Consejos para el cuidado del recién nacido.

Llegar a casa con el recién nacido genera muchas dudas a los padres. En el hospital no había mucho que hacer porque el bebé dormía casi a todas horas, y como mucho se le hacía un lavado rápido por aquello de que aún no se le ha caído el cordón, así que al verse solos con el bebé aparecen las primeras preguntas.

1. La cura del cordón umbilical

El cordón umbilical, al dejar de recibir aporte sanguíneo se momifica y acaba cayendo pasados unos días. El cómo curarlo depende un poco del hospital en que el bebé nazca, pues hay quien recomienda utilizar alcohol de 70ºC, hay quien dice que solo agua y jabón y hay quien dice que no hace falta hacer nada.

Todas las soluciones son correctas, pues en una revisión de estudiosrealizada por la OMS en 2004, en que se incluyeron 22 estudios con 8.959 bebés, vieron que era indiferente cómo se curara el ombligo al comparar el uso de antiséptico con el cuidado del cordón en seco. Así que en el fondo da igual cómo curarlo (siempre que no se utilice povidona yodada). En caso de que huela mal o supure, es necesario llevarlo al pediatra.

2. La ropa en los primeros días

¿Abrigarlo? ¿No abrigarlo? Durante los primeros días es interesante tener al bebé relativamente abrigado, pues viene del útero materno donde estaba a una temperatura alta en comparación con el exterior. No pasarse, pero no ponerlo exactamente como vamos nosotros, o si va igual, tener claro que estamos en un ambiente donde no puede pasar frío. Una vez pasan los primeros días, se suele decir que hay que vestirles con una manga más que nosotros. Es una manera de explicar que tendrían que ir igual que los adultos, pero con una capita fina más, pues ellos no regulan la temperatura como nosotros y, además, no tienen la cantidad de grasa que nosotros sí tenemos y que en cierto modo nos protege (y no hablo de sobrepeso ni nada por el estilo, sino de que ellos tienen una piel muy finita y nosotros, aun delgados, no tanto).

Lo ideal en este sentido es tocarles la zona del cuello y la espalda. Así sabremos si están confortables o si tienen frío o calor.

3. El baño

Durante mucho tiempo los bebés se bañaban cada día tanto por higiene como por aquello de que se quede relajado antes de ir a dormir. La realidad es que no todos se relajan (muchos se lo pasan pipa y salen de la bañera más despiertos de lo que entraron) y bañarlos todos los días puede ser demasiado. Y es que el baño reseca la piel, elimina las bacterias naturales que tenemos y muchos bebés sufren después las consecuencias, en forma de eccemas e infecciones cutáneas. Vamos, que lo recomendable es bañar al bebé cada dos o tres días, y en los días que no lo bañas hacer algún cambio de pañal con agua y jabón.

¿Que cómo bañar al bebé? Con el agua a temperatura adecuada (unos 36 grados), en un lugar donde no haga frío y con todo preparado para después. Ahora viene el verano y no hay mucho problema, pero en época de frío es interesante secar bien al bebé, sobre todo en los pliegues, y luego secarlo y vestirlo rápido.

4. La crema después del baño

De igual modo que el baño se suele hacer cada día, o se hacía cada día, lo de poner crema después del baño parece también algo que deba hacerse sí o sí. La realidad es que los primeros días sí es interesante, porque en muchos casos los bebés se “pelan”, pero pasados los primeros días un bebé no suele necesitar ni cremas ni aceites ni prevención de culito. Según la AAP (Asociación Americana de Pediatría) “un bebé no necesita que le pongan habitualmente cremas, aceites ni talcos”.

Esto no quiere decir que sea malo, sino sólo una cuestión práctica y económica. Si la piel del bebé está bien no hace falta poner nada. Si está un poco seca por algunas zonas, pues se le pone crema de bebé (crema mejor que aceite, que hidrata menos) en esas zonas, o si se quiere en todo el cuerpo hasta que no queden zonas secas.

Como consejo, si se aprovecha el momento de poner la crema para hacerle un poco de masaje al bebé, yo sí lo haría todos los días, pero no por la crema, sino por el masaje. Es un momento de cariño hacia él y esos momentos son muy importantes para ambos.

5. El cuidado de las uñas

En las uñas no hay que hacer nada especial más allá de cortarlas cuando haga falta. Muchos padres creen que no se pueden cortar hasta que los bebés tienen un mes, o una edad específica. Lo cierto es que no hay una edad mínima para cortar las uñas de un bebé. Es más bien una cuestión de lógica. Si el bebé tiene las uñas largas pues se cortan, tenga la edad que tenga.

