Cómo prevenir incendios en casa

Claves para evitar incendios en el hogar

Instalar un detector de humo con alarma en cada piso de la casa.
Si se compra uno importado, las siglas UL (por Underwriter’s Laboratories) indican que
el aparato ha sido sometido a tests exigentes de calidad.
Probarlo al menos dos veces al año.
Probar la batería del detector una vez al mes, nunca quitarla para usarla en otro lado, y reemplazarla una vez al año.
Renovar el detector cada 10 años.

Tener un extinguidor, saber cómo usarlo, y haberlo practicado.

Si se usan calefactores eléctricos, operarlos a no menos de un metro de material combustible; no usar cables alargadores excepto si es absolutamente necesario (en esos casos, mantenerlos desenrollados y no cubrirlos con alfombras ni otros elementos); no usarlos para secar ropa o calzado.

No sobrecargar los enchufes eléctricos.

No colocar ni guardar toallas, repasadores o utensilios de plástico en los estantes que quedan arriba del horno.

No usar mangas largas cuando se cocina, o arremangarse. Pueden prenderse fuego, o voltear recipientes y provocar quemaduras.

Mantener encendedores y fósforos fuera del alcance de los niños. No estimular su curiosidad con estos elementos.

Al vaciar los ceniceros, chequear que su contenido esté perfectamente apagado.

Cuando sea posible, utilizar tapicería con materiales resistentes al fuego. Controlar siempre la tapicería después de que se hayan sentado fumadores. No colocar ceniceros en los apoyabrazos.

No fumar en la cama. Es una causa importante de muerte por incendios en el domicilio. Alejar las estufas hasta al menos 1 metro de la cama. No secar vestimentas o calzado sobre ellas.

Al comprar vestimentas, priorizar la elaborada con materiales de difícil combustión. Esto es especialmente útil para la ropa de cama de mayores de 65 años, quienes tienen una incidencia altísima de lesiones o muerte por combustión de pijamas, robes y camisones.

Por las mismas razones que lo anterior, preferir vestimenta que no deba sacarse por la cabeza. La rapidez al quitarse la vestimenta en llamas reduce la seriedad de las lesiones.

Tomar precauciones especiales al almacenar líquidos inflamables como gasolina, acetona, benceno, thinner, alcohol, aguarrás, cemento de contacto y querosén. El más peligroso de estos es la gasolina. Estos líquidos forman vapores invisibles explosivos que pueden encenderse por una chispa a considerable distancia del recipiente. Deben almacenarse fuera de la casa, lejos de fuentes de combustión, lejos de los niños, en envases bien identificados, bien cerrados, y que no sean de vidrio.

Enseñar estas medidas a todas las personas que viven en la casa.

Estar siempre atento e informado evitara muchos disgustos y no Aumentes el Riesgo.

 

Vivir es un riesgo, que se puede evitar, prevenir y transferir

Si queremos entender qué es el seguro hay que empezar por comprender qué es el riesgo. La palabra viene del latín, risico o rischio, y este del árabe rizq: “Lo que depara la Providencia”.

articulo_pfeffer_1El léxico de Seguro de Olga de La Campa, lo define como la falta de certeza sobre el acontecimiento de una pérdida. También podemos definirlo como un acontecimiento futuro e incierto que al momento de producirse da lugar a consecuencias perjudiciales”.

El riesgo está presente en nuestras vidas y está envuelto en todas las decisiones que se toman a diario y en los acontecimientos externos que nos rodean y sobre los cuales no tenemos control. En algunos casos los podemos evitar o disminuir sus consecuencias. Eliminarlos en su totalidad no solo es casi imposible; es una utopía. Por supuesto, el riesgo de chocar no existe si no manejamos, pero eso no te exime de estar involucrado en un choque, sea como peatón u ocupante de un vehículo.

El riesgo es tan determinante en nuestras vidas y puede tener consecuencias tan impredecibles que se estudia de forma científica. Lo podemos evitar sólo cuando lo podemos elegir; y lo podemos prevenir -que es la mejor solución del problema-, siempre y cuando sea posible. Pero no confundamos prevenir con eliminar. Tener los mejores controles y sistemas de extinción de incendio, no elimina la posibilidad de que ocurra y es ahí donde entra la incertidumbre.

Aquí, entonces, tiene cabida el seguro que no es otra cosa que transferir el riesgo, pero en esto nos detendremos en otra oportunidad.

Lo que se quiere dejar claro, amigo lector, es que vivir es un riesgo y este se puede evitar, prevenir y transferir. Toma tu tiempo y empieza a analizar los riesgos a los cuales estás expuestos y ya con ese pequeño ejercicio vas a empezar a mejorar en los aspectos que tú puedas controlar; lo otro se lo dejamos a la Providencia o al azar y, por qué, no al…seguro.

Recomendaciones para estas Navidades

Imagen

Estimados amigos:

Estamos llegando al final de este año y quiero aprovechar para darles algunas recomendaciones para las vacaciones decembrinas.  Es una época especial para  muchos de nosotros pero junto con la alegría y celebraciones, aumentan los riesgos de distintos tipos.

A continuación algunos consejos prácticos a tomar en cuenta:

  • Es importante verificar que tenga sus pólizas al día y que no tenga ninguna cuota pendiente de sus financiamientos.
  • Si exactamente está en período de gracia de su póliza de salud, es preferible que la cancele a fin de evitar contratiempos si tiene alguna emergencia médica.
  • Dado que es una fecha de muchos gastos, es bueno prever y dejar apartado en su cuenta bancaria o tarjeta de crédito el monto de la cuota de sus financiamientos de pólizas.
  • Siempre lleve en su celular los siguiente números telefónicos:
    1. El 0800 de su compañía de seguro
    2. El 0800 de la compañía de Asistencia Vial
    3. Verifique si su póliza de salud tiene contratada la Asistencia Médica Domiciliaria
    4. Los teléfonos de contacto de su intermediario de seguro
    5. Los teléfonos de los bomberos, Defensa Civil y los de emergencia de la Alcaldía donde se va a encontrar.
  • Recuerde tener mucho cuidado con los juegos pirotécnicos y alejarlos de las manos de los niños. Es la época del año con más accidentes por fuego trayendo daños humanos como materiales. Es momento importante en pensar en contratar una póliza de Incendio o Combinado Residencial.
  • Si va a salir de viaje por carretera, chequear su vehículo. Llevar el cinturón de seguridad todos los ocupantes del vehículo y el conductor no ingerir bebidas alcohólicas.
  • Si va a viajar al exterior, chequee si su póliza tiene contratada la Asistencia en Viaje y con que cobertura cuenta. En caso que no la tenga es bueno pensar en contratar una póliza de Asistencia en Viaje.
  • Viaje siempre con su bolso de primeros auxilios y si tiene medicina prescrita, lleve un poco más de la cantidad que necesite, por cualquier contratiempo y su viaje se prolonga.
  • Si va a dejar su casa sola, tranque la llave principal de agua y de gas así como tumbe los breaker de electricidad, dejando solos los imprescindibles, como nevera, luces principales y alarmas.
  • Deje a un vecino o familiar de confianza sus teléfonos y si es posible un juego de llave por cualquier eventualidad.

La lista podría ser mucho más larga pero para no cansarlos con tantos consejos, use el sentido común y disfrute sus vacaciones sin excesos.

Feliz Navidad y prospero año 2013, les deseamos todo el equipo de RP Asesores Asociados,

Ricardo Pfeffer