. Recuerde no dejar señales de que su casa va a estar deshabitada durante unos días, así que mejor no publique en redes tus planes navideños, ni cuántos días va a estar ausente.

7. No facture equipaje de personas desconocidas. Si va de viaje, identifique claramente sus pertenencias antes de embarcar y no facture a su nombre equipajes de personas desconocidas. No deje sus maletas y pertenencias sin vigilancia en ningún momento y evite viajar con elevadas sumas de dinero en su bolso o maleta.

8. Evitar los «trileros» y los «tocomochos». Hay clásicos que también vuelven por Navidad. Los «trileros» son especialistas timadores, con tres naipes, vasos o cáscaras de nuez animan a los viandantes a descubrir dónde se encuentra una carta o se oculta una bolita. No participe en ese supuesto «juego», perderá seguro. Otro de los viejos timos es el «tocomocho», que hace creer a la víctima que puede beneficiarse del cobro de una participación premiada de la lotería, o el «timo de la estampita», que consiste en hacer pasar recortes de periódico por billetes de curso legal.

9. Compra tu décimo de lotería en sitios autorizados.Compruebe que tiene el logo, el código y todos los elementos de verificación; si lo adquiere online, siempre en sitios https, evite su deterioro ya que podría tener problemas en caso de ser premiado, y recuerde que caduca a los tres meses.

10. Fotocopiar el décimo. Si compartes lotería con amigos o familiares, es recomendable fotocopiar el décimo y especificar quiénes participan en esa compra y qué cantidad juega cada uno de ellos.

Y no Aumentes el Riesgo.

Feliz Navidad Para Todos.

Fuente: http://www.abc.es

 

 

¿Sabes qué es un certificado del niño sano?

Control del niño sano

La niñez es una época de crecimiento y cambios rápidos. Los niños tienen controles pediátricos de niños sanos con mayor frecuencia cuando son más jóvenes. Esto se debe a que el desarrollo es más rápido durante estos años.
Cada control pediátrico incluye un examen físico completo. En este examen, el médico verifica el crecimiento y desarrollo del bebé o del niño pequeño con el fin de encontrar o prevenir problemas.

 

El proveedor de atención médica registrará el peso, la estatura y otra información importante del niño. Asimismo, la audición, la visión y otros exámenes serán parte de algunas consultas o controles.

 

Incluso, si su hijo está saludable, los controles del niño sano son un buen momento para enfocarse en el bienestar de su hijo. Hablar sobre maneras para mejorar el cuidado y prevenir problemas ayuda a mantener a su hijo saludable.

 

Durante las consultas o controles del niño sano, usted recibirá información sobre temas como:

  • Sueño
  • Seguridad
  • Enfermedades infantiles
  • Qué esperar a medida que el niño crece

Anote sus preguntas y preocupaciones y llévelas con usted. Esto le ayudará a sacar el mayor provecho de las consultas.

El proveedor pondrá atención especial a cómo está creciendo el niño en comparación con las pautas del desarrollo normal. La estatura, el peso y el perímetro cefálico del niño se registran en una curva de crecimiento. Esta tabla será parte de la historia clínica del niño. Hablar sobre el crecimiento del niño puede ser un buen punto de partida para la conversación acerca de la salud general del niño. Pregunte a su proveedor acerca de la curva del índice de masa corporal (IMC), que es el instrumento más importante para identificar y prevenir la obesidad.

Su proveedor también le hablará sobre otros temas relacionados con el bienestar como los asuntos de las relaciones familiares, la escuela y el acceso a los servicios de la comunidad.

Existen varios calendarios para los controles del niño sano de rutina. A continuación se da un calendario recomendado por la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).

CALENDARIO DE ATENCIÓN EN SALUD PREVENTIVA

Una consulta con el proveedor antes de que nazca el bebé puede ser particularmente importante para:

  • Padres por primera vez
  • Padres con embarazos de alto riesgo
  • Cualquier padre que tenga preguntas acerca de temas como la alimentación, la circuncisión y asuntos relacionados con la salud general del niño

Después del nacimiento del bebé, la siguiente consulta debe ser entre 2 y 3 días después de llevar el bebé a casa (para niños que están siendo amamantados) o cuando el bebé tiene 2 a 4 días (para todos aquellos bebés que han sido dados de alta del hospital antes de los 2 días de haber nacido). Algunos proveedores demoran la consulta del bebé hasta que cumple 1 a 2 semanas en el caso de padres que ya han tenido hijos anteriormente.

De ahí en adelante, se recomienda que las consultas se den en las siguientes edades (su proveedor puede pedirle que agregue u omita consultas dependiendo de la salud del niño o de la experiencia de los padres):

  • 1 mes
  • 2 meses
  • 4 meses
  • 6 meses
  • 9 meses
  • 12 meses
  • 15 meses
  • 18 meses
  • 2 años
  • 2 1/2 años
  • 3 años
  • Cada año de ahí en adelante hasta cumplir los 21 años

También debe usted llamar o visitar a un proveedor en cualquier momento en que su bebé o niño luzca enfermo o cuando usted tenga alguna preocupación acerca de la salud o desarrollo de su hijo y no aumente el Riesgo.