Puede hacerse con una lima o puede hacerse con unas tijeras de punta redonda y es mejor hacerlo en algún momento que esté relativamente tranquilo. De todas maneras, tenemos que sujetar bien su mano, no sea que un movimiento nos lleve a cortar lo que no debemos.

6. Los ojos, las orejas y la nariz

Con los ojos, las orejas y la nariz no hay que hacer nada, pero en caso de que haga falta, vale la pena saber cómo hacerlo. Si hay legañas, que al principio puede ser habitual porque los conductos lagrimales no siempre funcionan bien y no limpian el ojo como debieran, se limpian con un poco de suero y con una gasa que limpie de dentro hacia afuera y luego tirándola (solo una pasada por gasa).

Si vemos cera, solo limpiar la parte de cera que veamos, la del exterior, y mejor no usar bastoncillos. Como os dijimos hace unos meses, la mejor manera de limpiar las orejas es con el codo. Es decir, no meter nada dentro.

En el caso de la nariz, si notamos que tiene moquitos y no respira bien, dado que ellos no sacan los mocos voluntariamente, se recomienda utilizar suero fisiológico. El modo menos agresivo de hacerlo es echarlo poco a poco, gota a gota, por los orificios nasales, de manera que el moco se vaya diluyendo y salga más fácilmente por la nariz o bien se lo trague.

7. Cómo limpiar la zona del pañal

Como ya os he comentado antes, lo ideal es hacer al menos un cambio al día con agua y jabón. Si pueden ser más, pues más, que siempre limpia mejor que las toallitas. La dirección que usemos para limpiar es importante, porque según cómo lo hagamos llevaremos los restos hacia el lugar donde quitamos la mano. Es importante, entonces, hacerlo desde los genitales hasta el ano. De arriba a abajo, para que las heces no vayan hacia los genitales, sino todo lo contrario.

8. Cuando el culito se escuece

Si después de limpiarlo no está irritado no hace falta poner nada. Si se irrita, les ponemos pasta al agua en los cambios de pañal hasta que la zona perianal esté otra vez rosadita y sanita. Una manera de hacer crema de bebés casera es utilizando una mezcla de maicena y aceite de oliva, que también funciona.

9. El lavado de la ropa del bebé

La piel de los bebés es bastante delicada y suele responder fácilmente a cualquier “agresión”. Seguro que habréis notado que si les cogéis desnudos quedan marcados nuestros dedos durante un rato. Para evitar posibles reacciones, es recomendable lavar la ropa del bebé por separado, asegurarnos de que se aclara bien y a ser posible no utilizar suavizante, pues provoca muchas reacciones alérgicas en la piel (granitos, enrojecimiento, etc.). Conviene hacer lo mismo con sus sábanas y mantitas y con las nuestras si el niño acaba en nuestra cama o duerme alguna siesta en ella.

10. ¿Qué hacer con la costra láctea?

La costra láctea es la costra que les sale a los lactantes. Por eso se le llama así (nada que ver con que tome leche materna). Es un problema estético, una dermatitis seborreica que no produce ningún síntoma y que, como tal, solo se retira si se quiere (a menos que haya signos de infección). En caso de querer retirarla, lo que se suele recomendar es utilizar aceite de oliva, de almendras o de bebé, aplicándolo en la cabeza durante un rato. Ese masaje con aceite reblandece las costras y así, media hora después, saltan al bañarle y pasarle una esponja por la cabeza. Se hace despacio, con cariño, y sin esperar que caiga todo en un día (caen unas pocas cada vez que se hace).

11. Cortar o no cortar el pelo

El corte del pelo del bebé se hace también por una cuestión de estética. En los primeros meses suele caerse gran parte del pelo de bebé y muchos se quedan prácticamente calvos. Luego, hacia los seis meses, empieza a salir el pelo definitivo. Cortarlo no hará que el pelo salga más fuerte, así que solo se hace si los padres consideran que el bebé estará mejor con el pelo corto. Para ello deben utilizarse tijeras con la punta redonda (la cuchilla está totalmente desaconsejada y el cortapelo puede hacerle daño) y tener al bebé tranquilo para no hacerle daño.

Sigue estas recomendaciones y no aumentes el riesgo.

