EL SEGURO MULTIRIESGO: A LA ESPERA DE LA GOTERA

Si tu casa es del montón; si no es ni muy grande ni muy pequeña, ni muy céntrica ni muy periférica, ni muy cara ni muy barata y, además, hace más de nueve años que tuviste una gotera, que sepas que las estadísticas del seguro multirriesgo te están aconsejando que mires más al techo, al suelo y a las paredes.

Desde luego que es probable que no pase nada. Muchas veces es así. También hay gente que tiene dos o tres goteras en mucho menos de nueve años. Los datos del seguro no son capaces de decir cuándo vas a sufrir tú un percance; pero sí son capaces de calcular cuándo es estadísticamente más probable que ocurra.

Los percances que asegura el seguro multirriesgo en casas, comercios e industrias son evitables con una buena prevención, pero siempre conllevan una proporción de fatalidad (o de descuido de los vecinos), que son las que hacen que, en muchos de estos lugares, los problemas acaben por presentarse.

El seguro acopia toda esa información y con los datos es capaz de describir cuál es la frecuencia de percances en una vivienda, comercio o industria medios. Puedes tomarte estas cifras como un elemento de comparación para ver si las cosas en tu casa, comercio o establecimiento industrial están yendo bien las cosas, o sin embargo van como la rana.

Percances más comunes protegidos por los seguros multirriesgo

Los datos del seguro multirriesgo nos cantan, como te decíamos antes, que la frecuencia media de goteras en casas es una cada nueve años. La frecuencia de rotura de cristales (normalmente ventanas) tarda el doble en producirse; pero si te fijas en las cifras de los comercios verás que en éstos la probabilidad de una gotera es parecida, pero la de cristales es mucho más elevada. Tal vez porque los comercios suelen tener esa cosa llamada escaparate (si pones un escaparate en tu hogar, es porque eres un sobrado).

Como han pasado a la Historia los tiempos de los cables forrados de tela y las instalaciones eléctricas hechas en las casas a la remanguillé; como hoy todos o casi todos tenemos interruptores, fusibles y todas esas cosas de las que tu cuñado dice que entiende mucho, la frecuencia media de accidentes eléctricos es, o nos parece a nosotros, bastante baja: en casas, uno cada 27 años, bastante menos tiempo en los comercios, probablemente por todo el rato que tienen encendidas las luces.

Las industrias, por último, son especialmente sensibles a la avería de maquinaria, mayormente porque suelen tener maquinaria, cosa que en las casas, salvo megafrikis del bricolaje, no suele pasar.

Recuerda siempre tener Riesgo Mínimo.

Fuente: www.estamos-seguros.es

¿CÓMO SON LOS CLIENTES DE SEGUROS DE VIDA?

En este mundo, es obvio, hay gente que compra seguros de vida, y gente que no. Las motivaciones de quienes no lo hacen son muy variadas, como lo son también de los que deciden dar el paso. El sector asegurador, obviamente, sabe mucho más de las personas que adquieren sus productos. Aquí te vamos a contar algunas cosas que sabemos sobre los clientes de seguros de vida.

La primera cosa que podemos contarte es que el cliente de seguro de vida cada vez quiere estar más protegido. La protección de un seguro de vida es el capital contratado que se recibirá cuando ocurra el evento previsto en la póliza (sea la muerte, o la jubilación). Y los datos muestran que cada vez se asegura más. Tanto hombres como mujeres, a lo largo de los últimos años, han ido aumentando el capital medio asegurado en sus contratos.

Siempre se ha dicho que el matrimonio (y la descendencia) son momentos muy importantes a la hora de pensar en asegurar la vida, y los datos parecen confirmarlo, pues prácticamente la mitad de los clientes de seguros de vida están casados. En todo caso, el dato interesante para los sociólogos probablemente sea el elevado papel que juegan en el aseguramiento las personas que no están ni solteras ni casadas (separados, divorciados y viudos).

¿Y cuál es la edad de estos clientes de seguros de vida?

¿Y la edad? Siempre se ha dicho que hay que ser mayor para preocuparse por el seguro de vida. No es tan verdad. Casi uno de cada cuatro clientes de seguros tiene menos de 34 años, y si miramos por debajo de los 44 nos encontramos a un poquito más de la mitad.

Estos datos demuestran una cosa: en realidad, comprador de seguro de vida se puede ser en cualquier circunstancia; cualquiera que sea tu sexo, tu condición personal o tu edad. El seguro de vida, en realidad, es un conjunto muy amplio de productos que ofrece soluciones de ahorro en el tiempo, así como de prevención para los tuyos si ocurre algo inesperado. Conforma una plataforma de protección integral que, adecuadamente combinada, provee de elevados niveles de seguridad. Que es, lógicamente, de lo que se trata.

Recuerda, no aumentes el riesgo.

Fuente: www.estamos-seguros.es

Puntos Claves al Contratar una Póliza de Salud Individual

Si hay algo en que nos destacamos los venezolanos es en no leer manuales. Compremos un carro, un celular o una laptop sencillamente no nos molestamos en leer los manuales ni seguir instrucciones. El caso de los seguros no es nada distinto.