Fuente: www.medlineplus.gov

10 sencillos consejos para evitar el resfriado de todos los años

MÁS DE 200 VIRUS DIFERENTES NOS ATACAN

De tan común que es, se ha convertido parte del ciclo que se repite cada año, junto a la caída de las hojas o la llegada

De tan común que es, se ha convertido parte del ciclo que se repite cada año, junto a la caída de las hojas o la llegada de la Navidad. Cada temporada otoñal es casi inevitable caer en las redes de un constipado, o más bien, de dos a tres, tal y como asegura la Organización Mundial de la Salud. Con el objetivo de evitar la enfermedad con mayor prevalencia del mundo, el Centro del Resfriado Común de la Universidad de Cardiff ha desarrollado una serie de pautas para evitar caer en las redes de este tipo de virus. A pesar de ello, recuerdan que “sólo un ermitaño podría evitar estas enfermedades”, que se transmiten principalmente a través del contacto directo, por lo que resulta muy difícil aislarse completamente de cualquier posibilidad de contagio.

Los expertos recuerdan, como se ha señalado en múltiples ocasiones, que el frío de por sí no causa ni resfriados, ni gripe, aunque sí pueden contribuir a preservar dichos virus, por lo que la asociación entre las bajas temperaturas y estas enfermedades no es gratuita. Además, se advierte que frente a la opinión que muchas personas tienen, la vitamina C no previene los resfriados, o al menos, no hay suficiente evidencia científica para mantener tal idea, como puso de manifiesto un estudio publicado hace unos años por el departamento de Salud Pública de la Universidad de Helsinki. Así pues, ¿qué podemos hacer para mantener los resfriados a raya?

–Cuidado con los pies. Un consejo clásico de las abuelas, pero que raramente venía acompañado por su explicación científica (que la hay): una investigación llevada a cabo en el Common Cold Centre de la Universidad de Cardiff descubrió que, por ejemplo, meter los pies en un barreño de agua fría llegaba a duplicar las posibilidades de padecer un resfriado, algo que comprobaron tras someter a dicha prueba a un grupo de 90 estudiantes. Sin embargo, el grupo de científicos matizaba que quizá, simplemente, el agua helada habría hecho aflorar los síntomas de una enfermedad que ya s encontraba presente pero aún no se había manifestado.

 

–Lávate las manos. Conviene recordarlo una vez más: los constipados y la gripe se contagian por contacto directo. Y no vale con mojarse simplemente las manos y secárselas rápidamente, sino que hay que frotarlas bien, con jabón, y al menos durante 20 segundos. Puede ser tedioso, pero también marcar la diferencia. Un célebre experimento realizado por la Marina de Estados Unidos puso de manifiesto que después de obligar a los soldados a lavarse las manos cinco veces al día se había conseguido reducir la incidencia del resfriado en nada menos que un 45%.

 

–No te toques la cara. Los ojos, la nariz y la boca son las zonas del cuerpo más sensibles para la entrada de organismos perniciosos. La tendencia de los niños a tocarse el rostro hace que sean blancos fáciles para este tipo de bacterias, y por eso suelen pasar más tiempo resfriados que los adultos. Además, los pequeños son más contagiosos que los adultos durante los dos primeros días de enfermedad.
–No te estreses. Un hombre estresado es la víctima perfecta de las bacterias del resfriado. Cuando estamos más nerviosos de lo habitual, nuestro sistema inmunológico comienza a debilitarse y la producción de interleucinas comienza a descender. Un estudio publicado este mismo año en Proceedings of the National Academy of Sciences señalaba que el estrés crónico provocaba que el resfriado fuese más fuerte y más difícil de curar. “Los síntomas de un resfriado no están causados por un virus, sino por la respuesta inflamatoria a la infección”, recordaba Sheldon Cohen, responsable de dicha investigación.

 

El alcohol ataca al sistema inmunológico

–No estornudes en tus manos. La reacción más habitual es la de taparse la boca con las manos cuando estornudamos, pero es la mejor manera de propagar nuestras bacterias y contribuir al contagio de cualquiera que vaya a estrechar nuestras manos. Es preferible estornudar en nuestras mangas, o aún mejor, en un clínex. En su defecto, pide a los que te rodean que hagan lo propio, o se protejan la boca con un pañuelo (que ha de ser tirado a la basura inmediatamente) para que no te contagien la enfermedad.

–Descansa. De igual manera que es importante estar relajado, gozar de las horas de sueño suficientes es esencial para mantenernos fuera del alcance de los resfriados. La razón vuelve a ser la protección de nuestro sistema inmunológico, que es la principal defensa frente a este tipo de infecciones. Ya no se trata sólo de escapar del resfriado común, sino también de muchas otras enfermedades.