Fuente: www.bebesymas.com

 

 

Octubre: Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama

El Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, que se celebra en todo el mundo cada mes de octubre, contribuye a aumentar la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos.

Cada año se producen 1,38 millones de nuevos casos y 458 000 muertes por cáncer de mama (IARC Globocan, 2008). El cáncer de mama es, de lejos, el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. En los países de ingresos bajos y medios, su incidencia ha aumentado constantemente en los últimos años debido al aumento de la esperanza de vida y de la urbanización, así como a la adopción de modos de vida occidentales.

Los conocimientos actuales sobre las causas del cáncer de mama son insuficientes, por lo que la detección precoz sigue siendo la piedra angular de la lucha contra esta enfermedad. Cuando se detecta precozmente, se establece un diagnóstico adecuado y se dispone de tratamiento, las posibilidades de curación son elevadas. En cambio, cuando se detecta tardíamente es raro que se pueda ofrecer un tratamiento curativo. En tales casos son necesarios cuidados paliativos para mitigar el sufrimiento del paciente y sus familiares. 

La mayoría de las muertes (269 000) se producen en los países de ingresos bajos y medios, donde la mayoría de las mujeres con cáncer de mama se diagnostican en estadios avanzados debido a la falta de sensibilización sobre la detección precoz y los obstáculos al acceso a los servicios de salud. El caso de María (véase más adelante) ilustra esta situación dramática que afecta a miles de mujeres en entornos con escasos recursos, pero que se puede cambiar si se implantan programas de salud pública adecuados.

La OMS fomenta los programas integrales de lucha contra el cáncer de mama como parte de los planes de lucha contra el cáncer. Las estrategias recomendadas de detección precoz para los países de ingresos bajos y medios son el conocimiento de los signos y síntomas iniciales y la demostración de cómo se realiza la autoexploración de la mama. Los programas de detección mamográfica son muy caros y solo resultan viables en países con una buena infraestructura sanitaria que se puedan costear programas a largo plazo.

Fuente: http://www.who.int

Y no aumentes el riesgo Tócate 

Importancia de los animales para el ser humano

Todos los animales son importantes. Sin embargo, algunos resaltan para los seres humanos, ya que son capaces de mejorar su vida en algunos aspectos. Otros, destacan porque pueden causar daños.

Los caballos, por ejemplo, se utilizan ampliamente como transporte. También ayudan a los agricultores en los servicios más pesados, y para tirar de carruajes y arados. En el caso de bueyes y vacas, además de alimentos, como carne y leche, pueden proporcionar cuero.

Otros animales de granja también se utilizan para la alimentación. Algunos de ellos son los cerdos, las cabras y los pollos. Este último puede producir huevos, un ingrediente básico que forma parte del menú diario de muchas personas.

Para la fabricación de prendas de vestir y textiles, en general, se puede utilizar lana, generalmente obtenida de la oveja. Además, hay seda fabricada a partir de una especie de mariposa llamada gusano de seda (Bombyx mori).

Las abejas son insectos sociales muy importantes para nosotros. Producen miel y propóleos, ampliamente utilizados para combatir y tratar la gripe, los resfriados y dolores de garganta. Además, al visitar diversas flores, las abejas transportan en sus cuerpos el grano de polen ayudando en la reproducción de diversas plantas. Este fenómeno se denomina polinización.

La polinización se lleva a cabo por muchos otros animales. Uno de ellos es el murciélago. Él es capaz de polinizar un gran número de plantas. Además, como la mayoría de ellos se alimenta de frutos, ellos esparcen las semillas por varios ambientes, haciendo que las nuevas plantas nazcan.

Algunos murciélagos, al igual que algunos anfibios y lagartos, se alimentan de muchos invertebrados, incluyendo los mosquitos que pueden causar enfermedades. Por lo tanto, podemos entender que estos seres vivos, víctimas de prejuicios, son también muy importantes.

Además, hay animales que, a pesar de que son necesarios para equilibrar la naturaleza pueden causar problemas. Son aquellos que son capaces de transmitir enfermedades tales como cucarachas, ratas y mosquitos. Se convierten en un problema cuando hay exceso de población (superpoblación), es decir, cuando hay muchos de ellos. Para estos animales no afecten al ser humano es necesario que algunos cuidados sean tomados. Uno de ellos es no dejar basura acumulada en la casa o en aguas estancadas en el patio debido a que es una fuente de alimento y abrigo para muchos de ellos.