Los seguros se rigen por un contrato que se conoce como condicionado, que, según define el Diccionario Mapfre, “se refiere a la póliza, es decir, a las condiciones generales y particulares de la misma. “

rp_blog_1

Como sé que a la gran mayoría le va a fastidiar leerse un condicionado completo le voy a dar una pequeña guía o consejos de lo que debe mirar al momento de contratar una póliza de salud individual:

En primer lugar chequee el Cuadro Póliza donde debe verificar bien:

  • Nombre, Cédula de Identidad y Fecha de Nacimiento de los asegurados
  • Monto de la cobertura contratada
  • Deducible contratado
  • Otras coberturas contratadas y servicios que ofrece la póliza como pueden ser:

Maternidad
Servicio Odontológico
Servicio Oftalmológico
Atención Médica Primaria
Entrega de Medicamento
Funerario
Atención Médica Domiciliaria
Asistencia en Viaje

Después de haber verificado lo anterior debe leer en el condicionado lo siguiente en las condiciones particulares de la póliza:

  • Qué ampara la póliza
  • Plazos de espera para tener cobertura de ciertas patologías y/o enfermedades
  • Exclusiones temporales
  • Exclusiones de la póliza
  • Como tramitar los siniestros sean por Carta Aval o Reembolso

Quiero aprovechar de recordarle a mis lectores que el sector asegurador está regulado por la Superintendencia de Seguros y cada condicionado de cada compañía de seguro ha sido previamente aprobado por este organismo. Más de una vez me ha tocado lidiar con un asegurado que se queja porque los contratos de seguros tienen letras chiquitas y yo siempre les digo lo mismo: No hay letra chiquita el problema es que no leemos y si no leemos, no sabemos y nos toca enterarnos cuando el siniestro ocurre.

Seamos precavidos y empecemos a leer los condicionados y así evitaremos pasar malos momentos y sorpresas cuando menos lo necesitamos.

 

El seguro latinoamericano creció un 9,7% en el primer semestre de 2013 tras consolidar su crecimiento en 2012

Extraído de www.redcumes.com

Los ingresos por primas del seguro latinoamericano crecieron a un ritmo del 9,7% en el primer semestre de 2013, al alcanzar los 66.065 millones de euros. Los datos pertenecen al informe El mercado asegurador latinoamericano 2012-2103, elaborado por el Instituto de Ciencias del Seguro de Fundación Mapfre, en el que se resalta que de nuevo se mantiene la tendencia al crecimiento, aunque con cierta desaceleración si se compara con el primer semestre de 2012, cuando las primas aumentaron un 19,1%.

En 2012, todos los países del mercado latinoamericano, salvo Puerto Rico y Guatemala, cerraron el ejercicio con crecimientos nominales del volumen de primas en moneda local. En muchos de ellos los avances fueron de dos dígitos.

Las aseguradoras latinoamericanas obtuvieron un resultado neto en 2012 de 9.823 millones de euros, el 15,3% más que un año antes. En porcentaje, los mayores incrementos se registraron enChile (151,5%) y Colombia (100,9%). Las ganancias en Brasil (5.364 millones) descendieron un 0,5% como consecuencia de la siniestralidad y la caída del resultado financiero.

RP_139

Tips al momento de comprar un seguro

Man's Hands Signing Document

Cuando contratamos un seguro, realmente estamos comprando algo que nunca desearíamos utilizar.  Al momento del  siniestro es el momento cuando descubrimos si lo que tenemos es realmente lo que necesitamos.  Por eso es tan importante pensar junto a su asesor de seguro, cuáles son sus necesidades, que alternativas hay y el costos de las mismas. Aquí les dejo algunos tips que espero que los ayude:

Decida cuánto seguro necesita

Hay dos formas de proteger su patrimonio.  Invertir lo que tiene midiendo los riesgos y contratar los seguros que necesite para cubrir los riesgos.  Esto es cierto tanto desde el punto de vista personal como para su empresa.  Tome unos minutos y siéntese a hacer una lista de sus activos, sus pasivos y no olvide que el principal activo es usted y su familia. Luego colóquelos en orden de prioridades.  Después  comparta con su asesor de seguros su lista y sus inquietudes.

Compare alternativas

Siempre exija a su asesor  evaluar varias alternativas.  No todas las compañías por más buenas que sean, siempre son la mejor alternativa en todos los ramos y no necesariamente, la más barata es la mejor.  Hay que comparar coberturas, deducibles,  servicios, respaldo patrimonial y primas.

Entienda lo que está comprando

Nunca pierda de vista que el seguro es un contrato, lleno de tecnicismos. Puntos importantes  a considerar al momento de contratar:

  • Quién y/o qué tiene cobertura
  • Qué exclusiones o limitaciones tiene la póliza
  • Cuándo empieza y termina la cobertura
  • Cuánta cobertura tengo
  • Cuál es el costo o prima a pagar por dicha cobertura
  • Qué debo hacer al momento de un siniestro

Siempre consulte cualquier duda que tenga con tu asesor antes de contratar el seguro.

Evalúe periódicamente sus necesidades en seguro

Como su vida cambia, sus necesidades de seguro también.  Tome en consideración los siguientes aspectos:

  • Se va a casar o divorciar
  • Está haciendo familia
  • Está alquilado o comprando un apartamento
  • Está comprando un carro
  • Sus hijos están entrando a la universidad
  • Está comenzando un Nuevo trabajo o arrancando  un nuevo negocio
  • Comprando o vendiendo un negocio
  • Cuál es su responsabilidad profesional
  • Se está retirando

Haga trabajar sus pólizas de seguro para usted revisando periódicamente sus coberturas y sus necesidades.

Espero que sea de utilidad esta guía. Comience hoy y proteja a su familia y lo que tanto le ha costado construir en su vida.