–No fumes ni bebas. Los fumadores tienen más posibilidades de caer en los brazos del resfriado y de la gripe, como señalan las estadísticas, así como de agravar sus síntomas a través de la inflamación de la garganta. Por su parte, el alcohol ataca al sistema inmunológico que protege nuestro organismo, deshidrata nuestro cuerpo y favorece la aparición de infecciones.
–Cuidado con los espacios cerrados. Hospitales, aeropuertos y transportes públicos atestados. Estos son tres de los lugares donde es más posible pillar un resfriado, ya que en ellos, la concentración de gente es muy alta y la posibilidad de contagio, mucho mayor. Así que, aunque el frío parezca el principal causante de estas dolencias, es preferible salir a la calle a tomar el aire que exponerse al contagio en lugares abarrotados.

 

Los antibióticos pueden ser contraproducentes

 

–No confíes en los antibióticos. Aunque jamás deberíamos automedicarnos bajo ninguna circunstancia, tenemos que recordar que los antibióticos acaban con las bacterias y no con los virus, por los que presionar al médico para que nos los proporcione no sólo es inútil, sino contraproducente, ya que puede terminar con las bacterias que forman parte de nuestras defensas.

–Come ajo y yogur. El ajo es un alimento que protege nuestro sistema inmune de un gran número de infecciones bacterianas, en concreto, gracias a componentes como el alicín, el ajoene y los tiosulfinatos. Por su parte, el yogur ayuda a las bacterias positivas que son las que crean los glóbulos blancos que nos protegen.

 

El zinc puede ayudar (pero ten cuidado). Un estudio publicado el pasado año ponía de manifiesto que el consumo de suplementos de zinc podía prevenir el constipado, pero ello no quiere decir que debamos lanzarnos a consumirlo sin tomar precauciones, ya que aún no se ha llegado a un acuerdo sobre cuál es la dosis indicada. Además, pueden hacer daño al estómago y causar efectos secundarios como las náuseas. El efecto que provoca este mineral, según las más recientes investigaciones, es que impide la entrada del organismo en nuestro cuerpo y, posteriormente, evita su reproducción. Por ello mismo, se señala debe ser consumido durante las primeras 24 horas de la enfermedad, con el objetivo de acortar la duración de la enfermedad.

En estos días de lluvia y clima frío en alguno países de latinoamericana es recomendable seguir estos pequeños tips que nos ayudaran evitar un resfriado común, y no Aumentes El Riesgo.

Fuente: www.elconfidencial.com

 

 

 

 

Qué hacer en caso de un temblor o terremoto

Le contamos qué hacer en caso de un terremoto o temblor; si éste es de alta intensidad, es de gran importancia seguir estos consejos.

Debemos seguir estas recomendaciones en caso de temblor, para salvaguardar nuestras vidas y las de los nuestros.

 

A continuación, 10 recomendaciones de la Coordinadora de la Red Nacional de Desastres y Cruz Roja Guatemalteca e Internacional:

1. La primera reacción que debemos tener, aunque sea difícil, es mantener la calma y transmitir ese sentimiento a quienes estén con nosotros para evitar que el pánico nos haga tener conductas fuera de nuestro juicio que puedan lastimarnos o lastimar a otros.

2. Ubicar las esquinas de la casa, como los marcos de las puertas, y colocarse debajo de estas.

3. Elegir un lugar seguro dentro de la vivienda. Agacharse, cubrirse la cabeza y sostenerse de una estructura estable; por ejemplo, debajo de una mesa o escritorio. Hay terremotos tan intensos que impiden que permanezcamos de pie, por lo que lo mejor es gatear hacia un objeto seguro.

4. Si no hay muebles seguros, sentarse en el piso contra una pared interior. Si la vivienda es de adobe y con techo pesado, salir al exterior.

5. Alejarse de las ventanas, espejos, anaqueles, plantas colgantes, repisas y  lámparas que puedan desprenderse de su base.

6. No usar los elevadores; bajar por las escaleras. Dentro de un edificio, permanecer dentro de este recinto: no salir, no correr y protegerse.

7. Cuando deje de temblar, evacuar el edificio, de manera ordenada, siguiendo la señalización de rutas de evacuación y dirigirse a los puntos de reunión establecidos previamente.

8. Es importante no propagar rumores, para evitar que la condición emocional impida actuar de manera correcta.

9. Si tiembla cuando  caminamos en la vía pública, alejarse de postes del servicio eléctrico, árboles, ventanas, edificios, estructuras con cornisas o antiguas.

10. Si transitamos en vehículo, estacionarlo en un lugar seguro lo antes posible, no salirse del mismo y no obstruir las vías.

Sigue estas recomendaciones y recuerda siempre tener presente el Riesgo Mínimo.

Fuente: http://www.prensalibre.com