Fuente original: Escuelapedia.com

Qué es el Alzheimer y cuáles son sus síntomas

La enfermedad de Alzheimer, que es la causa de demencia más común, acapara entre un 60% y un 70% de los casos de demencia.

 

Qué es el Alzheimer

El Alzheimer es una una enfermedad cerebral, no contagiosa, progresiva e irreversible, que altera la personalidad y destruye de forma gradual la memoria de una persona, al igual que las habilidades para aprender, razonar, hacer juicios, comunicarse y llevar a cabo actividades cotidianas. Estas habilidades se pierden como consecuencia de la muerte de un tipo de células del cerebro, las neuronas.

Por qué se llama Alzheimer

Su nombre proviene de Aloís Alzheimer, un neurólogo alemán que en 1907 describió los síntomas que presentaba una mujer de 48 años como graves problemas de memoria así como las características neuropatológicas de la enfermedad de Alzheimer.

La demencia, ¿es lo mismo que el Alzheimer?

Hablamos de demencia cuando una persona experimenta un conjunto de síntomas que implican la pérdida gradual y progresiva de la memoria, el pensamiento y las habilidades mentales en general. La demencia por tanto no es una enfermedad en sí misma, sino que es un término que engloba diferentes tipos de enfermedades, entre ellas, el Alzheimer, que es la causa más común de demencia.

Cuáles son los principales síntomas de le enfermedad

Olvidos o dificultad para recordar información reciente

Qué se ha comido o qué se ha hecho durante el día. Olvidos de fechas o hechos relevantes, el día de la semana o el año en curso.

Repetición en bucle del mismo tema o pregunta: Dónde vamos mañana o quién vendrá de visita.

Dificultad para seguir instrucciones:Realizar la contabilidad doméstica, tomar su medicación correctamente, cocinar, ir a comprar o vestirse.

Dificultad para orientarse en lugares conocidos: Como no saber volver a casa cuando se ha salido a comprar o confundir los lugares donde acaba de estar o en los que se encuentra en este momento.

Confusión con la identidad de las personas y dificultad para apreciar el paso del tiempo: Como confundir conocidos actuales con otros del pasado.

Dificultades para seguir una conversación: Mostrar un lenguaje empobrecido, a menudo con dificultades para dar nombre a objetos cotidianos o abandonar una conversación a medias sin ser consciente.
Pérdida de objetos personales importantes o dinero.

Alteraciones del juicio que propicien que caiga fácilmente en engaños por parte de otras personas.

Alteraciones del cuidado y la higiene personal y del hogar. 

Falta de interés o dificultad para realizar actividades a las que la persona era aficionada.

Pérdida de interés por la interacción social con otras personas. Dificultad para interpretar bromas o el estado de ánimo de los otros.

Cambios de personalidad: A menudo la persona se vuelve más desconfiada e incluso agresiva o puede estar deprimida y llorar sin motivo aparente.

Nerviosismo en ambientes o situaciones nuevas en que la persona tiene dificultades para controlarlas.

Cuál es el tratamiento

No existe ningún tratamiento que frene o modifique la evolución de la enfermedad. Existen medicamentos que ayudan a paliar temporalmente la sintomatología de la enfermedad. Entre los más frecuentes están la Rivastigmina (Prometax, Exelon), la Memantina (Ebixa, Axura), el Donepezilo (Aricept) y la Galantamina (Reminyl).

Datos de la enfermedad

España registra cada año unos 40.000 casos nuevos de alzheimer, aunque según los neurólogos la cifra se queda corta, ya que se estima que entre un 30% y un 40% de los episodios están sin diagnosticar.

El alzheimer como enfermedad degenerativa inicia la destrucción neuronal alrededor de 30 años antes de que se detecten los primeros síntomas, lo que supone que la enfermedad comienza su avance cuando el cerebro deja de madurar, algo que ocurre generalmente entre los 25 y los 30 años.

