Cómo prevenir incendios en casa

Claves para evitar incendios en el hogar

Instalar un detector de humo con alarma en cada piso de la casa.
Si se compra uno importado, las siglas UL (por Underwriter’s Laboratories) indican que
el aparato ha sido sometido a tests exigentes de calidad.
Probarlo al menos dos veces al año.
Probar la batería del detector una vez al mes, nunca quitarla para usarla en otro lado, y reemplazarla una vez al año.
Renovar el detector cada 10 años.

Tener un extinguidor, saber cómo usarlo, y haberlo practicado.

Si se usan calefactores eléctricos, operarlos a no menos de un metro de material combustible; no usar cables alargadores excepto si es absolutamente necesario (en esos casos, mantenerlos desenrollados y no cubrirlos con alfombras ni otros elementos); no usarlos para secar ropa o calzado.

No sobrecargar los enchufes eléctricos.

No colocar ni guardar toallas, repasadores o utensilios de plástico en los estantes que quedan arriba del horno.

No usar mangas largas cuando se cocina, o arremangarse. Pueden prenderse fuego, o voltear recipientes y provocar quemaduras.

Mantener encendedores y fósforos fuera del alcance de los niños. No estimular su curiosidad con estos elementos.

Al vaciar los ceniceros, chequear que su contenido esté perfectamente apagado.

Cuando sea posible, utilizar tapicería con materiales resistentes al fuego. Controlar siempre la tapicería después de que se hayan sentado fumadores. No colocar ceniceros en los apoyabrazos.

No fumar en la cama. Es una causa importante de muerte por incendios en el domicilio. Alejar las estufas hasta al menos 1 metro de la cama. No secar vestimentas o calzado sobre ellas.

Al comprar vestimentas, priorizar la elaborada con materiales de difícil combustión. Esto es especialmente útil para la ropa de cama de mayores de 65 años, quienes tienen una incidencia altísima de lesiones o muerte por combustión de pijamas, robes y camisones.

Por las mismas razones que lo anterior, preferir vestimenta que no deba sacarse por la cabeza. La rapidez al quitarse la vestimenta en llamas reduce la seriedad de las lesiones.

Tomar precauciones especiales al almacenar líquidos inflamables como gasolina, acetona, benceno, thinner, alcohol, aguarrás, cemento de contacto y querosén. El más peligroso de estos es la gasolina. Estos líquidos forman vapores invisibles explosivos que pueden encenderse por una chispa a considerable distancia del recipiente. Deben almacenarse fuera de la casa, lejos de fuentes de combustión, lejos de los niños, en envases bien identificados, bien cerrados, y que no sean de vidrio.

Enseñar estas medidas a todas las personas que viven en la casa.

Estar siempre atento e informado evitara muchos disgustos y no Aumentes el Riesgo.

 

Cómo actuar en caso de incendio en el hogar

Aunque pocas veces nos lo planteemos, es fundamental saber qué debe hacerse si se prende fuego en nuestra casa. Está claro que no es un hecho cotidiano, pero cabe la posibilidad de que ocurra, por lo que será importante estar preparados. Lo primero que deberemos hacer será mantener la calma para así tener claro los pasos a seguir. En este artículo de unComo, te explicamos cómo actuar en caso de incendio en el hogar.

Pasos a seguir:
1. En primer lugar, todos los miembros de la familia o habitantes de la casa deberán tratar de mantener la calma y evitar que el pánico se apodere de la situación. En caso de que haya niños/as, no se deberá dejarles solos en ningún momento.
2. Asimismo, se deberá avisar a los bomberos tan pronto como se detecte el fuego, el 112 es el número de emergencias con el que podrá ponerse en contacto para avisar de un incendio en su hogar.

3. A la hora de evacuar la vivienda, es importante hacerlo lo más rápido posible y sin perder tiempo. Aunque cueste, no deberá pararse a rescatar pertenencias porque el fuego se propaga muy rápidamente.
4. Al salir de casa, se deberá cerrar la puerta pero no echar la llave, ya que quizá se tenga que volver a entrar.
5. Si se trata de un piso, nunca deberá usarse el ascensor en caso de incendio, baje por las escaleras. Si las salidas no están bloqueadas, deberás bajar hasta el piso más bajo y en caso de encontrarnos con una gran humareda, deberemos volver atrás y buscar otra salida alternativa.
6. Se deberá avanzar siempre pegado a las paredes y lo más bajo posible, ya que el humo y los gases tóxicos tienden a subir con el calor. Asimismo, deberemos taparnos la boca con ropa para tratar de inhalar la menor cantidad de humos posible.

7. Durante la evacuación de la vivienda, será necesario cerrar las puertas por las que se atraviesa para retrasar el avance del fuego.
8. En caso de no poder salir de casa, deberá confinarse en una habitación, taponando con trapos mojados las ranuras de las puertas y demás lugares por los que pueda entrar el humo. Abre las ventanas y trata de respirar aire fresco.
9. Si se prende fuego en nuestra ropa, no deberemos correr sino arrojarnos al suelo cubriendo la cara con las manos y rodando sobre el cuerpo para que se apague.

 

Recuerda y no aumentes el riesgo.

 

Fuente: www.educacion.uncomo.com