EL SEGURO MULTIRIESGO: A LA ESPERA DE LA GOTERA

Si tu casa es del montón; si no es ni muy grande ni muy pequeña, ni muy céntrica ni muy periférica, ni muy cara ni muy barata y, además, hace más de nueve años que tuviste una gotera, que sepas que las estadísticas del seguro multirriesgo te están aconsejando que mires más al techo, al suelo y a las paredes.

Desde luego que es probable que no pase nada. Muchas veces es así. También hay gente que tiene dos o tres goteras en mucho menos de nueve años. Los datos del seguro no son capaces de decir cuándo vas a sufrir tú un percance; pero sí son capaces de calcular cuándo es estadísticamente más probable que ocurra.

Los percances que asegura el seguro multirriesgo en casas, comercios e industrias son evitables con una buena prevención, pero siempre conllevan una proporción de fatalidad (o de descuido de los vecinos), que son las que hacen que, en muchos de estos lugares, los problemas acaben por presentarse.

El seguro acopia toda esa información y con los datos es capaz de describir cuál es la frecuencia de percances en una vivienda, comercio o industria medios. Puedes tomarte estas cifras como un elemento de comparación para ver si las cosas en tu casa, comercio o establecimiento industrial están yendo bien las cosas, o sin embargo van como la rana.

Percances más comunes protegidos por los seguros multirriesgo

Los datos del seguro multirriesgo nos cantan, como te decíamos antes, que la frecuencia media de goteras en casas es una cada nueve años. La frecuencia de rotura de cristales (normalmente ventanas) tarda el doble en producirse; pero si te fijas en las cifras de los comercios verás que en éstos la probabilidad de una gotera es parecida, pero la de cristales es mucho más elevada. Tal vez porque los comercios suelen tener esa cosa llamada escaparate (si pones un escaparate en tu hogar, es porque eres un sobrado).

Como han pasado a la Historia los tiempos de los cables forrados de tela y las instalaciones eléctricas hechas en las casas a la remanguillé; como hoy todos o casi todos tenemos interruptores, fusibles y todas esas cosas de las que tu cuñado dice que entiende mucho, la frecuencia media de accidentes eléctricos es, o nos parece a nosotros, bastante baja: en casas, uno cada 27 años, bastante menos tiempo en los comercios, probablemente por todo el rato que tienen encendidas las luces.

Las industrias, por último, son especialmente sensibles a la avería de maquinaria, mayormente porque suelen tener maquinaria, cosa que en las casas, salvo megafrikis del bricolaje, no suele pasar.

Recuerda siempre tener Riesgo Mínimo.

Fuente: www.estamos-seguros.es

Aumentan a Bs. 350.000 monto máximo de créditos para vivienda por Faov

Publicado en www.descifrado.com

Viviendas-300x225

El Ministerio para Vivienda y Hábitat publicó las nuevas condiciones de financiamiento que regirá el otorgamiento de créditos para la adquisición, autoconstrucción, ampliación y mejoras de vivienda principal, con recursos provenientes de los fondos de ahorros para viviendas.

El nuevo esquema está contenido en la resolución número 12 del despacho dirigido por Ricardo Molina, publicada en la Gaceta Oficial 40.137, de fecha 1º de abril de 2013, que circuló este martes.

Entre las decisiones más resaltantes está el aumento a 350.000 bolívares en el monto máximo de los créditos otorgados con recursos del Fondo de Ahorro Obligatorio para la Vivienda (Faov) y el Fondo de Ahorro Voluntario para la Vivienda (Favv) para compra de casa, independientemente del ingreso familiar.

Hasta ahora, la resolución dictada en julio de 2012, y que queda derogada, establecía esa cantidad tope en 300.000 bolívares.

La capacidad crediticia será determinada en función del ingreso de la familia, con las mismas condiciones generales: un máximo de 30 años para pagar y que las cuotas mensuales no superen 35% del ingreso total mensual ni sean menores a 5% del mismo.

Mientras, los préstamos para autoconstrucción, mejoras y ampliación estarán dirigidos a familias con ingresos de entre uno y seis salarios mínimos (entre 2.047,52 y 12.285,12 bolívares).

Los créditos para autoconstrucción serán por un máximo de 205.000 bolívares (hasta ahora eran de 202.500 bolívares), con hasta 20 años para pagar; los de ampliación no podrán ser por más de 140.000 bolívares (eran de 135.000 bolívares), con 15 años para cancelar, y los dirigidos a mejoras de vivienda serán por hasta 84.000 bolívares (el máximo era de 81.000 bolívares), con 10 años de financiamiento.

De igual manera, se precisa que el Órgano Superior del Sistema Nacional de Vivienda y Hábitat puede establecer condiciones específicas y montos distintos para el financiamiento de desarrollos urbanísticos de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), con fondos creados por el Órgano distintos al Faov. La GMVV es la política habitacional del Estado.

Si quiere leer artículo de su fuente, haga click aquí