 

10 sencillos consejos para evitar el resfriado de todos los años

MÁS DE 200 VIRUS DIFERENTES NOS ATACAN

De tan común que es, se ha convertido parte del ciclo que se repite cada año, junto a la caída de las hojas o la llegada

De tan común que es, se ha convertido parte del ciclo que se repite cada año, junto a la caída de las hojas o la llegada de la Navidad. Cada temporada otoñal es casi inevitable caer en las redes de un constipado, o más bien, de dos a tres, tal y como asegura la Organización Mundial de la Salud. Con el objetivo de evitar la enfermedad con mayor prevalencia del mundo, el Centro del Resfriado Común de la Universidad de Cardiff ha desarrollado una serie de pautas para evitar caer en las redes de este tipo de virus. A pesar de ello, recuerdan que “sólo un ermitaño podría evitar estas enfermedades”, que se transmiten principalmente a través del contacto directo, por lo que resulta muy difícil aislarse completamente de cualquier posibilidad de contagio.

Los expertos recuerdan, como se ha señalado en múltiples ocasiones, que el frío de por sí no causa ni resfriados, ni gripe, aunque sí pueden contribuir a preservar dichos virus, por lo que la asociación entre las bajas temperaturas y estas enfermedades no es gratuita. Además, se advierte que frente a la opinión que muchas personas tienen, la vitamina C no previene los resfriados, o al menos, no hay suficiente evidencia científica para mantener tal idea, como puso de manifiesto un estudio publicado hace unos años por el departamento de Salud Pública de la Universidad de Helsinki. Así pues, ¿qué podemos hacer para mantener los resfriados a raya?

–Cuidado con los pies. Un consejo clásico de las abuelas, pero que raramente venía acompañado por su explicación científica (que la hay): una investigación llevada a cabo en el Common Cold Centre de la Universidad de Cardiff descubrió que, por ejemplo, meter los pies en un barreño de agua fría llegaba a duplicar las posibilidades de padecer un resfriado, algo que comprobaron tras someter a dicha prueba a un grupo de 90 estudiantes. Sin embargo, el grupo de científicos matizaba que quizá, simplemente, el agua helada habría hecho aflorar los síntomas de una enfermedad que ya s encontraba presente pero aún no se había manifestado.

 

–Lávate las manos. Conviene recordarlo una vez más: los constipados y la gripe se contagian por contacto directo. Y no vale con mojarse simplemente las manos y secárselas rápidamente, sino que hay que frotarlas bien, con jabón, y al menos durante 20 segundos. Puede ser tedioso, pero también marcar la diferencia. Un célebre experimento realizado por la Marina de Estados Unidos puso de manifiesto que después de obligar a los soldados a lavarse las manos cinco veces al día se había conseguido reducir la incidencia del resfriado en nada menos que un 45%.

 

–No te toques la cara. Los ojos, la nariz y la boca son las zonas del cuerpo más sensibles para la entrada de organismos perniciosos. La tendencia de los niños a tocarse el rostro hace que sean blancos fáciles para este tipo de bacterias, y por eso suelen pasar más tiempo resfriados que los adultos. Además, los pequeños son más contagiosos que los adultos durante los dos primeros días de enfermedad.
–No te estreses. Un hombre estresado es la víctima perfecta de las bacterias del resfriado. Cuando estamos más nerviosos de lo habitual, nuestro sistema inmunológico comienza a debilitarse y la producción de interleucinas comienza a descender. Un estudio publicado este mismo año en Proceedings of the National Academy of Sciences señalaba que el estrés crónico provocaba que el resfriado fuese más fuerte y más difícil de curar. “Los síntomas de un resfriado no están causados por un virus, sino por la respuesta inflamatoria a la infección”, recordaba Sheldon Cohen, responsable de dicha investigación.

 

El alcohol ataca al sistema inmunológico

–No estornudes en tus manos. La reacción más habitual es la de taparse la boca con las manos cuando estornudamos, pero es la mejor manera de propagar nuestras bacterias y contribuir al contagio de cualquiera que vaya a estrechar nuestras manos. Es preferible estornudar en nuestras mangas, o aún mejor, en un clínex. En su defecto, pide a los que te rodean que hagan lo propio, o se protejan la boca con un pañuelo (que ha de ser tirado a la basura inmediatamente) para que no te contagien la enfermedad.

–Descansa. De igual manera que es importante estar relajado, gozar de las horas de sueño suficientes es esencial para mantenernos fuera del alcance de los resfriados. La razón vuelve a ser la protección de nuestro sistema inmunológico, que es la principal defensa frente a este tipo de infecciones. Ya no se trata sólo de escapar del resfriado común, sino también de muchas otras enfermedades.

–No fumes ni bebas. Los fumadores tienen más posibilidades de caer en los brazos del resfriado y de la gripe, como señalan las estadísticas, así como de agravar sus síntomas a través de la inflamación de la garganta. Por su parte, el alcohol ataca al sistema inmunológico que protege nuestro organismo, deshidrata nuestro cuerpo y favorece la aparición de infecciones.
–Cuidado con los espacios cerrados. Hospitales, aeropuertos y transportes públicos atestados. Estos son tres de los lugares donde es más posible pillar un resfriado, ya que en ellos, la concentración de gente es muy alta y la posibilidad de contagio, mucho mayor. Así que, aunque el frío parezca el principal causante de estas dolencias, es preferible salir a la calle a tomar el aire que exponerse al contagio en lugares abarrotados.

 

Los antibióticos pueden ser contraproducentes

 

–No confíes en los antibióticos. Aunque jamás deberíamos automedicarnos bajo ninguna circunstancia, tenemos que recordar que los antibióticos acaban con las bacterias y no con los virus, por los que presionar al médico para que nos los proporcione no sólo es inútil, sino contraproducente, ya que puede terminar con las bacterias que forman parte de nuestras defensas.

–Come ajo y yogur. El ajo es un alimento que protege nuestro sistema inmune de un gran número de infecciones bacterianas, en concreto, gracias a componentes como el alicín, el ajoene y los tiosulfinatos. Por su parte, el yogur ayuda a las bacterias positivas que son las que crean los glóbulos blancos que nos protegen.

 

El zinc puede ayudar (pero ten cuidado). Un estudio publicado el pasado año ponía de manifiesto que el consumo de suplementos de zinc podía prevenir el constipado, pero ello no quiere decir que debamos lanzarnos a consumirlo sin tomar precauciones, ya que aún no se ha llegado a un acuerdo sobre cuál es la dosis indicada. Además, pueden hacer daño al estómago y causar efectos secundarios como las náuseas. El efecto que provoca este mineral, según las más recientes investigaciones, es que impide la entrada del organismo en nuestro cuerpo y, posteriormente, evita su reproducción. Por ello mismo, se señala debe ser consumido durante las primeras 24 horas de la enfermedad, con el objetivo de acortar la duración de la enfermedad.

En estos días de lluvia y clima frío en alguno países de latinoamericana es recomendable seguir estos pequeños tips que nos ayudaran evitar un resfriado común, y no Aumentes El Riesgo.

Fuente: www.elconfidencial.com

 

 

 

 

Beneficios del ejercicio durante el Embarazo

710beca93e24d1e155ad44d24759992c.jpg

El embarazo es una etapa especial e importante para las mujeres. Son son nueve largos y ansiosos meses en donde la mujer embarazada vive una serie de cambios físicos, hormonales y en general, la vida les cambia por completo. El común denominador durante el embarazo supone cansancio y malestar durante el primer trimestre, las nauseas matutinas y el constante sueño se mantienen hasta que, al rededor de la semana 13 cuando comienza el segundo trimestre, los malestares suelen desaparecer o aplacarse y el cuerpo se llena de nuevo de energía. Con el tercer trimestre se acerca el final del embarazo y el tamaño de la barriga de la embarazada trae inevitables malestares físicos así como cansancio.

El embarazo es una etapa donde los cambios se viven progresivamente y hay que vivir cada período del mismo paso a paso, semana a semana, buscando siempre la salud y el bienestar tanto del bebé que se está formando como de la madre. Hay muchos factores que ayudarán a la embarazada a llevar un embarazo saludable y enérgico como la ingesta diaria de las vitaminas pre-natales, la alimentación e hidratación, el sueño y la actividad física. Si bien hay malestares inevitables, cumplir con estos aspectos de forma adecuada en la rutina diaria ayudan a llevar un mejor embarazo e incluso a evitar complicaciones en el mismo.

ejjerc.jpg

La gestación y preparación para la llegada de un hijo es un período muy importante en el que hay que informarse y tomar en cuenta muchas cosas, empezando con acudir al médico con la frecuencia necesaria y hacer caso a sus indicaciones. Sin embargo, en esta ocasión se indagará en el tema del ejercicio durante el embarazo. Está comprobado que ejercitarse durante el embarazo  brinda una serie de beneficios a la madre en espera pero los mismos deben realizarse con precaución, de forma adecuada y con la aprobación y supervisión del médico tratante.

Entre los principales beneficios encontramos:

  • La embarazada tiene más energía durante el embarazo e incluso disminuyen algunos ejerc.jpgmalestares.
  • La embarazada estará   mejor preparada para las exigencias físicas que requiere el trabajo de parto y la futura labor de madre.
  • Los ejercicios cardiovasculares moderados ayudan a mantener una buena circulación, evita la aparición de varices y la hinchazón por retención de líquido.
  • Alivia los dolores de espalda que involucran el crecimiento de la barriga y mejora la postura al mantener los músculos del cuerpo activos y tonificados.
  • Previene el deterioro de las articulaciones (que tienden a aflojarse durante el embarazo a causa de los cambios hormonales)
  • Ayuda a dormir mejor y disminuir la sensación de estrés y ansiedad.
  • Ayuda a regular el aumento de peso.
  • Mejora el estado de ánimo.
  •  Acelera la recuperación de la figura con más facilidad después del parto.
  • Reduce el  riesgo de tener complicaciones como la pre-clampsia o la diabetes gestacional.

ejercc.jpgEl ejercicio durante el embarazo tiene algunas metas distintas al de una mujer en condiciones normales quien por lo general, además de bienestar, busca tener la figura ideal y para lo mismo establece exigencias altas. El embarazo no es el momento de tratar de perder peso ni de empezar a practicar ejercicios  de alto impacto porque puede ser perjudicial. Cualquiera sea el tipo de ejercicio debe realizarse en un nivel moderado y es clave prestar atención a las señales que envía el cuerpo. Entre los ejercicios más comunes y recomendados están: caminar, nadar, bailar, yoga y pilates, aerobics de bajo impacto y estiramiento. Se recomienda a sí mismo evitar ejercicios de alto riesgo e impacto como el  trote, abdominales o cualquier ejercicio que involucre mucho peso o impacto. De igual forma, el tipo y la intensidad del ejercicio puede variar según la etapa del embarazo, ya que el cuerpo va marcando sus propias pautas y límites.

El bienestar y desarrollo del bebé depende de como la madre lleva su embarazo, por eso, si la madre está bien el bebé también lo estará .

Lleva un embarazo saludable, ejercítate y…No aumentes el riesgo!

PD: Si estás embarazada, recuerda la importancia de contar con una póliza de maternidad HCM para contar con el respaldo y la cobertura de los gastos que implican tanto el embarazo como el parto del bebé.

Pausas activas en el trabajo

El trabajo en oficina se realiza en un promedio mundial de ocho (8) horas diarias, cinco (5) zendías de la semana, frente a un computador, en espacios cerrados. Sin embargo, algunas empresas y modelos de negocio han migrado al trabajo freelance realizado desde casa, con horario flexible pero igualmente frente a un computador u otro dispositivo electrónico. Se ha comprobado que ambos modalidades resultan efectivas y productivas dependiendo del modelo de negocios y el tipo de empresa.

Es responsabilidad de las empresas encargarse de la salud y el bienestar de sus empleados mientras realizan sus responsabilidades laborales. En el caso de trabajo en oficina el departamento de Gestión Humana debe encargarse de que cada empleado tenga el espacio y las condiciones óptimas y para los trabajadores freelance queda a su propia responsabilidad. La OMS y la OIT han decretado obligatoria la necesidad  de que todas las empresas promuevan durante la jornada laboral pausas activas para todos los empleados.

Las pausas activas consisten en breaks periódicos cada dos o tres horas donde los trabajadores realicen en aproximadamente diez minutos ejercicios de estiramiento, respiración y relajación para revitalizar la energía del cuerpo y la mente. Después de un tiempo de trabajar diariamente en los mismos roles, las personas comienzan a reportar molestias y dolores que deben solucionarse y pueden ser evitadas a través de las pausas activas. Este tiempo es además productivo para que los trabajadores tomen un descanso, socialicen y se despejen, tomando en cuenta que son personas y no máquinas.

Existen muchas técnicas para realizar las pausas activas y todas son efectivas, lo importante es tomarse el tiempo para hacerlas. Esta infografía es un ejemplo:

infog2

Las pausas activas y los breaks laborales son un beneficio tanto para la empresa como para cada empleado, puesto que promueve el bienestar y la salud y brinda mejor productividad y rendimiento en las cuestiones laborales. Son un beneficio pero también requieren de la voluntad, tiempo y responsabilidad de cada persona cumplir con las mismas. Tomarse unos minutos al día regularmente  no significa perder el tiempo sino ganar tiempo más productivo.

Realiza pausas activas en el trabajo y…no aumentes el riesgo!